Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Movilh demanda a empresa de Transatiago por censurar campaña sobre derechos de la diversidad sexual

por 26 mayo 2010

Movilh demanda a empresa de Transatiago por censurar campaña sobre derechos de la diversidad sexual
La acción legal fue interpuesta ante el Juzgado de Policía Local de Santiago, donde el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, precisó que Subus rechazó la campaña por considerarla “demasiada explícita” y “problemática” a raíz de que incluía un beso gay.

Con el patrocinio del abogado Alfredo Morgado, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentó hoy dos demandas contra la empresa Subus del Transantiago, luego de que esta se negara a difundir en sus buses una inédita campaña para promover la ley contra la discriminación, el matrimonio entre personas del mismo sexo y las uniones civiles, en el marco del Bicentenario de Chile.

La acción legal fue interpuesta ante el Juzgado de Policía Local de Santiago, donde el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, precisó que Subus rechazó la campaña por considerarla “demasiada explícita” y “problemática” a raíz de que incluía un beso gay.

El aviso que iría en los buses, y que se suma a otras gigantografías de la inédita campaña ya instaladas desde el pasado 11 de mayo en Plaza Italia y el Paseo Ahumada, incluye a una pareja de adultos mayores y a otra gay besándose atrás, bajo la frase “Porque tenemos principios combatimos la discriminación. Estamos a la altura del Bicentenario”.

A juicio del Movilh la censura a la campaña “denigra los derechos humanos de un sector social sólo por ser distinto a la mayoría, violentando la ley del consumidor, así como la libertad de expresión, manchándose al país como conjunto”.

“Esta brutal discriminación impide la promoción de valores de respeto a la diversidad y ubica a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales como ciudadanos de segunda categoría, situación que merece el repudio nacional y de toda institución o persona comprometida en forma integral con el respeto a los derechos humanos y el principio de no exclusión arbitraria”, redondeó el movimiento de la diversidad sexual.

En la querella infraccional presentada hoy se alega que Subus vulneró los artículos 3 y 13 de la Ley de  Protección de los Derechos de los Consumidores N° 19.496. Mientras el primero establece como uno de los derechos básicos “el no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios”, el segundo añade que  “los proveedores no podrán negar injustificadamente la venta de bienes o la prestación de servicios comprendidos en sus respectivos giros en las condiciones ofrecidas”.

“Deducimos, de la escueta respuesta del proveedor demandado, que el rechazo a considerarnos como consumidores de su producto publicitario, se explica por la parte de la gráfica en que aparecen dos hombres besándose en la boca”, explica la querella, tras agregar que “llama la atención la discriminación arbitraria de la empresa, a pocos meses de una elección presidencial en que todos los candidatos se hicieron eco de los llamados a evitar la discriminación que acusamos, usando parejas homosexuales en sus respectivas campañas.

“La infracción reseñada ha ocasionado un perjuicio evidente al Movilh, al frustrar una campaña destinada a difundir entre la ciudadanía el sentir de muchas personas que no están de acuerdo con la discriminación por orientación sexual, a sensibilizar acerca del dolor que dichas conductas discriminatorias producen en los afectados e impulsar un cambio en el comportamiento de los ciudadanos hacia las minorías sexuales”

Junto a la querella infraccional el Movilh demandó una indemnización de perjuicios por la suma de 10 millones de pesos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes