Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Según oficio firmado por jefa de gabinete de Mañalich

Minsal congela recursos para apoyar enfermedades de alto costo

por 20 julio 2010

Minsal congela recursos para apoyar enfermedades de alto costo
El Fondo de Auxilio Extraordinario, que entrega aportes económicos para enfermedades de tratamientos muy caros y que no son resueltas por el sistema público de Salud, como el caso de los menores con tirosinemia, no asignará más aportes en 2010. Ni siquiera a los casos que están a la espera. La medida, justificada por falta de recursos, afecta a personas que no tienen otra alternativa para seguir con sus tratamientos. Para muchos es un asunto de vida o muerte.

Un millón 800 mil pesos cada 21 días es lo que Laura Sepúlveda, de 52 años, debe pagar para poder acceder al único medicamento que le permite aumentar su tiempo y calidad de vida. Aquejada de un agresivo cáncer mamario, el año pasado logró que a través del Fondo de Auxilio Extraordinario del ministerio de Salud (Minsal) le financiaran tres ciclos de la medicina.

Pero ya no cuenta con ese financiamiento, por lo que desde hace un mes y medio ya no sigue con el tratamiento. Si no lo hace, sus expectativas de vida son de unos seis o siete meses. “Simplemente me muero no más. Tengo cinco hijos que dependen de mí, así que estoy desesperada”, explica Laura.

Aunque ya ha elevado varias solicitudes a las autoridades de Salud, la última respuesta que recibió por parte de Fonasa el lunes pasado, fue que todo dependía de lo que dijera el ministro de Salud, Jaime Mañalich, “pero si dice que no, para mi no habría medicina”.

No es la única. Son varias las mujeres con este tipo de cáncer que durante varios años han liderado una cruzada para obtener recursos y poder continuar con vida. Pero lo más probable es que la respuesta sea negativa.

Fondo de Auxilio Extraordinario congelado

El 30 de junio pasado, un oficio firmado por la jefa de gabinete de Jaime Mañalich, Angélica Altamira, al que tuvo acceso El Mostrador, advirtió a los directores de los servicios de Salud del país que el Fondo de Auxilio Extraordinario, de donde se sacan recursos para este tipo de situaciones, no dispone de fondos para continuar asignando aportes. “Tanto a los casos que están a la espera en este ministerio, como aquellos que se encuentren en proceso de envío desde los establecimientos”.

Otra suerte corrió la pequeña María de los Ángeles Cerda, de 9 años, que sufre de pubertad precoz. En su caso, si no se inyecta una hormona especial no continuará creciendo como una niña normal.

El objetivo del fondo, que es discrecional y de exclusiva responsabilidad del ministro de Salud, es entregar aportes  económicos para resolver temas de enfermedades de alto costo a personas de situación socioeconómica vulnerable. En palabras simples, se recurre a él cuando una persona que se atiende en el sistema público ha recurrido a todas las instancias para acceder a un tratamiento y no lo ha conseguido, ya sea porque los medicamentos no están contemplados por el AUGE, o Fonasa sólo cubre una parte y el costo es muy alto.  O bien porque son tratamientos experimentales que no están contemplados.

Varias de estas situaciones afectan a menores. Como el caso de los 9 niños con tirosinemia denunciado en junio por este medio. De hecho, la actual situación de desfinanciamiento del fondo estaría ligada a que el 36 por ciento del presupuesto anual se utilizó para subsidiar el 80 por ciento de los costos que deben enfrentar estas familias.

Otra suerte corrió la pequeña María de los Ángeles Cerda, de 9 años, que sufre de pubertad precoz. En su caso, si no se inyecta una hormona especial no continuará creciendo como una niña normal. En enero, su familia consiguió una solución a través del Fondo Extraordinario, pero hace tres semanas y luego de muchos trámites, su madre, Lidia Vilches, supo que ya no habría recursos para ella. “Así que perdió el tratamiento y lo que es peor le hizo más daño, ya que al detenerlo se adelantará más su pubertad”.

Según el documento que congela la entrega de recursos,  el ítem Asistencia a Prestaciones Complejas del Fondo, ha recibido entre enero y junio de este año 961 solicitudes de aportes, cuyos montos “triplican el presupuesto real del fondo”, que asciende a 1.163 millones de pesos para 2010.

“Por lo anterior -señala el oficio- optimizando enormemente los recursos, a la fecha se han otorgado 462 Auxilios Extraordinarios, por un monto de $ 443.150.062, lo que equivale aproximadamente al 30 por ciento de los montos solicitados para cada usuario”.

Finalmente, se indica que se informará la continuidad de la recepción de solicitudes para 2011, para lo cual “se dispondrá de un protocolo que describe los requisitos, criterios de aprobación y rechazo”.

Enfermos podrían morir

Desde el Ministerio de Salud, explican que junto al oficio se instruyó a los servicios de Salud, a través de un correo electrónico, para resolver los casos que necesitan acceder al Fondo Extraordinario a nivel de las redes sociales locales y establecer coordinaciones que tiendan a enfrentar este tipo de situaciones. Esta solución no contempla inyección de fondos.

“En los casos de especial complejidad y excepcionales, calificados por las direcciones de servicio, podrán ser remitidos a modo de evaluar alternativas de solución”, señala el correo.

Por otra parte, recalcan que la Contraloría General de la República “emitió un informe donde señala, entre otras cosas, una serie de desórdenes en el uso del auxilio extraordinario, por ello se solicitó a los servicios reasignar los montos que no habían sido utilizados”.

Al respecto, el senador Guido Girardi señala que “nunca había sucedido esto con el último instrumento del Minsal para ir en ayuda de personas cuando el resto de las instancias institucionales fallan. Hay que tomar en cuenta además que para que se entreguen recursos de este fondo hay toda una evaluación social: sólo se da frente a casos validados”. Por eso, la medida “deja a mucha gente en la más absoluta indefensión y muestra la deshumanización e indiferencia del Gobierno”.

En tanto, el senador Mariano Ruiz-Esquide, asegura que “esto no debería cortarse de la noche a la mañana: tendremos enfermos que no podrán ser atendidos, con consecuencias graves. Porque esto es un drama y  si no se entregan los medicamentos necesarios podría haber muertes”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes