Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Adjudicada a Virgilio Cartoni, el vendedor de armas favorito de las FF.AA.

Contraloría investiga al general Le Dantec por anomalías en millonaria licitación para fuerzas de paz

por 17 enero 2011

Contraloría investiga al general Le Dantec por anomalías en millonaria licitación para fuerzas de paz
El cuestionamiento se suma al intento de que el Ejército le comprara una casa de “protocolo” por más de US$ 1 millón con amplias “comodidades”. En la institución aseguran que “quiso pasarse de listo” y en La Moneda se hicieron las consultas legales para retirarlo del cargo. La crisis en la cartera de Defensa se inició con la caída de Ravinet la semana pasada y no sólo puede afectar al militar activo, sino también al subsecretario de la cartera, Óscar Izurieta, quien presentó la semana pasada su dimisión.

La Contraloría inició una investigación en contra del general y jefe del Estado Mayor Conjunto, Cristián Le Dantec, luego que la empresa Mar Azul, dedicada a la venta de containers habitables -muy usados por los ejércitos, hospitales y policías-, lo denunciara ante el organismo fiscalizador de cometer irregularidades en el proceso de otorgamiento de una licitación.

De acuerdo a los datos obtenidos por este medio, el recurrente es Patricio Reyes, dueño de la firma, quien reclamó porque a su juicio, sus derechos comerciales fueron arbitrariamente pasados a llevar por Le Dantec, quien adjudicó US$ 9,5 millones a CyM, cuyo dueño es Virgilio Cartoni, el mercader de armas preferido de las FF.AA.

La historia comenzó a principios de 2010, cuando el Estado Mayor Conjunto llamó a licitación por segunda vez -la primera fue declarada desierta-  para la adquisición de este tipo de materiales, los que serían usados en el proyecto Cruz del Sur por los militares chilenos, en una fuerza combinada con Argentina para misiones de paz, iniciativa creada por la ex Presidenta Bachelet y su homóloga Cristina Fernández, en 2008.

De acuerdo a la presentación, Mar Azul fue dejada fuera del concurso por un detalle de carácter formal, pero cuando Reyes reclamó por este hecho, fue nuevamente incluido dentro de la lista de participantes. Sin embargo, ya se habían abierto los sobres con las otras dos propuestas, lo que constituye un hecho al menos anómalo.

El reclamo de Reyes no es un detalle menor, porque la empresa Weather-Heaven pasaba los US$ 14 millones y Cartoni cumplía “exactamente” con los US$ 9,5 que la institución tenía para pagar. La oferta de Mar Azul, en tanto, era sólo US$ 100 mil más cara que la de CyM, pero la inclusión a última hora -dijo una fuente-, se produjo para “mantener las apariencias” de igualdad de los oferentes. Además, la adjudicación se hizo fuera de todos los plazos legales establecidos, según la denuncia de Reyes.

La presentación de Reyes fue ingresada al organismo fiscalizador en julio de 2010 y se espera que en las próximas semanas se conozca la resolución, aunque trascendió que se habrían encontrado algunas irregularidades, por lo que no se descarta la realización de un sumario administrativo. Los pertrechos, en todo caso, ya llegaron a Chile.

La casa nueva

Le Dantec, junto a esta investigación que enfrenta en Contraloría, fue cuestionado recientemente por el intento de comprar una casa de “protocolo” por más de US$ 1 millón, lo que fue rechazado por el organismo fiscalizador a través de un dictamen, hecho revelado por Ciper Chile.

El tema cayó como balde de agua fría en el gobierno, no sólo por el valor de la vivienda, sino por las comodidades exigidas: “pieza de servicio con baño, sala de lavado y planchado, living separado del comedor, comedor principal y comedor de diario, piscina, sala de estar distinta del living, jardín con sistema de riego automático, sistema de calefacción central”, entre otras.

El reclamo de Reyes no es un detalle menor, porque la empresa Weather-Heaven pasaba los US$ 14 millones y Cartoni cumplía “exactamente” con los US$ 9,5 que la institución tenía para pagar.

El documento trascendió la semana pasada, en momentos en que Jaime Ravinet estaba ad portas de presentar su renuncia, luego de una serie de artículos publicados por este diario y los errores “verbales”, relativos a la compra de un puente mecano para el Bío Bío por el que se pagó un sobreprecio de US$ 2 millones, antecedentes que el entonces secretario de Estado se opuso a entregar al Consejo para la Transparencia (CPLT). La compra del viaducto, en todo caso, también es investigada por la Contraloría, luego de la presentación de otro oferente que consideró se cometieron irregularidades en la adquisición.

Tras la salida de Ravinet, también pende de un hilo la continuidad de Le Dantec, no sólo como jefe del Estado Mayor Conjunto, sino también en el Ejército. Lo anterior, se produce porque en la institución sostienen que el criterio de compra para la casa vino de parte del propio general. De hecho, La Moneda solicitó un informe jurídico para ver si las facultades presidenciales permiten la remoción.

Autoría mediata

De acuerdo a una nota publicada por El Mercurio, Le Dantec le propuso al Ejército que comprara la vivienda y que el Ministerio de Defensa le reembolsaría el dinero. También dio las especificaciones, la dirección y el corredor de propiedades que tenía la casa que se ajustaba a sus deseos. Es decir, la tenía vista con anterioridad. Un detalle particular, es que la dueña de la vivienda es la madre del agente de bienes raíces que tiene a cargo la propiedad.

Sin embargo, el Comandante en Jefe, Juan Miguel Fuente-Alba, al conocer del asunto, estimó que algo “olía mal” con la fórmula propuesta por Le Dantec y resolvió que se hiciera por licitación pública, cuyas bases envió a la Contraloría para evitar cualquier problema legal. Dicho y hecho: el organismo fiscalizador la objetó. En el Ejército, aseguran que Le Dantec quiso pasarse de listo, gracias a las buenas relaciones que había establecido con Ravinet.

“Ningún general de división (como es Le Dantec) tiene una casa de esas características. Todos usan los departamentos que el Ejército les entrega en Américo Vespucio. El único que tiene ese beneficio es el Comandante en Jefe, pero se trata de nuestra máxima autoridad, nada más, y la usa sólo cuando llega a esa jerarquía y cuando pasa a retiro la deja”, dijo una fuente militar.

Todo este escenario también tiene muy complicado al subsecretario de Defensa, general (R) Óscar Izurieta. De acuerdo a la información publicada el fin de semana por La Tercera, La Moneda también analiza la posibilidad de sacarlo del cargo. De hecho, el ex uniformado presentó el viernes su dimisión al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, tras la renuncia de Ravinet.

Izurieta no sólo enfrenta este problema, sino que a nivel político también es cuestionado por contratar a ex militares que tuvieron un paso por la DINA y la CNI, tal como publicó este diario el 29 de diciembre pasado, aludiendo al coronel Ítalo Seccattore.

En cualquier caso, ambos problemas serán resueltos por el recién asumido ministro del ramo, Andrés Allamand.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes