Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:04

RN respaldará al UDI Rodolfo Carter

Tras una semana de espectáculo la Alianza llega a acuerdo por La Florida

por 8 marzo 2011

Tras una semana de espectáculo la Alianza llega a acuerdo por La Florida
Luego de una larga reunión que se desarrolló esta mañana en la Fundación Jaime Guzmán, los partidos de la Alianza definieron el futuro de la comuna. Todo pese a que se especula que el concejal podría llegar a ser formalizado por el proceso que se sigue a los involucrados en el incendio de la sede de campaña de la actual diputada Marcela Sabat.

Después de casi una semana en que los partidos oficialistas protagonizaron un verdadero “escándalo” público, como lo definió el senador de la UDI Hernán Larraín, los dirigentes de la derecha cortaron por lo sano, generando un acuerdo que permitiría que el cuestionado concejal gremialista Rodolfo Carter asuma la alcaldía de La Florida.

Comuna clave tanto para RN como para sus socios por ser una de las más grandes de la circunscripción Oriente, electoralmente hablando, pero más para los primeros que pretenden disputarle a Pablo Longueira el cupo senatorial con la figura del alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón. Después de múltiples conversaciones y de un llamado de atención de La Moneda, decidieron poner fin a la disputa.

Así después de una reunión de casi tres horas en la Fundación Jaime Guzmán, los presidentes y secretarios generales de ambos partidos llegaron a un acuerdo de cuatro puntos, que contempla que este jueves los concejales de RN votarán por Carter para alcalde. Segundo, ninguno de los dos partidos se apropiará de la comuna antes de las elecciones municipales, las que serán negociadas junto con las demás en su momento. En tercer lugar, se mandató a los secretarios generales, senador Víctor Pérez (UDI) y Mario Desbordes (RN), para iniciar prontamente la negociación municipal. Por último se acordó iniciar también a la brevedad el proceso de institucionalización de la Alianza.

Hasta último minuto, en la UDI negaban cualquier responsabilidad en la disputa. Y advertían que la negativa de sus socios a apoyar a Carter constituía un conflicto, pero que si esta situación se concretaba en los hechos, en la reunión del consejo municipal del jueves próximo, se convertiría en una crisis al interior de la Coalición. En RN, por su parte, sentían el peso de ser el partido del Presidente de la República y si bien las declaraciones de sus dirigentes eran de un tono bastante alto, en privado optaron por abrirse a negociar.

Para Renovación Nacional era inaceptable el comportamiento de algunos concejales de la UDI que se han negado –dicen en la tienda de Antonio Varas- a trabajar en conjunto con los alcaldes del partido. UN claro ejemplo de ello, afirma un dirigente, es el caso del concejal gremialista en Ñuñoa, José Labbé Castillo –hijo del alcalde de Providencia, Cristián Labbé-, quien rechazaría a priori todos los proyectos de Pedro Sabat, padre de la diputada por el distrito, Marcela Sabat. Algo similar ocurriría en Conchalí y en otras comunas. Por lo que el compromiso que RN pidió a la UDI, para respaldar a Carter, es que Labbé Castillo deje de hostigar a Pedro Sabat y a su gestión en Ñuñoa. Y que por extensión los concejales de la tienda de calle Suecia trabajen en conjunto con los alcaldes de RN en las comunas que corresponda.

Para la UDI estos puntos expuestos por RN no pasan de ser anecdóticos. Aún cuando para sus socios no era menor el verdadero bullyng que algunos concejales gremialistas le hacen a Pedro Sabat en Ñuñoa y a otros alcaldes de la tienda en otras comunas. Al punto que no faltaron los dirigentes de Renovación que festejaban que sus socios hayan debido aceptar sus exigencias. Mismas que no quedan estipuladas en el acuerdo alcanzado esta mañana.

Lo que sí logró RN fue imponer la decisión de que sus aliados no asuman automáticamente que La Florida es gremialista y que en la negociación municipal se le entregue al partido con mayores posibilidades de mantener el cupo para la coalición gobernante. Ello, a partir del hecho de que al inicio de las negociaciones, Renovación había pedido que se le compensara con una comuna de similares características a La Florida, es decir Maipú, pero en la UDI se negaron de plano a repartir comunas antes de la negociación municipal.

Entonces, la pregunta de pero grullo es para qué tanta disputa pública si al final el acuerdo estaba a la mano. Un alto dirigente de la tienda de Juan Antonio Coloma explica que el interés de sus aliados por evitar que la UDI se quedara con La Florida tiene más que ver con la eventual candidatura senatorial del vicepresidente de RN, alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón, que con cualquier otra cosa. En el gremialismo especulan que sumar a La Florida le facilitaría la candidatura al Senado al alcalde que no oculta su interés por competir con el actual senador por la zona, el UDI Pablo Longueira.

En RN asumen que es así. No se molestan en negar que sería bueno para la probable candidatura senatorial de Ossandón tener La Florida con un alcalde del partido. De hecho, el secretario general de la tienda, Mario Desbordes, admite que “es razonable que los partidos se preocupen por lo que va a pasar con estas comunas tan grandes” y de tener un buen piso para sus eventuales candidatos, por lo que no le da particular relevancia a este punto.

Si bien este era un tema importante para ambos partidos, no estuvo en la palestra pública. Ello porque el argumento más fuerte utilizado por RN para no ceder, era el hecho de que Rodolfo Carter fue el jefe de campaña del actual subsecretario de Hacienda, Rodrigo Álvarez (UDI), durante la pasada elección parlamentaria. Y existe un proceso en contra de un grupo de brigadistas, de ese comando, acusado de quemar el de la actual diputada de RN Marcela Sabat.

En todo caso lo que no resulta razonable, para un sector del propio oficialismo, es que el acuerdo haya sido tan simple y se hayan tomado tantos días para concretarlo, dejando en evidencia la debilidad de la coalición para solucionar sus conflictos internos. Ello, dicen en la derecha también tiene una cierta lógica. En RN admiten que era necesario dar una señal interna de que no se iban a dejar pasar a llevar por sus aliados, sobre todo cuando el conflicto con al intendente de Concepción aún no se cierra totalmente. Y, adicionalmente, está el hecho de que en RN están convencidos de que Carter será formalizado y en la UDI lo descartan de plano.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes