Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:37

Cecilia Morel recibió millonaria donación de Endesa, socia de HidroAysén

El clima de sospechas se instala tras la renuncia del director del SEA de Aysén

por 29 abril 2011

El clima de sospechas se instala tras la renuncia del director del SEA de Aysén
Eduardo Lagos argumentó que su dimisión se trataba de motivos personales, sin embargo, y después de su silencio, las especulaciones sobre su retiro pueden ser más piedras en el zapato para el megaproyecto energético. Paralelamente, algunos de los que tienen que votar la decisión han sido impugnados por los grupos ambientalistas por conflictos de interés y declaraciones previas a favor de la iniciativa.

La renuncia del director del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la XI Región, Eduardo Lagos Reyes, quien escribió una carta presentando su dimisión el miércoles en la tarde, se convirtió en una nueva piedra en el zapato para Colbún y Endesa –las empresas propietarias del proyecto–. No porque signifique detener los plazos estipulados para aprobar o rechazar las represas, sino porque en la recta final, la sensación de una guerra de presiones se ha instalado.

La semana pasada el secretario regional ministerial de Salud de Aysén, Claudio Vallejos, acusó en El Mercurio que sobre los integrantes de la comisión que deberá votar la viabilidad ambiental del proyecto HidroAysén –a la que también pertenece– habían aumentado las presiones. “Me siento protagonizando la película 'Los doce del patíbulo'. En la región tenemos grupos que ocupan el mismo guión. Igual que en ella, tratan de convencer a la comunidad que de un pequeño y frágil grupo de personas depende el futuro de la región”, dijo Vallejos.

Lagos no entregó más razones de su salida a parte de las que escribió en el papel; es decir, motivos personales. “Nosotros vamos a seguir trabajando de la misma forma y con los mismos plazos”, señaló Rodolfo Rivero, quien lo subrogó en el cargo. Sin embargo, las sospechas de que estas presiones desde los ambientalistas hubiera gatillado la salida de Lagos se deslizaron ayer en varios medios de prensa, poniendo aún más tensión al proceso de aprobación del proyecto energético más grande y polémico que se levantaría en Chile y que debe ser definido antes del 17 de mayo.

Las mismas sospechas crecieron entre los opositores al proyecto. Según Marcelo Castillo, abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), existen “antecedentes fundados de que hay varios servicios que han cambiado los informes que se entregaron al servicio de evaluación ambiental para favorecer el proyecto HidroAysén. Nos parece que son irregularidades administrativas, pero en algunos casos pueden ser constitutivos de delito. Especialmente hablamos de prevaricación administrativa”.

De acuerdo a Castillo, van a ejecutar distintas “acciones contra los servicios públicos, porque se está violando la ley y atentan contra el estado de derecho y la igualdad ante la ley. En ese contexto, nosotros creemos que el director del SEA renunció por haber tenido conocimiento de ésta o de otras irregularidades”, señaló Castillo.

El silencio

El silencio de Lagos sobre su renuncia, se ha extendido a la empresa y a otros servicios clave, como la Intendencia. Pilar Cuevas, intendenta regional, es quien preside la comisión que deberá votar si se aprueba, rechaza o se aprueba con condiciones el proyecto que logró la evaluación sin reparos del 68% de los servicios públicos. Nadie ha explicado el alejamiento del funcionario en momentos clave para el futuro del proyecto, a parte de mencionar “motivos personales”. Cuevas  sólo descartó retrasos en la evaluación de HidroAysén y también rechazó la campaña que desplegaron grupos opositores con fotografías y teléfonos de quienes tienen que votar.

Junto con las manifestaciones de los ciudadanos que se oponen al proyecto hidroeléctrico, han aparecido también gestos que han despertado suspicacias. La Fundación Endesa realizó un aporte de un millón de euros a la Iniciativa Desafío Levantemos Chile, con el objetivo de reconstruir seis jardines infantiles de Fundación Integra que resultaron afectados por el terremoto y tsunami.

Junto con las manifestaciones de los ciudadanos que se oponen al proyecto hidroeléctrico, han aparecido también gestos que han despertado suspicacias. La Fundación Endesa realizó un aporte de un millón de euros a la Iniciativa Desafío Levantemos Chile, con el objetivo de reconstruir seis jardines infantiles de Fundación Integra que resultaron afectados por el terremoto y tsunami. La ceremonia se llevó a cabo en La Moneda  y estuvieron presentes Cecilia Morel, en su calidad de presidenta de Fundación Integra; el presidente de Fundación Endesa, Rafael Miranda; el director general de Latinoamérica de Endesa, Ignacio Antoñanzas; el presidente de Enersis, Pablo Yrarrázaval y Felipe Cubillos de Desafío Levantemos Chile. Morel destacó la iniciativa y comentó la importancia de la donación “con la que ya se están construyendo tres jardines, a los que luego se sumarán otros tres. Esto permitirá seguir con la educación de excelencia que reciben esos niños en cada uno de nuestros establecimientos”.

La dimisión de Lagos se produjo el mismo día en que diversas organizaciones ambientales solicitaron a Pilar Cuevas y a Quemel Sade, seremi de Obras Públicas, su inhabilitación para participar en el proceso de evaluación de HidroAysén.

En el caso de Pilar Cuevas el motivo central es el lanzamiento del Plan Aysén por parte del Presidente Piñera el 11 de abril en Cochrane. “En efecto, dentro de lo que se considera inversión privada (página 39), el Plan Aysén ‘contempla acelerar grandes proyectos de inversión privados’, desglosándose éstos en U$ 1.505 millones correspondientes al sector energía, monto que corresponde inequívocamente a los dos proyectos hoy en evaluación por la Comisión de Evaluación Ambiental que usted preside, como son el Proyecto Hidroeléctrico Aysén y el Proyecto Central Hidroléctrica Cuervo”, señala la carta, que agrega: “De esta forma, tal instrumento de planificación, presentado como un objetivo concreto de la Administración del Presidente Sebastián Piñera y de usted como su representante en la Región de Aysén, imposibilita a usted tomar una decisión imparcial en los proyectos en evaluación”.

En el caso de Quemel Sade, según señalan los opositores al proyecto, “en la primera declaración que dio a una radio regional, luego de ser designado el 14 de abril de 2010, expresó: ‘somos la gran reserva de energía del país, la única energía limpia, nuestra y renovable es la energía hidroeléctrica, y a esa energía tenemos que sacarle lucas para que los ayseninos realmente nos incorporemos al crecimiento y desarrollo de Chile, y nos desarrollemos nosotros”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes