Golpe blanco en la UDI - El Mostrador

Martes, 12 de diciembre de 2017 Actualizado a las 23:07

El creciente poder de Kast que ha desdibujado la autoridad de Coloma

Golpe blanco en la UDI

por 9 junio, 2011

Golpe blanco en la UDI
El propio Presidente de la República terminó asumiendo que para avanzar en materia legislativa, sin que el gremialismo sea una permanente piedra en el zapato, tenía que sentarse a dialogar con el diputado y no con el timonel de la tienda. Por eso decidió citarlo a La Moneda y negociar directamente con él estatuto jurídico de las uniones de hecho. En RN afirman: “no sabemos quien manda en la UDI”.

La dura carta del kasismo al Presidente de la República, Sebastián Piñera, no sólo dejó de manifiesto el aumento gradual de la molestia que se ha ido asentando en las filas de la UDI con el mandatario, sino también de un traspaso lento y silencioso del poder interno. El jefe de la bancada de diputados gremialistas, José Antonio Kast, artífice de la implacable postura adoptada por la tienda, logró imponerse al punto de arrastrar al partido hacia un choque frontal tanto con sus socios de Renovación Nacional como con La Moneda. La polémica misiva, tras la cual terminaron cuadrándose las autoridades de calle Suecia, fue redactada sin la intervención del timonel Juan Antonio Coloma, pese a que antes de que se hiciera pública le dio su aprobación. A esta transferencia paulatina de la autoridad se sumó el propio Presidente Piñera, quien le dio al diputado la calidad de interlocutor válido y, por tanto, de negociador al convocarlo a conversar sobre la regulación de las uniones homosexuales.

Piñera, que se habría comunicado personalmente con el legislador, lo convocó junto a otras dos importantes figuras de la UDI: el senador Andrés Chadwick y uno de los fundadores históricos del partido, Gabriel Villarroel. A ellos, el jefe de Estado, les mostrará el borrador del documento sobre el cual ha trabajado, de tal manera de conseguir los esquivos votos gremialistas en esta materia. Ello, porque la amenaza de una “guerra civil” al interior del oficialismo, si el gobierno insistía en avanzar en una sociedad con la oposición, hicieron reaccionar a La Moneda. Ahora, dice un inquilino de Palacio, el Presidente está dejando claro que “sabe que para conseguir los votos de la UDI tiene que negociar con Kast y no con Coloma”. Lo que podría hacerse extensivo a otros proyectos de la agenda legislativa de la administración de Sebastián Piñera.

Si bien las quejas por la falta de conducción y de participación de la tienda en la toma de decisiones del gobierno no son nuevas, tomaron mayor fuerza cuando el secretario general de la UDI, Víctor Pérez, hizo públicas sus críticas apuntando al jefe de gabinete, Rodrigo Hinzpeter. Mismas que ya había planteado antes que él, hace varios meses, el senador Jovino Novoa y el propio Pérez aunque más tímidamente. Adicionalmente, los dichos del dirigente se produjeron mientras Coloma se encontraba fuera del país y a su regreso el timonel debió hacer frente a hechos consumados.

La actitud del secretario general envalentonó al kasismo, que aprovechó la oportunidad para, de una vez por todas, mostrar la fuerza que ha ido acaparando al interior de la UDI. Ello, porque aunque no toda la tienda coincide con su postura en materias valóricas, sí comparten mayoritariamente la molestia por no ser suficientemente escuchados, pese a ser el principal partido que le da sustento a la Alianza y al gobierno de Piñera. Este es uno de los reclamos que el gremialismo ha realizado tanto pública como privadamente, demanda que hasta hace un tiempo Coloma intentaba mantener a raya.

El pretexto del AVC

De allí que, para el grupo liderado por Kast, la disputa suscitada a raíz del polémico Acuerdo de Vida en Común no sea más que un pretexto para intentar resolver un tema más profundo que tiene que ver con la convivencia política al interior del pacto oficialista. Pero también la oportunidad de dejar en evidencia que pese a haber sido derrotado por Coloma en la pasada elección, ha logrado reinventarse y recuperar el poder perdido tras sus dos fracasadas incursiones para intentar hacerse con la presidencia de la UDI.

Hay quienes hacen la lectura de que el kasismo actúa como un dique para contener el creciente poder del vicepresidente y senador Andrés Chadwick, dada su cercana relación de parentesco con el Presidente Sebastián Piñera y su sintonía fina con el ministro del Interior. Y que en este escenario el diputado es un “socio” para Coloma, pero que es también “el que más gana en esta extraña sociedad”.

El diputado, dicen en la tienda, supo aprovechar los capítulos más oscuros de la administración Coloma y el timonel encontró en Kast un respaldo que le permitió unas semanas de tranquilidad interna. Un legislador gremialista sostiene que “José Antonio está ejerciendo una fuerte presión sobre Juan Antonio”, aunque asegura desconocer los compromisos que pudiera haber entre ambos. Otro, plantea que cuando el presidente del partido le entregó al diputado la jefatura de la bancada “le dio un poder de negociación al que no habría accedido sin el apoyo de Coloma”.

De hecho, en la tienda no pasó inadvertido que la misiva, que generó tanta molestia en el gobierno y entre sus aliados de RN, no fuera elaborada por Coloma y que este sólo se enterara de su existencia cuando el kasismo había tomado la decisión de hacerla pública. Por lo que no le quedó, al timonel, otra opción que sumarse y respaldarla aún estando conciente de los efectos que podía provocar en la coalición y la molestia que generaría en La Moneda.

Por lo pronto, también hay quienes hacen la lectura de que el kasismo actúa como un dique para contener el creciente poder del vicepresidente y senador Andrés Chadwick, dada su cercana relación de parentesco con el Presidente Sebastián Piñera y su sintonía fina con el ministro del Interior. Y que en este escenario el diputado es un “socio” para Coloma, pero que es también “el que más gana en esta extraña sociedad”.

Aunque desde Renovación Nacional sostienen que prefieren no opinar sobre la situación interna del partido aliado, reconocen que “no sabemos quién manda en la UDI” y no dejan de mirar con algo de extrañeza que el mandatario le haya dado a Kast la calidad de interlocutor, considerando que “el presidente del partido se supone que es Coloma”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)