Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 08:48

Para enfrentar incidentes derivados de movilizaciones estudiantiles

Hasbún llama a Piñera a usar la autoridad y a decretar estado de excepción si es necesario

por 7 octubre 2011

Hasbún llama a Piñera a usar la autoridad y a decretar estado de excepción si es necesario
"En las travesías con turbulencia y riesgo de zozobra no se hacen encuestas ni cabildeos interminables: si hay uno que tiene el timón en sus manos, que él conduzca. Conducir es también una manera de educar", dijo le polémico sacerdote en una columna de opinión publicada en el Diario Financiero.

El sacerdote Raúl Hasbún cree que el Presidente Sebastián Piñera tiene que echar mano a su “autoridad” y no quedarse “impávido” frente a acontecimientos que siembran “incertidumbre e inseguridad”, aludiendo a los hechos de violencia y actos vandálicos que se producen al margen de las movilizaciones estudiantiles.

En una columna de opinión publicada en el Diario Financiero, el religioso afirma que el el jefe de Estado “lo que no puede hacer es resignar su autoridad de mando y contemplar impávido cómo las personas y los bienes confiados a su liderazgo entran en estado de permanente zozobra”.

Sostiene también que “su autoridad se extiende a todo cuanto tiene por objeto la conservación del orden público en el interior y la seguridad externa de la República, de acuerdo con la Constitución y las leyes” y que puede “según su prudencia, decretar estados de excepción, bajo circunstancias que afecten gravemente el normal desenvolvimiento de las instituciones del Estado”.

“Le ampara, en fin, la seguridad de que ninguna persona o grupo de personas puede, ni aun a pretexto de circunstancias extraordinarias, atribuirse autoridad o derechos que no le hayan sido expresamente conferidos por la Constitución o las leyes”, agregó.

En el texto, donde compara al jefe de Estado con el capitán de un barco, Hasbún sositiene que la autoridad de Piñera “es funcional a un objetivo de bien común que no puede alcanzarse sin su decisiva, obligada y correcta participación”.
Y en este contexto concluye: “en las travesías con turbulencia y riesgo de zozobra no se hacen encuestas ni cabildeos interminables: si hay uno que tiene el timón en sus manos, que él conduzca. Conducir es también una manera de educar”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes