Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Se declaró "molesta" por instructivo del club de Golf Las Brisas de Chicureo

Matthei se suma a críticas por discriminación a nanas: "Pasan a llevar la dignidad de las personas"

por 26 diciembre 2011

Matthei se suma a críticas por discriminación a nanas:
“Una persona que trabaja como niñera o trabajadora de casa particular perfectamente podría tener una tarjeta de identificación, como se requiere en tantos otros lugares, para conseguir acceso”, dijo la ministra del Trabajo, recordando que en el Parlamento se tramita un proyecto de ley que prohíbe expresamente que las asesoras del hogar anden con uniforme en la calle. “Me duele que tengamos que poner en una ley algo que es de sentido común”, dijo.

La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, se sumó este lunes a las críticas contra el instructivo que envió a sus socios el Club de Golf Las Brisas de Chicureo para que las asesoras del hogar o “nanas” no accedan a las piscinas del recinto y no circulen por el mismo sin el uniforme que las distinga como tales.

“Estoy muy sorprendida y muy molesta por la existencia de estas instrucciones, que me imagino no fueron revisadas como corresponde, porque pasan a llevar la dignidad de las personas”, dijo la secretaria de Estado en declaraciones consignadas por el vespertino La Segunda.

Agregó que “una persona que trabaja como niñera o trabajadora de casa particular perfectamente podría tener una tarjeta de identificación, como se requiere en tantos otros lugares, para conseguir acceso”, subrayando que ““ya no están los tiempos para obligar a una persona a andar con uniforme”.

Por lo anterior, hizo un llamado al cuestionado club para que “revise sus procedimientos y sus reglas” y recordó que hay un proyecto de ley que está tramitándose en el Parlamento, el cual prohíbe a las trabajadoras de casas particulares andar con uniforme en la calle.

“A mí me duele que tengamos que poner en una ley algo que es de sentido común”, dijo, indicando que normar esa materia podría incluso perjudicar a las propias trabajadoras considerando que en algunas oportunidades, “si hay que ir a comprar un helado a la esquina, a la empleada le es más fácil y cómodo salir con delantal que tener que cambiarse”.

Sin embargo, sostuvo que “si es necesario hacer una ley para cambiar estas actitudes, tendremos que hacerlo, pero a mí me parece una pena”. Y remató: “Instructivos como éste son los que nos obligan a legislar”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes