Sábado, 27 de agosto de 2016Actualizado a las 00:40

Cree que hay acciones destinadas a destruir el proceso de transformación

Cuevas cuestiona fuertemente a la izquierda progresista de la Nueva Mayoría porque transaron las reformas para permanecer en el poder

por 21 febrero 2016

Cuevas cuestiona fuertemente a la izquierda progresista de la Nueva Mayoría porque transaron las reformas para permanecer en el poder
El ex agregado laboral en España señala a la "vieja guardia de la Concertación", "como el señor Insulza, que hoy en forma miserable y deplorable sale en defensa de Longueira, porque tienen sus alianzas en función de la crisis del MOP-Gate cuando Longueira fue al salvataje de Ricardo Lagos y, por tanto, entre ellos se deben favores. También están Andrés Zaldívar e Ignacio Walker, que hacen todo lo necesario para impedir cambios. Por eso se ha desdibujado el compromiso que se adquirió con los ciudadanos. Se perdió el liderazgo y el vínculo de Bachelet con la ciudadanía".

El renunciado agregado laboral en España y ex militante comunista, Cristián Cuevas, realiza un duro cuestionamiento a las fuerzas progresistas de la Nueva Mayoría, debido a que estima que transaron el programa y las reformas que impulsa el gobierno ante los sectores conservadores, cuyo objetivo es el de permanecer en el poder para un nuevo periodo.

En entrevista con La Tercera, Cuevas explica su argumento respecto a que en el oficialismo existían "teorías conspirativas" para detener los cambios, afirmando que "mirándolo desde afuera, claro que hay acciones que están destinadas a destruir el proceso de transformación y eso, cuando yo hablaba de acciones conspiradoras me refería a los sectores conservadores de la Nueva Mayoría, la casta vinculada a la Concertación, que ha resistido el proceso de transformación. Aquí hay una conspiración destinada a no posibilitar el cambio y el tiempo me ha dado la razón".

A renglón seguido, el ex agregado laboral en España apunta a la "vieja guardia de la Concertación", "como el señor Insulza, que hoy en forma miserable y deplorable sale en defensa de Longueira, porque tienen sus alianzas en función de la crisis del MOP-Gate cuando Longueira fue al salvataje de Ricardo Lagos y, por tanto, entre ellos se deben favores. También están Andrés Zaldívar e Ignacio Walker, que hacen todo lo necesario para impedir cambios. Por eso se ha desdibujado el compromiso que se adquirió con los ciudadanos. Se perdió el liderazgo y el vínculo de Bachelet con la ciudadanía".

En ese sentido, precisa que la izquierda inserta en el oficialismo "perdió la batalla más allá de que trate de poner un mayor énfasis en las reformas tibias que hay. Pongo el siguiente ejemplo: estos mismos sectores progresistas, los sectores de mayor avanzada en función del programa, son los mismos que hoy caen rendidos ante una candidatura de Ricardo Lagos. Sectores que eran la punta de lanza del cambio, hoy subterráneamente en todos los partidos de la Nueva Mayoría están trabajando para que el salvataje, la continuidad de la Nueva Mayoría, esté bajo el rostro de Lagos".

Agrega que "lamentablemente, todo este proyecto que lideraba la Nueva Mayoría se desdibujó en función del financiamiento irregular, que terminó permeando el liderazgo de Michelle Bachelet y debilitó el proceso de cambio. Esa acción obedece a la descomposición de la elite que gobierna y que es parte del andamiaje institucional. Se va configurando un cuadro en que, finalmente, las reformas no pueden avanzar".

En cuanto a que el PC forma parte de la elite que no quiere cambios, el histórico dirigente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) asegura que su ex partido apuesta a que "esto continúe, y que la relación y el maridaje de esta Nueva Mayoría continúen más allá de la situación de descomposición. Y como no compartía ni comparto esa posición, ellos deberán dar cuenta si se sienten cómodos con estas reformas a medias, con estar blindando a los sectores que hoy están en descomposición y que representan exactamente lo que nosotros no queremos. Estoy seguro de que la mayoría de la militancia comunista no apuesta a eso, apuesta a la nobleza de la política, al domicilio ético y a la transformación. En el PC hay una conducción errática en lo político que ha desoído la voz mayoritaria de la militancia, que quiere otro espacio de representación".

Cuevas también cuestiona el desempeño del gobierno, al afirmar que "sigue siendo neoliberal, no ha puesto en cuestión este modelo, lo que ha hecho es una performance de mantener la adhesión en la medida de seguir administrando este modelo. Por ejemplo, ¿cuál es el esfuerzo que hace por el alto nivel de abstención que se proyecta para la elección municipal? ¿Cuál es el esfuerzo que está haciendo la Nueva Mayoría? Ningún esfuerzo. El esfuerzo es para mantener lo que se tiene, tratar de mantener algunos espacios de mayor presencia en los gobiernos locales, pero nunca toca los temas de fondo. El realismo sin renuncia es una cuestión discursiva, hay un pacto para seguir administrando lo que se ha ido cocinando por fuera de la esfera pública. Y ojo, que esto también va en contra de la idea de probidad y transparencia, de una democracia sana, de ética que ha promovido la Comisión Engel. Son todas puestas en escena, lo mismo las diferencias DC-PC por derechos humanos. Los caminos de la negociación van en una vía distinta".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes