domingo, 22 de julio de 2018 Actualizado a las 01:05

Él, junto a Pablo Norambuena, hicieron efectiva su renuncia a la fiscalía el 31 de marzo

Gajardo revela acciones de Girardi para apurar causa de Moreira cuando era Presidente del Senado

por 8 abril, 2018

Gajardo revela acciones de Girardi para apurar causa de Moreira cuando era Presidente del Senado
El ahora ex fiscal reconoció que no había meditado en absoluto la posibilidad de irse de la Fiscalía, pero la salida alternativa para Iván Moreira que aprobó su colega Manuel Guerra fue el detonante de esta decisión "intempestiva". Según el abogado, Girardi dio curso al escrito a petición de Larraín y Allamand.

El viernes 31 de marzo, Carlos Gajardo y Pablo Norambuena presentaron su renuncia a la Fiscalía debido a que no compartían la salida alternativa que el fiscal Manuel Guerra le había entregado al senador Iván Moreira en el caso del financiamiento irregular en las campañas.

Ellos, que habían sido reconocidos como los fiscales del Ministerio Público que habían destapado el escándalo, no podían quedarse de brazos cruzados viendo que sus superiores estaban decididos a poner término a las causas de financiamiento irregular de campañas sin condenas a los responsables.

Tras dar un paso al costado, Gajardo, en entrevista con el diario La Tercera, habló sobre el tema. "Renunciamos no sólo por la decisión respecto del senador Moreira, sino que a eso se suma el reproche penal en la causa espejo y hermana de Penta, que es el caso SQM. Ahí también el fiscal Pablo Gómez da una suspensión condicional a la persona jurídica de la empresa SQM. Esas dos decisiones daban cuenta de un giro radical en la política de persecución que tenía la fiscalía hasta ese momento y que iba a repercutir en las decisiones que en el futuro deban tomarse y que iban a favorecer a otra serie de imputados de todo el abanico político, al senador Jorge Pizarro, al exsenador Fulvio Rossi, a Laurence Golborne y ya está pasando con Pablo Zalaquett. Esas decisiones de la jerarquía de la fiscalía nos hicieron renunciar", argumenta Gajardo.

Sobre la decisión del fiscal Guerra a aprobar la salida alternativa, Gajardo no cree la explicación dada: "Guerra explica que por la votación estrecha y los votos de los ministros de la sala penal de la Suprema, en un eventual recurso de nulidad esos jueces iban a votar como en el desafuero. Si ese era el pensamiento, lo que está diciendo el fiscal es que los jueces anticiparon opinión, y si eso es así, lo que corresponde es que esos jueces se inhabiliten. Eso es así en derecho".

Los salientes fiscales hablan de una jerarquía en Fiscalía. Guerra (Penta) y Pablo Gómez (SQM) eran los responsables de las decisiones de las causas, pero creen que debido a la importancia de ellas, tuvieron que hablar con el Fiscal Nacional, Jorge Abbott. Gajardo cree que el fiscal, al momento de asumir, prometió cosas a los políticos: "Me quedo con lo que el fiscal nacional dijo en sus alocuciones públicas ante el Senado, que fueron en ese sentido. Ignoro, porque también después se supo que sostuvo reuniones privadas con los senadores Guido Girardi y Hernán Larraín, de qué se habló en esas citas privadas, pero en intervenciones públicas dijo que la fiscalía iba a ser más prudente, que si no había querellas del SII no se podía seguir investigando, todas cosas que luego fueron efectivamente cumplidas". La decisión de Abbott de sacarlos del caso SQM al día siguiente de asumir aviva los rumores.

"Lo que sí es un hecho es que hubo objeciones por parte del Senado en su conjunto para que esta causa se tramitara con rapidez. Eso quedó manifestado por escrito en un oficio que en los primeros días de enero envió el presidente del Senado (S) Guido Girardi a solicitud de los jefes de bancada de RN y la UDI. Ahí se le pedía al fiscal nacional rapidez en la tramitación del caso del senador Moreira, obviando la prohibición legal que tienen los parlamentarios de inmiscuirse en investigaciones que estén en curso. Ese oficio fue recibido, no fue representado por el fiscal nacional y a los pocos días se tomó esta decisión de suspender a Moreira", indica Gajardo, aventurando que la fiscalía sucumbió a presiones políticas.

Al respecto Girardi dijo al diario El Mostrador que “a mi me correspondió solo como presidente subrogante más allá de mi opinión personal dar curso a una solicitud formal de la bancada RN representada por Andrés Allamand y la bancada UDI representada por Hernán Larraín, que solicitaban acelerar el proceso".

Situación que no ocurría, según Gajardo, durante la era Chahuán: "Me parece que Sabas Chahuán, a pesar de todas las diferencias que tuvimos, legítimas en un trabajo en equipo, tomó decisiones que iban decididamente a combatir estos actos de corrupción y de carácter tributario gravísimos. Tomó decisiones que fueron muy valientes y se dio cabal cuenta de la gravedad de esas conductas. Por el contrario, el fiscal Abbott lo que ha hecho desde su nombramiento es entender que estos procesos deben acotarse y ha actuado en consecuencia, sin dimensionar, a mi juicio, la gravedad que tienen para la democracia, que estas conductas terminen sin reproche penal".

Gajardo cree que la decisión de los altos mandos de la Fiscalía de sacarlos de los polémicos casos se debe a que "nosotros en la fiscalía nos transformamos en fiscales incómodos, que cuando teníamos investigaciones de este calibre adoptábamos decisiones sin tomar en consideración la calidad que pudieran tener los imputados".

"La fiscalía está llena de fiscales que todos los días hacen su trabajo, investigan y aclaran hechos de este tipo y otros. El motivo por el cual hemos renunciado es porque desde la dirección de la fiscalía, singularizada en el fiscal nacional, Jorge Abbott, y en los fiscales regionales que nos hemos referido, Pablo Gómez y Manuel Guerra, se han tomado decisiones cuyo resultado ha sido renunciar a la sanción penal por estos graves hechos", sentenció Gajardo.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV