martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:58

PAÍS

¿Cisma en la iglesia?: renuncian todos los obispos y ya se comienza a hablar de delitos

por 18 mayo, 2018

¿Cisma en la iglesia?: renuncian todos los obispos y ya se comienza a hablar de delitos
La renuncia de todos los obispos es un gesto inédito que se suma a un reconocimiento respecto a encubrimientos y “hechos delictivos” que el propio Papa enrostra a una iglesia que se comenzará a dividir y debería dejar de estar centrada en la jerarquía eclesial y la élite que la ha cooptado en las últimas tres décadas. Esta mañana ya comenzaron a llegar los obispos desde Roma.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos el Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros", señalaron los voceros de la Conferencia Episcopal sellando tres días de reuniones en Roma que se convirtieron en parte de una de las peores crisis de la iglesia Católica chilena.

En una carta que leyeron y que no aceptaron fuera transmitida en directo, Fernando Ramos, obispo auxiliar de Santiago y secretario general de la Conferencia Episcopal y Juan Ignacio González, obispo de San Bernardo, no solo dieron a conocer el gesto inédito de toda la Conferencia Episcopal y los tres obispos eméritos que viajaron a la cita, sino también hicieron hincapié en la insistencia de las víctimas, por lo mismo, les pidieron "perdón por el dolor causado”; también al “Papa, al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones". Los obispos también señalaron que su deseo es  “restablecer la justicia y contribuir a la reparación del daño causado, para reimpulsar la misión de la Iglesia en Chile, cuyo centro siempre debió estar en Cristo”.

Al terminar la cita de ayer, después de cuatro reuniones con Jorge Bergoglio, los obispos tomaron la decisión de renunciar, más que nada “para dejar libertad absoluta al Papa”, que decidirá sobre renuncias inmediatas, tendrá que resolver remociones a más largo plazo y deberá realizar una intervención profunda que renueve el sistema en el que ha vivido la iglesia chilena durante las tres últimas décadas y que el Papa resumió en el texto que entregó a los obispos cuando comenzaron las jornadas, el día martes: “Nunca un individuo o un grupo ilustrado puede pretender ser la totalidad del Pueblo de Dios y menos aún creerse la voz auténtica de su interpretación. En este sentido debemos prestar atención a lo que me permito llamar ‘psicología de elite’ que puede traslaparse en nuestra manera de abordar las cuestiones”, en clara alusión al formato que ha mantenido la institución en los últimos años, donde la élite y la mirada de la jerarquía eclesial ha predominado por sobre la iglesia de la calle, de las parroquias de barrio y de los fieles alejados del caviar.

El texto del Papa, dado a conocer ayer por Canal 13, es una crítica profunda a la jerarquía y a la conducción que ha tenido la iglesia. "La dolorosa y vergonzosa constatación de abusos sexuales a menores, de abusos de poder y de conciencia por parte de ministros de la iglesia, así como la forma en que estas situaciones han sido abordadas, deja en evidencia este 'cambio de centro eclesial'. Lejos de disminuir ella para que apareciesen los signos del Resucitado, el pecado eclesial ocupó todo el escenario concentrando en sí la atención y las miradas", señaló Bergoglio en su diagnóstico.

DELITOS Y PRUEBAS

La decisión del Papa es inédita más allá de las renuncias y remociones que lleve a cabo y sobre las cuales decidirá en los próximos días. En la carta donde imprime sus conclusiones –después de conocer las páginas del llamado informe Scicluna– habla por primera vez de los actos de encubrimiento que se han realizado al interior de la institución, la mayoría de ellos incluso públicos, con un nivel de indolencia más parecido a un cartel que a un grupo de obispos.

“Mis enviados han podido confirmar que algunos religiosos expulsados de su orden a causa de la inmoralidad de su conducta y tras haberse minimizado la absoluta gravedad de sus hechos delictivos atribuyéndolos a simple debilidad o falta moral, habrían sido acogidos en otras diócesis e incluso, en modo más que imprudente, se les habrían confiado cargos diocesanos o parroquiales que implican un contacto cotidiano y directo con menores de edad”, expresó el Papa, quien agregó sobre la investigación de Charles Scicluna y Jordi Bertomeau que ésta demuestra que existen “graves defectos en el modo de gestionar los casos de delicta graviora que corroboran algunos datos preocupantes que comenzaron a saberse en algunos Dicasterios romanos. Especialmente en el modo de recibir las denuncias o notitae criminis, pues en no pocos casos han sido calificados muy superficialmente como inverosímiles lo que eran graves indicios de un efectivo delito”.

“La existencia de presuntos delitos investigados solo a destiempo o incluso nunca investigados, con el consiguiente escándalo para los denunciantes y para todos aquellos que conocían las presuntas víctimas, familias, amigos, comunidades parroquiales. En otros casos, se ha constatado la existencia de gravísimas negligencias en la protección de los niños/as y de los niños/as vulnerables por parte de los Obispos y Superiores religiosos, de los cuales tienen una especial responsabilidad en la tarea de proteger al pueblo de Dios”, continuó Francisco, marcando un punto crucial respecto a la situación vivida por los denunciantes y fortaleciendo la recopilación de datos que realizó Scicluna en Chile, donde incluso en sus reuniones con las víctimas los alentó a perseguir justicia a través de tribunales.

Esta mañana ya comenzaron a volver los obispos de Roma. Cerca de las 8:00 arribaron el cardenal Francisco Javier Errázuriz y el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quienes no dijeron ni una palabra, y se subieron rápidamente a automóviles con vidrios polarizados. No hablaron en el aeropuerto, pero sus nombres están en la lista de aquellos más cuestionados por el Papa, debido al nivel de protección y conducción que le han otorgado a la institución en los últimos años.

Conferencia Episcopal de Chile by El Mostrador on Scribd

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)