domingo, 5 de febrero de 2023 Actualizado a las 20:52

Agenda Sustentable

Presentado por:

Sustentabilidad

Programa “Agua para Aprender” implementa soluciones para la falta de agua en establecimientos educacionales

por 29 noviembre, 2022

Programa “Agua para Aprender” implementa soluciones  para la falta de agua en establecimientos educacionales
Este programa realizado por Amulén, la fundación del agua en Chile, está entregando soluciones permanentes de acceso a agua potable en 15 escuelas rurales de las regiones de Los Lagos y La Araucanía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sin duda la educación es la base del desarrollo y crecimiento de una comunidad, y, en este contexto, las escuelas rurales cumplen un rol fundamental, ya que no sólo son un espacio de formación sino también un punto de encuentro y, en muchos casos, de alimentación para miles de niños y niñas de nuestro país.

Actualmente, muchos de estos establecimientos están enfrentando una serie de problemáticas debido a que no tienen acceso a agua potable, situación que pone en riesgo la educación de miles de estudiantes.

De hecho, según cifras del último estudio realizado por Fundación Amulén “Educar sin agua: una realidad invisible”, más del 40% de las escuelas rurales en Chile se encuentran en situación de carencia de agua potable y, producto de esto, más de 27.100 alumnos se ven afectados diariamente.

Debido a las alarmantes cifras arrojadas por el estudio, Amulén comenzó la implementación de su programa “Agua para Aprender”, que tiene por objetivo acortar las brechas de acceso a agua potable en zonas rurales.

El proyecto busca generar soluciones integrales para escuelas en contexto de carencia hídrica, permitiendo así asegurar el suministro de agua potable y fortalecer el correcto uso y cuidado del agua, con el fin de aportar en la continuidad de la educación de los niños y niñas.

Las soluciones que se están implementando se han definido de acuerdo con las necesidades particulares de cada una de las escuelas rurales.

Los proyectos apuntan a entregar un suministro de agua potable que cumpla con los criterios de cantidad, calidad y continuidad y, con ello, formalizar la resolución sanitaria del sistema de abastecimiento.

Esto se está logrando con soluciones como construcción de pozo profundo, mejoramiento de norias, recambio de infraestructura y equipos, tratamiento de agua para asegurar su calidad, captación y potabilización de agua lluvia, entre otras.

“Con la implementación del programa, ya hemos beneficiado a más de 600 estudiantes y profesores  de las regiones de Los Lagos y La Araucanía. Durante noviembre y diciembre estaremos realizando los hitos de inauguración de los proyectos, lo que nos tiene muy contentos porque hemos logrado entregar soluciones reales a problemas graves e invisibles”, mencionó Antonia Rivera, directora ejecutiva de Fundación Amulén.

La realidad en Los Lagos y La Araucanía

De acuerdo a la última encuesta Casen, La Araucanía es la región más pobre del país, con un 17,4% (muy por sobre el promedio nacional) y la segunda con la mayor pobreza extrema 5,9%, que está por sobre el promedio nacional de 4,3%.

La Araucanía cuenta además con siete de las comunas más pobres del país. Con relación al acceso al agua, esta región es la que posee el mayor porcentaje de población rural en carencia hídrica, alcanzando un 71,1%.

“Como comunidad educativa tenemos la certeza que el sistema de recolección de aguas lluvias implementado en nuestra Eco-Escuela, marcará un antes y un después en nuestra realidad (...) no sufriremos las inclemencias estacionales que en oportunidades han dificultado el acceso a este recurso natural tan vital para nuestro diario vivir”, señaló la dirección de la Eco Escuela Antu Mawida, uno de los centros educacionales beneficiados por el programa en La Araucanía.

Las escuelas rurales de Los Lagos, por su parte, son unas de las más afectadas de acuerdo al estudio realizado por Fundación Amulén. Es la región con mayor acceso informal al agua, concentrando un 62,3% de las escuelas cuyas fuentes son pozos, norias, camión aljibe, ríos, vertientes, etc.

Adicionalmente, independiente del tipo de abastecimiento, ya sea formal o informal, 31,6% de las escuelas rurales encuentra particularidades negativas en el agua consumida, ya sea olor, color o sabor, y el 53,6% presenta interrupciones en el suministro de agua.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV