miércoles, 3 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:28

Agenda País

Salud

Esclerosis múltiple: la importancia de la detección temprana de esta enfermedad neurodegenerativa

por 25 mayo, 2018

Esclerosis múltiple: la importancia de la detección temprana de esta enfermedad neurodegenerativa
Se calcula que en el mundo hay 2.500.000 casos de esclerosis múltiple. Y si bien en Chile no se tienen datos epidemiológicos objetivos, se estima que hay entre 12 a 14 casos por cada 100.000 habitantes, roo que significa 2.400 personas aproximadamente La enfermedad es más frecuente en mujeres que hombres.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa que provoca discapacidad, sin embargo, debido a sus múltiples síntomas confusos, los pacientes tardan entre uno y ocho años, en promedio, en ser diagnosticados.

"Es fundamental la detección oportuna, ya que si se trata tempranamente hay menos repercusiones para la salud de las personas", dijo el doctor Carlos Pla Casamitjana, médico neurólogo y gerente médico de Neurociencias de Roche México.

De acuerdo con el especialista, este padecimiento afecta a personas de entre 20 y 40 años de edad "quienes están justo en su edad productiva tanto laboral como socialmente y tienen una carga económica importante", señaló Pla.

El doctor explicó que la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que lleva al sistema inmunológico a destruir la vaina de la mielina, que es la capa que recubre las neuronas y favorece la conducción de los impulsos nerviosos.

"Esto provoca lesiones en el cerebro y dependiendo de la región afectada causan un daño que puede volverse irreversible que se manifiesta en una falla en alguna función de un órgano o función cerebral", aseveró.

Del mismo modo, señaló que este padecimiento afecta a dos o tres mujeres por cada hombre que es diagnosticado y, hasta hoy, no tiene cura pero sí manera de controlarse.

Fernanda Bermúdez padece esclerosis múltiple secundaria progresiva y vivió en carne propia la falta de diagnóstico oportuno.

"Me diagnosticaron hace 18 años, pero tuvieron que pasar entre dos y tres años para que pudiera saber qué tenía", aseguró a Efe.

Bermúdez explicó que un dolor en el brazo fue el primer síntoma, pero los doctores le dijeron que era un desgarre y le recomendaron sobarse y vendarlo.

"Pero siguieron los síntomas y no fue sino hasta que mi dentista me recomendó ir con un neurólogo quien me realizó una tomografía y entonces pude ser diagnosticada", aseguró.

Pla Casamitjana explicó que esta enfermedad tiene tres tipos y es importante saber cuál es el que se padece para contar con un tratamiento adecuado que controle o detenga la enfermedad.

"Existe la esclerosis múltiple remitente recurrente, la secundaria progresiva y la primaria progresiva, esta última es la más agresiva pues aunque tiene un comienzo lento, empeora constantemente los síntomas y la discapacidad", agregó.

El especialista señaló que para las dos primeras existen tratamientos a base de interferones y corticoides que mejoran los síntomas, pero para la primaria progresiva aún no hay un tratamiento específico.

El principal problema, detalló, es que este tipo de tratamientos llegan a ser altamente costosos y se estima que un paciente puede gastar entre 1,8 y 2,1 millones de pesos (91.000 dólares y 106,386 dólares) anualmente para poder atenderse.

Además, pese a los tratamientos, se estima que el 74 % de los pacientes vuelven a tener brotes de la enfermedad y el 21 % aumenta su discapacidad.

Aunque los síntomas pueden ser diversos y llegar a confundirse con algunas otras enfermedades, el especialista recomendó estar pendiente de síntomas como entumecimiento o debilidad de una o más extremidades, pérdida de visión, visión doble, hormigueo en el cuerpo.

Del mismo modo, si existe sensación de choques eléctricos en el cuello, temblores, falta de coordinación, balbuceo, fatiga, mareos o problemas con el funcionamiento de intestinos o vejiga, es fundamental acudir con un neurólogo para ser evaluado.

Finalmente, señaló la importancia de que los pacientes se hagan responsables de su enfermedad y tomen un papel activo en su cuidado y búsqueda de grupos de apoyo.

"Al padecer una enfermedad progresiva e incapacitante, es necesario tener un mayor conocimiento de ella, lo que a su vez evitará que la calidad de vida de los cuidadores se vea afectada de forma drástica", concluyó Pla Casamitjana.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV