martes, 23 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:38

Agenda País

Mascotas

Gatos esterilizados deben reducir un 25% su alimentación diaria

por 7 agosto, 2018

Gatos esterilizados deben reducir un 25% su alimentación diaria
Control de la comida es clave para evitar que suba de peso debido a la notoria reducción de actividad física.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una de las principales causas de obesidad en gatos es no modificar sus hábitos de alimentación luego de ser esterilizados.

Según Herly Studer, médico veterinario de Fit Fórmula, la dosis diaria de alimento debería reducirse entre un 20 y 25 por ciento después que un gato ha sido esterilizado, debido a que la extirpación de órganos sexuales y reproductores reduce notoriamente su nivel de actividad física.

“Muchos dueños de gato cometen el error de seguir alimentándolo de la misma manera que previo a la esterilización. Esto provoca obesidad en el felino, y enfermedades que afectan su calidad de vida, como problemas al corazón, artrosis y diabetes. Luego, reducir su peso es estresante para el animal y económicamente costoso”, advierte.

Según el experto, el principal responsable del estado físico del gato es el dueño, quien debe controlar su alimentación para prevenir que engorde.

Si el gato pesaba 3 kilos y comía 60 gramos diarios, debería bajar a 45 gramos de pellet al día del mismo alimento después de ser esterilizado.

“Un gato esterilizado ya no tiene las hormonas que lo llevan a saltar cercos y alejarse del hogar en busca de apareamiento o de cazar. Al volverse sedentario, hay que dar menos alimento porque de lo contrario estamos entregando mayor cantidad de energía en kilo calorías, que las que va a gastar”, afirma.

Cariño mal expresado

Por esto, la obesidad es uno de los problemas más habituales de salud nutricional entre los gatos domésticos urbanos, y que según un estudio de la Asociación para Prevención de la Obesidad en las Mascotas de Estados Unidos alcanza un 30,9%.

Junto con reducir la porción, el dueño debe evitar dar alimento humano a gatos esterilizados o con vida sedentaria que viven en departamentos.

“Cuando ve comer a su dueño, el gato habitualmente pide por instinto cazador y para llamar la atención. Muchos dueños confunden cariño con ceder a las presiones del gato y les dan del alimento que están comiendo, como jamón, carne o pollo, lo que se suma a la porción de pellet del propio gato. Este regaloneo es dañino y genera obesidad”, explica Studer.

Además, el alimento del ser humano contiene sal y condimentos que pueden provocar cálculos renales, uno de los problemas más frecuentes en los felinos.

Otro error frecuente, es agregar comidas sobre el pellet, como atún, pues elevará la dosis diaria de alimentación.

En este sentido, es importante que cuando se entrega snacks sólidos o húmedos en lata cómo premio, se reduzca la porción de pellet de su comida habitual.

En el caso de dueños con perros y gatos, es clave que el felino no sea alimentado con el pellet del can, pues habitualmente contiene más grasa pero menos proteínas que las que necesita el felino.

Finalmente, el médico veterinario de Fit Fórmula asegura que es fundamental que los dueños de gatos esterilizados dediquen tiempo a jugar con la mascota y adquieran distractores como pelotas y laberintos que apelan a la curiosidad del animal, para que mantenga la actividad física y queme calorías.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV