miércoles, 21 de octubre de 2020 Actualizado a las 07:40

Agenda País

Salud

Nuevo test de virus respiratorios valida su efectividad en muestras de pacientes

por 2 julio, 2019

Nuevo test de virus respiratorios valida su efectividad en muestras de pacientes
Tecnología permite detectar cinco patógenos y el grado de severidad de la infección. Investigadora del Consorcio Tecnológico en Biomedicina, BMRC, confirmó la exitosa evaluación de esta herramienta en sistemas de salud nacional.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El primer test chileno para la detección rápida de cinco virus respiratorios y la potencial severidad de la infección, está siendo evaluado clínicamente en el marco de un estudio de validación que permitirá su posterior implementación en diversos centros de salud del país. El kit fue desarrollado por Susan Bueno, profesora de la Pontificia Universidad Católica de Chile e investigadora del Consorcio en Biomedicina, BMRC y del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII, la cual obtuvo el Premio Avonni 2018 en la categoría de Salud, por la invención de esta herramienta pionera.

El virus respiratorio sincicial, influenza, parainfluenza, metapneumovirus y adenovirus son patógenos que afectan con mucha frecuencia cada invierno y, gracias a esta plataforma, se podrán pesquisar rápidamente en secreciones nasales. La herramienta ya ha sido probada técnica y clínicamente en conjunto con equipos científicos y médicos de la UC y durante este invierno se comenzará a validar en hospitales públicos de la región metropolitana.

“Estamos muy optimistas con la creación y evaluación de este test, pues tiene la ventaja que sería mucho más fácil y barato de implementar en centros asistenciales que actualmente no cuentan con este tipo de diagnóstico, generando un gran impacto en la salud de nuestra población. Permitirían descongestionar los servicios de urgencia y beneficiar hasta dos millones de pacientes del sistema público, con cerca de medio millón de diagnósticos al año. Otra gran novedad es que el kit incluye un marcador de severidad, mediante el cual podemos identificar si existe una inflamación respiratoria más severa. Lo anterior es novedoso y permitiría complementar el diagnóstico realizado por el médico y orientar mejor el tratamiento, o bien agilizar cualquier decisión clínica importante, como por ejemplo, derivar al paciente a hospitalización de una forma más eficiente, favoreciendo el tratamiento oportuno de los casos más complejos”, explica la Dra. Bueno.

La investigadora comenta que se espera adicionar un diagnóstico de bacterias respiratorias a la tecnología ya existente, que permitirá determinar si es un virus o bacteria lo que está ocasionado la infección e identificar de qué patógeno se trata.

Transferencia a la comunidad

La plataforma es fruto de una década de trabajo e investigaciones, que hoy pueden ser transferidas a la sociedad, gracias a la labor del BMRC, iniciativa financiada por Corfo. El propósito del proyecto es mejorar el acceso a diagnósticos clínicos en las patologías invernales más prevalentes, beneficiando principalmente a poblaciones de riesgo como niños y adultos mayores.

“Tras avanzar en la fase de validación durante este año, nuestra misión es que para el brote invernal del 2020 ya podamos tener implementado el kit en varios consultorios de Santiago. Y, sin duda, también esperamos poder llegar a más regiones del país y de esta manera, generar un beneficio transversal a toda la población nacional”, comenta la investigadora.

Rebeca Ibacache, gerente general del Consorcio en Biomédicina, BMRC, también se refiere a la importancia de esta plataforma. “Éste es un proyecto que va destinado a descongestionar el sistema de salud pública, en especial, durante las semanas de mayor colapso, cuando los virus atacan con más frecuencia. De momento, estamos realizando gestiones con diversas instituciones, incluidos el Gobierno, hospitales y consultorios, y en términos generales hemos logrado una buena recepción. Realmente estamos muy motivados con esta iniciativa, que va muy de la mano con las necesidades de nuestro país y que, debido a su calidad y utilidad para la población, nos demuestra que hoy se está desarrollando muy buena ciencia en Chile”, indica la representante.

Mejorando la detección

El kit logra detectar patógenos con alta especificidad y sensibilidad, además de establecer la severidad y el progreso futuro de la enfermedad, gracias a la incorporación de un marcador específico. Debido a estas características y a la rapidez en la detección, la tecnología podría pesquisar a los pacientes más graves de manera más expedita, e identificar la causa específica que genera un cuadro respiratorio. Con esta información, los equipos clínicos podrán complementar su evaluación médica detectando si una infección requiere seguimiento ambulatorio o atención hospitalaria, entregando además un tratamiento más preciso, según sea el caso. Esto es muy importante, ya que en ocasiones utilizar antibióticos cuando la verdad es que el cuadro responde a una infección viral.

“Esto último es un problema, ya que el uso equivocado de estos fármacos puede contribuir a reducir de manera importante la microbiota y generar mayor susceptibilidad a otras infecciones. En el caso de las infecciones virales, no hay un tratamiento específico, pero al tener claridad diagnóstica y dependiendo de la severidad, el médico puede indicar algún tratamiento o fármaco para disminuir la inflamación de las vías respiratorias, evitando así que el paciente se agrave”, explica la Dra. Susan Bueno.

Otra ventaja de la tecnología, según estima la investigadora, es su facilidad para ser implementada en los servicios de salud primarios. Los métodos que actualmente existen para diagnosticar virus respiratorios se realizan en hospitales y clínicas, de acuerdo a parámetros establecidos, pero estos mecanismos no permiten cubrir toda la demanda de población afectada que consulta. La existencia del kit, en cambio, permitirá analizar diversas variables a través de una muestra de secreción nasal, que será analizada por expertos que forman parte del proyecto.

“Para todas estas gestiones, contamos con un grupo humano multidisciplinario. Tenemos un equipo técnico de laboratorio, encargado de realizar todos los test, trabajar con las muestras y hacer los diagnósticos. Además, participan médicos y pediatras que trabajan en la Red de salud UC y Red de Salud Oriente, con quienes además hemos desarrollado el marcador de severidad y evaluado diversas muestras médicas de pacientes pediátricos, identificando moléculas relacionadas con una mayor gravedad de la enfermedad”, comenta la investigadora de BMRC y del IMII.

Consorcio en Biomedicina

Con casi 14 años de existencia, el BMRC es una entidad público privada que nace fruto de una asociación entre la Universidad Católica y empresas del área farmacéutica, con la misión de realizar investigación tecnológica, aplicada a la salud humana y con alto impacto en el sector productivo.

“Desde el primer día, nuestro propósito ha sido trabajar con ciencia de alto potencial, orientada a beneficiar la salud humana. El objetivo es transferir la investigación básica al ámbito aplicado, y poder llevar soluciones a la comunidad y al mercado, para lo cual contamos con interesantes proyectos en el área de diagnóstico, terapia y vacuna, entre otros”, concluye Rebeca Ibacache, gerente general.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV