jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 21:04

Exportar Botox podría ser una de las claves para que Irlanda complete su retorno a los mercados

por 7 enero, 2013

Exportar Botox podría ser una de las claves para que Irlanda complete su retorno a los mercados
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El plan del primer ministro irlandés, Enda Kenny, de completar el retorno del país a los mercados financieros depende en buena medida de que en el exterior haya demanda de productos como Botox y mantequilla.

Las exportaciones son el motor del crecimiento económico del país, que tiene “profundas implicaciones” para la sostenibilidad de la deuda del país, dijo el Fondo Monetario Internacional. El FMI redujo el mes pasado su pronóstico sobre el crecimiento irlandés 0,3 puntos porcentuales, a 1,1 por ciento en 2013 y 2,2 por ciento en 2014.

“El riesgo para el crecimiento existe porque nuestros socios comerciales tienen sus propios problemas”, dijo Fergal O’Leary, un analista de Glas Securities, que tiene sede en Dublín. “Irlanda ha sido un país extraordinario entre los de la periferia europea porque sus exportaciones se mantuvieron a pesar de la contracción de la demanda interna”.

Kenny trata de hacer de Irlanda el primero de los países rescatados de Europa en recuperar pleno acceso al mercado. Portugal y Grecia son los otros dos que recibieron fondos de rescate del FMI y la Unión Europea en los últimos tres años.

Sin las exportaciones irlandesas de compañías estadounidenses como Allergan Inc., el país tendría problemas para controlar sus deudas e impulsar el retorno a los mercados de crédito que comenzó el año pasado.

Permutas de riesgo crediticio

El costo de asegurarse contra una suspensión irlandesa de los pagos de la deuda por medio de permutas de riesgo crediticio a cinco años cayó a 205 puntos básicos, mientras que era de 1.194 el 19 de julio de 2011, según datos que recopiló Bloomberg. Irlanda vendió 4.200 millones de euros de bonos en julio, lo que constituyó la primera emisión de ese tipo del país desde septiembre de 2010.

La carga fiscal de Irlanda se agravó cuando el gobierno tuvo que rescatar bancos afectados por el derrumbe del mercado inmobiliario de 2008. La deuda del país llegará a alrededor de 122 por ciento del producto interno bruto en 2013, mientras que era del 25 por ciento en 2007, en el apogeo del Tigre Celta, según el FMI.

El restablecimiento del orden financiero depende del crecimiento y el gobierno no puede confiar en el gasto interno. Si bien el gasto en consumo creció en el tercer trimestre del año pasado por primera vez desde 2010, el desempleo es de 14,6 por ciento, los impuestos aumentan y aproximadamente uno de cada cuatro préstamos para compra de viviendas tiene mal desempeño.

“La falta de crédito y la debilidad del mercado laboral seguirán teniendo un efecto negativo en la economía del país”, dijo Juliet Tennent, una economista de Goodbody Stockbrokers en Dublín, en una nota a clientes del 2 de enero.

En ese contexto, Kenny necesita que las compañías irlandesas, entre ellas Kerry Group Plc, y empresas estadounidenses como Google Inc. y Allergan, que produce Botox, alimenten la expansión. Las exportaciones irlandesas equivalen a alrededor del 105 por ciento de la economía, en comparación con el 40 por ciento en la Unión Europea, que integran 27 países, según el Ministerio de Hacienda irlandés.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV