sábado, 5 de diciembre de 2020 Actualizado a las 20:41

Las nuevas normas para viajar al extranjero de los Castro pondrán a prueba el régimen

por 15 enero, 2013

Las nuevas normas para viajar al extranjero de los Castro pondrán a prueba el régimen
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El arquitecto cubano Félix Borges, que salió de la isla del Caribe por última vez en 1989 para visitar Angola, es parte de una ola de futuros turistas que buscan ir al extranjero conforme el presidente Raúl Castro comienza a flexibilizar las normas sobre viajes en la isla comunista.

A partir de hoy, Borges y otros ciudadanos cubanos ya no necesitarán visas de salida ni invitaciones de un habitante de otro país para poder viajar, disposición que durante décadas impidió a muchos salir de la isla. El cambio de política se produce en momentos en que Castro toma más medidas para abrir la economía como parte de la mayor reforma desde la revolución de 1959 que lideró su hermano Fidel.

“Van a tener reglas normales por las que la gente podrá irse y volver”, dijo Philip Peters, analista de Cuba del Lexington Institute de Arlington, Virginia. “La gente puede ir al extranjero para obtener un título y volver, o trabajar y enviar dinero. Va a generar un beneficio económico porque conectará a las personas con el mundo exterior”.

Aunque eliminar las restricciones a los viajes podría hacer que más cubanos huyan de la isla para siempre, Castro apuesta a que la mayoría volverá y ayudará a reconstruir la economía de la nación, señaló Peters. Sin embargo, en un país donde el salario mensual promedio es de US$19, según la oficina de estadísticas de Cuba, hasta comprar un pasaje de avión estará fuera del alcance de la mayoría de los 11 millones de residentes de la isla.

‘Demasido caros’

“Los billetes son demasiado caros incluso para los profesionales que viven al día con sus salarios”, explicó Borges, de 55 años, en un correo electrónico enviado desde La Habana.

Además, no todos estarán autorizados a beneficiarse con las nuevas directivas, que también permiten a los cubanos permanecer en el extranjero durante dos años, mientras que antes el límite era de once meses. El gobierno de Castro, al anunciar los cambios en octubre pasado, dijo que pueden impedir la partida de algunos cubanos de la isla por razones de seguridad nacional y para “proteger el capital humano creado por la revolución”.

La mayoría de los países, incluido Estados Unidos, también exigen a los cubanos que soliciten visas. Ecuador es el único país latinoamericano que no las pide, lo que crea el temor de que algunos cubanos primero viajen allí y luego intenten emigrar a los Estados Unidos, añadió Peters.

A los que huyen de la isla se les permite permanecer en los Estados Unidos, a través de la política conocida como pies húmedos, pies secos, que dio refugio a los cubanos que lograron cruzar los estrechos de Florida y hacer pie en suelo estadounidense. Los cubanos que son interceptados en el mar por las autoridades estadounidenses son devueltos a la isla.

“Estados Unidos está trabajando para garantizar que haya mecanismos para solucionar cualquier aumento de las solicitudes de visa o de la migración indocumentada, e insta a las familias cubanas a utilizar la reunificación familiar legal y otros mecanismos de inmigración ya vigentes”, expresó la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland en un comunicado enviado por correo electrónico el 11 de enero.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV