sábado, 22 de enero de 2022 Actualizado a las 02:57

Destacado

Puente Alto quiere dejar de ser la comuna con más femicidios a nivel nacional: lanzan app para prevenir violencia de género

por 23 marzo, 2017

Puente Alto quiere dejar de ser la comuna con más femicidios a nivel nacional: lanzan app para prevenir violencia de género
La gobernación de la Provincia Cordillera lanza hoy un completo plan para desnaturalizar la violencia contra la mujer. La primera acción fue tomar la VIF como un problema de seguridad pública y no un problema íntimo. Rota esa barrera, hoy 80 dirigentes sociales que comenzaron a capacitarse el año pasado, recibirán esta novedosa herramienta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Puente Alto fue creada por decreto a fines del siglo XIX. Por ese entonces, era un pueblito rural pionero en las actividades vitivinícolas de la Región Metropolitana. Más de un siglo después es la comuna más poblada de Santiago y tiene también el triste record de ser la que tiene más femicidios entre los años 2008 y 2016, con 12 mujeres asesinadas a manos de sus parejas. “Cifras que son bien terribles y que tienes que multiplicar por cuatro, para incluir los femicidios frustrados, tanto aquellos que las mujeres denuncian, como los que no por miedo a que la próxima vez sí le resulte a su agresor”, explica la gobernadora de la Provincia Cordillera, a la que además de Puente Alto pertenecen las comunas de Pirque y San José de Maipo, Vanessa Marimón.

La gobernadora explica que el lanzamiento de hoy no sólo incluye esta app. La aplicación es parte de una completa estrategia de mayor escala para desnaturalizar la violencia contra la mujer que es muy común en la provincia. “Decidimos como gobierno provincial definir la violencia intrafamiliar como un problema de seguridad pública. Has ahora la VIF es considerada como un problema puertas adentro, entonces nadie se mete, nadie invade el espacio vital para prevenir este flagelo. Lo primero que quisimos fue traspasar esa barrera de la puerta de la casa y transformarlo en un delito con connotación más comunitaria, más social a propósito de las cifras”, explica Marimón.

En ese contexto, se establecieron varias líneas de trabajo. “Una tiene que ver con traernos el centro de la mujer para acá, que ofrece servicios de atención jurídico socio sicológico a las personas que ya tienen tratamiento por este tipo de situaciones. Sumado a campañas educativas con los policías en los establecimientos educacionales para revertir la violencia en el pololeo porque ya tenemos súper claro que todo empieza por ahí. También estamos haciendo diálogos vecinales”, añade Vanessa.

 

Otro hito importante es el maletín educativo para la primera infancia, que busca terminar con los patrones culturales de desigualdad y de diferenciación de género desde la perspectiva de la violencia. Este dispositivo didáctico contempla labores dentro del aula y también para la familia.

- Si no me equivoco, ustedes lazaron este plan el año pasado.
- Claro. El año pasado lanzamos el taller de monitores vecinales, ellos son una especie de alertas vivientes de detección de violencia y de desnaturalización de la misma. Certificamos con el Sernameg a dirigentes vecinales de las tres comunas y a ellos inicialmente les vamos a entregar esta aplicación de apoyo, que la puede usar cualquiera, pero que básicamente les haremos entrega pública y formal a estos 80 monitores, entre hombres y mujeres. En la app se describen los tipos de violencia, los síntomas para detectarla a tiempo, pero no sólo quedándonos en la pata de la violencia, sino también en el entendido de que hay violencia donde las mujeres no pueden ejercer sus derechos, por lo tanto, también tiene un componente de orientación sobre derechos de las mujeres a modo de manto de protección para no llegar a la violencia. Con esto quiero decir que no es un botón de pánico, que es lo primero a la que uno asocia una app. Es una guía que me va a determinar si la situación que estoy viviendo es violencia, aparecen los síntomas, dónde recurrir, dónde pedir ayuda, pero también promoción de derechos laborales, cómo postular a un jardín infantil. Todos esos derechos, que si no están garantizados, te hacen mucho más propensa a ser víctima de violencia.

- Esta app la puede bajar cualquiera. ¿Estos 80 monitores son como promotores de ella?
- Promotores que al tener esta herramienta y la capacitación, ya pasan a tener un conocimiento teórico y un brazo más armado para intervenir. Como son dirigentes saben lo que pasa en cada una de las casas de su sector y van a poder intervenir, guiar y ayudar con un brazo más operativo. En la app va a encontrar teléfonos de consulta, está la posibilidad de comunicarse en tiempo real con quienes promueven los otros derechos.

- ¿Sientes tú que en este año de trabajo ya hay resultados? Busqué los índices de este año y en Puente Alto no ha habido femicidios.
- Si nos quedamos con la cifras podríamos decir que vamos ganando batallas. Hemos hecho todo lo posible por contribuir a esta disminución de cifras. ¿Tiene relación directa o no esta disminución con el trabajo que hemos hecho? Eso no lo sabremos nunca. Pero sí podemos decir que esperamos que todo lo que hemos hecho haya incidido.

- Este año se le ha dado más cabida a estas temáticas en los medios masivos, ¿crees que eso ha ayudado también?
- Yo creo que sí, además esto se junta con gestos institucionales como la creación del ministerio de la mujer, esta superestructura que el gobierno ha armado y que va teniendo una expresión más local y concreta porque a la mujer puentealtina qué le puede importar la creación de un ministerio. Esto se van concatenando y van teniendo expresión local y completa de apoyo y distribución.

Más información sobre El Mostrador