jueves, 4 de junio de 2020 Actualizado a las 02:52

Opinión Pública

Desmenuzamos las preguntas de la encuesta CEP tildadas de machistas en redes sociales

por 6 junio, 2017

Desmenuzamos las preguntas de la encuesta CEP tildadas de machistas en redes sociales
Luego de las críticas a la última encuesta CEP, el coordinador de opinión pública del centro explica cómo y por qué se escogen las preguntas que se realizan. Además, analizamos las diferencias de las respuestas según sexo, edad y nivel socioeconómico.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Críticas en las redes sociales despertaron algunas preguntas relacionadas con el rol de las mujeres en nuestro país que se dieron a conocer en la última encuesta CEP. Hombres y mujeres comentaban que las preguntas estaban inducidas o no se ajustaban a la realidad social que actualmente existe en Chile.

Sin embargo, Ricardo Gonzalez, coordinador de Opinión Pública del CEP, explica que "las preguntas sobre actitudes de género que el CEP aplicó en su última encuesta han sido validadas y utilizadas por la academia internacional para estudiar la evolución de tales creencias en diversos países del mundo hace mucho tiempo. El CEP pertenece, desde 1998, al programa internacional de encuestas International Social Survey Programme (ISSP), organización internacional de encuestas sociales integrada por 45 países, con el objeto de poner a Chile en perspectiva comparada respecto de otros países miembros de esta organización".

Además, agrega que "al interior de esta organización, estas mismas preguntas han sido probadas y aplicadas en distintos momentos y contextos culturales, lo que ha validado su uso para medir las creencias de género. En Chile, el CEP ha aplicado las mismas preguntas los años 2002 y 2012".

Lo que sí muestran estas preguntas es que, a pesar de una evolución, parte de la sociedad chilena sigue asignando un rol a la mujer centrado en el hogar y la maternidad, pese a que se están discutiendo temas como la despenalización del aborto, el acoso callejero y la violencia de que son víctimas las mujeres y la igualdad en puestos altos de trabajo tanto en el sector público como privado.

Según la información del CEP, la mayor parte de los chilenos apoya las siguientes afirmaciones: “ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado” (46%), “tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desea es un hogar e hijos” (45%), “considerando todo lo bueno y todo lo malo, la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja tiempo completo”(61%) y "es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja” (58%).

La mayor apertura hacia la igualdad parece estar reflejada en la pregunta “una madre que trabaja puede establecer una relación tan cálida y sólida con sus hijos como una madre que no trabaja”, donde estuvo de acuerdo un 57%.

La buena noticia en pro del derecho de las mujeres es que los resultados reflejan una pequeña evolución en cuanto a estos temas con respecto al 2012, en la mayoría de las preguntas.

“Ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado” aumentó en 2 puntos porcentuales su idea de aprobación, comparado con el 2012. También subió en 5 puntos la idea de que “una madre que trabaja puede establecer una relación tan cálida y sólida con sus hijos como una madre que no trabaja".

A si vez, la afirmación “tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desea es un hogar e hijos” bajó 3 puntos al igual que “considerando todo lo bueno y todo lo malo, la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja tiempo completo”. La disminución más significativa fue en "es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja” que cayó 8 puntos en su aprobación.

¿Pero existe una diferencia significativa en los resultados por génerom edad o grupo socioeconómico entre las 1.481 personas que fueron entrevistadas en el estudio?

Ante la pregunta “ser dueña de casa es tan gratificante como tener un trabajo remunerado” no hay una diferencia significativa por sexo, pero sí destaca que existe una mayor aprobación en los grupos de edad de los 35 a 44 años, y sobre todo entre los 45 a 54 años. A su vez, se está más de acuerdo con el enunciado a medida que se baja en el nivel socioeconómico.

En el enunciado “tener un trabajo está bien, pero lo que la mayoría de las mujeres en realidad desea es un hogar e hijos” existe un nivel de respuesta parejo en cuanto a sexo y edad, salvo el grupo de 55 años o más que está más a favor. Al igual que en la pregunta anterior, las diferencias significativas se producen en el nivel socioeconómico, con una clara mayor aprobación a medida que baja.

En la afirmación “considerando todo lo bueno y todo lo malo, la vida familiar se resiente cuando la mujer trabaja tiempo completo” la mayor diferencia etaria se produce en el grupo de 18 a 24 años, quienes están menos de acuerdo en comparación con los otros grupos.

Mientras en el nivel socioeconómicos los niveles de aprobación a la pregunta son más estables, con una leve tendencia a estar más de acuerdo en los niveles más bajos.

En la pregunta "es probable que un niño en edad parvularia sufra si su madre trabaja” se dan respuestas con porcentajes similares tanto en sexo, edad como nivel socioeconómico, con una leve mayor aprobación en los grupos de 35 a 44 y 45 a 54 años, en los estratos medio y bajo.

En la pregunta “una madre que trabaja puede establecer una relación tan cálida y sólida con sus hijos como una madre que no trabaja" se destaca que hay mayor acuerdo entre los grupos de 18 a 24 y de 45 a 54 años,y en el nivel socioeconómico alto.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día