sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 00:54

Yo Opino

Aborto legal: la lucha por la libertad continúa

por 25 julio, 2019

Aborto legal: la lucha por la libertad continúa

Crédito: Agencia Uno.

Tal como ha constatado la Mesa por el aborto en Chile en su “Informe de monitoreo social”, la objeción de conciencia institucional y la desidia del Gobierno ha redundado en serias disparidades en la implementación de la ley, situaciones de violencia obstétrica y graves obstáculos al ejercicio de este derecho, incluso en los estrechos márgenes permitidos. Estas dificultades son, sin duda, expresión de los poderosos intereses preocupados de mantener a las mujeres bajo control, limitando el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En esta fecha indispensable para los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres recordamos el caso de Belén, una niña que luego de ser abusada y violada por su padrastro dio a luz con solo 11 años en 2013. A Sebastián Piñera en ese entonces, le parecía que Belén estaba preparada para ser madre. Seguramente hoy sigue pensando de la misma forma.

Por la historia de Belén y la importancia del aborto hemos marchado ya seis 25 de julio. Esta vez, la séptima vez, también nos convoca el rechazo al racismo, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer Negra, Latinoamericana y Caribeña.

La autonomía reproductiva y, en definitiva, la libertad de las mujeres para forjar nuestros propios destinos es una reivindicación histórica de las feministas. La pelea local no ha estado exenta de dificultades. Y es que la presencia de expresiones conservadoras ha sido la tónica, partiendo por la derogación del aborto terapéutico como uno de los últimos actos del gobierno dictatorial.

Por cada niña y por cada una de nosotras seguiremos luchando, e insistiendo como resuena en distintos rincones del mundo: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

El hecho de que la Ley de interrupción del embarazo en tres causales haya pasado por una dificultosa aprobación -incluyendo una contradictoria sentencia del Tribunal Constitucional, que solo permitió abrir una ventana de autonomía a costa del absurdo reconocimiento de la objeción de conciencia como un derecho de las instituciones-, y una lenta y obstaculizada implementación en desmedro del bienestar de niñas, adolescentes y adultas es una muestra más de ello.

Tal como ha constatado la Mesa por el aborto en Chile en su “Informe de monitoreo social”, la objeción de conciencia institucional y la desidia del Gobierno -tanto para asegurar la existencia de equipos no objetores en todos los establecimientos públicos, como para garantizar información a las usuarias- ha redundado en serias disparidades en la implementación de la ley, situaciones de violencia obstétrica y graves obstáculos al ejercicio de este derecho, incluso en los estrechos márgenes permitidos.

Estas dificultades son, sin duda, expresión de los poderosos intereses preocupados de mantener a las mujeres bajo control, limitando el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos y constriñendo no sólo la libertad individual para definir nuestro propio futuro, también nuestra capacidad colectiva de construir una sociedad más allá de los márgenes de la primacía del mercado.

En este contexto que esta lucha siga abierta en su versión más radical, es fundamental para hacer frente a las franjas más retardatarias de nuestra sociedad y para forjar nuestra propia libertad.

Por cada niña y por cada una de nosotras seguiremos luchando, e insistiendo como resuena en distintos rincones del mundo: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Desde Partido Comunes, seguiremos trabajando en esa dirección y participaremos de la convocatoria de este 25 de julio, apoyando la lucha feminista que los últimos años ha recuperado la bandera de la libertad.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día