domingo, 28 de febrero de 2021 Actualizado a las 17:03

BRAGA

Julieta Martínez, la joven más influyente en 2019: “Estamos viviendo y luchando contra una crisis global, que de alguna forma nos saca de la pantalla y nos está haciendo protagonistas de nuestra propia serie de Netflix”

por 18 enero, 2021

Julieta Martínez, la joven más influyente en 2019: “Estamos viviendo y luchando contra una crisis global, que de alguna forma nos saca de la pantalla y nos está haciendo protagonistas de nuestra propia serie de Netflix”
Hoy en la tarde, exactamente a las 16:00 horas, Julieta, quien también es representante de ONU Mujeres, estará en el escenario del Congreso Futuro. Será una de las tres expositoras en el panel 7: “¿Aún podemos soñar?” en donde compartirá escenario con la activista climática chilena Catalina Silva y la astronauta en entrenamiento de la Nasa, Alyssa Carson. Conversarán sobre los desafíos de la juventud para el futuro.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hoy comienza uno de los eventos más esperados de nuestro país, el Congreso Futuro, una instancia rica en conocimiento en donde reconocidas personas en algún ámbito de estudio, tanto científico como humanista, exponen a la ciudadanía sobre problemáticas a las que se enfrenta, o se enfrentará la humanidad en un futuro, además de las soluciones que vislumbran para corregir el camino e inspirarnos a trabajar en equipo y ser mejor como sociedad.

Este año, en donde seguimos en “modo pandemia”, ni ella podía imaginarse que después de haber sido voluntaria en 2020 para mover sillas y otras labores, este año estaría sobre el escenario siendo una de las expositoras más populares, al punto de ser de las primeras en hacer un “sold out” de cupos para su panel. Hablamos de la destacada activista chilena, la joven de 17 años, Julieta Martínez, quien a los 15 fundó la plataforma Tremendas, para conectar a niñas, adolescentes y jóvenes que tienen ganas de cambiar el mundo.

Ahora, en conversación con El Mostrador Braga, pudimos conocer más de esta joven que este 2021 comienza su último año de enseñanza media, y que, en su currículum, ya acumula grandes logros, entre los que destacamos: ser la joven más influyente en 2019, ser representante de ONU Mujeres, representar a Chile en la Cumbre de la Mujer de América latina y El Caribe, miembro del Youth Task Force de generación igualdad de UN Women, entre otros.

Privilegios

Cuando tenía 12 años, Julieta tuvo su primer golpe de realidad. De pequeña fue diagnosticada con diabetes, razón por la cual es insulino-dependiente, debía siempre estar controlando el azúcar de su sangre e inyectándose insulina, sin embargo, tuvo una luz de esperanza que le permitiría mejorar su calidad de vida: la bomba de insulina.

Cuando supo que este aparato llegaría a Chile, corrió donde su mamá, Marcela, para preguntar si podrían comprarlo, ella le dijo que harían el esfuerzo, pero que debía darse cuenta de que ella era una privilegiada, ya que muy pocos otros niños y niñas, incluso adultos, en su situación, podían costear algo así. Estas palabras resonaron fuerte y profundamente en su corazón, “privilegios.. ¿soy una privilegiada?” Esta inquietud la hizo investigar y abrir los ojos: el mundo está lleno de desigualdad.

Y en este contexto fue a su primera marcha, la cual tenía como fin exigir al Gobierno incorporar las bombas de insulina en el plan AUGE, “¿Por qué unos sí y otros no? Creo que fue algo que me llamó mucho la atención, fue la primera vez que alguna forma rompí mi burbuja en este mundo donde estaba en mi zona de confort. Salir de mi realidad que era: ir al colegio-casa, casa-colegio y encontrarme con la realidad, marchando con muchas personas que no conocía, pero estábamos ahí porque teníamos un objetivo en común, que era cómo logramos alcanzar una mejor calidad de vida para los y las niñas con diabetes en Chile”, cuenta.

Ese fue su puntapié inicial y poco a poco se preguntó a mí misma que si esto pudo hacerlo con una causa en particular, ¿podría hacerlo con otras? Al día de hoy, ser activista para Julieta es poder identificar un problema, estudiarlo y pasar a la acción. Repetir constantemente esos pasos. “Me encontré con los ODS, una nueva estructura en la cual basarme y me di cuenta de cuál era mi bandera de lucha: la igualdad de género y la crisis climática, y en el fondo, el cómo abrir los espacios y visibilizar el talento con sentido del que tanto hablamos en la fundación”, narra.

“La colaboración es el camino a la esperanza”

En el colegio y en la vida, siempre a los jóvenes les dicen que son el futuro, sin embargo, Julieta piensa que son el presente, es por eso que dio vida a la plataforma Tremendas, que ahora se posiciona también como Fundación. Una comunidad de niñas, adolescentes y jóvenes entre 12 y 25 años que tienen este talento con sentido, ya que utilizan sus habilidades, tiempo y energías en realizar actividades con impacto social, y que estén acordes a alguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la ONU.

De hecho, esta comunidad que partió con 10 voluntarias, (Cata Taccone, Mara Osorio, Isi Guzmán, Fernanda Santos, Florencia Riquelme, Antonia Hucke, Lourdes Cabanillas, Paz Binimelis y Sofía Lira) durante su proceso de admisión 2020, recibió los formularios de más de 700 niñas, adolescentes y jóvenes que quieren ser parte del proyecto, que quieren mostrar su lucha, sus iniciativas y seguir inspirando a otras.

Julieta y todas aquellas que pertenecen a Tremendas, se han enfrentado al adultocentrismo con mucha fuerza, sobre todo a un fenómeno que ellas llaman, el ninguneo amoroso, en donde adultos les dicen cosas como “qué bonito lo que haces, qué soñadora que eres, pero, espérate un poco. Estudia, saca la carrera, gana plata y tal vez después te puedas dedicar a lo social”, expresa.

Para Julieta y las chicas de Tremendas, la clave  para encontrar soluciones en este contexto de crisis es tener la capacidad de deconstruirse para construir algo mejor, darle la oportunidad a estas generaciones nuevas, que no son sólo el futuro, también son el presente, a investigar, aprender, conversar, dar distintas experiencias, puntos de vista y sobre todo, entender que en la mesa se necesita diversidad.

“Al momento de crear, de buscar soluciones, al momento de hablar de innovación, de emprender, sobre todo pensando en un mundo que se está rediseñando, necesitamos tener a las comunidades migrantes, necesitamos tener a las disidencias sexuales, necesitamos tener a personas en situación de discapacidad, necesitamos tener mujeres, niñas, juventudes presentes. Creo que sólo así realmente vamos a alcanzar una inclusión real, una equidad real y avanzar por el futuro sostenido y sustentable y al cual estamos apuntando o de alguna forma, que estamos exigiendo”, determina.

[¿Spoiler?] Panel 7 del Congreso Futuro “¿Aún podemos soñar?”

Hoy en la tarde, exactamente a las 16:00 horas, Julieta será una de las tres expositoras en el panel 7: “¿Aún podemos soñar?” en donde compartirá escenario con la activista climática chilena Catalina Silva y la astronauta en entrenamiento de la Nasa, Alyssa Carson. Conversarán sobre los desafíos de la juventud para el futuro.

Como el entusiasmo y las ansias fueron más fuertes, Julieta nos adelanta que la innovación social será el sol que guiará su presentación, sobre todo el título del panel ¿Aún podemos soñar?. “Me gustaría hablar desde el soñar y el actuar, ya que, si bien, unas definiciones de sueños que se utiliza, es para nombrar aquellos deseos y/o proyectos muchas veces difíciles de concretar, pero que no son imposibles”, comenta.

También agrega, que “para lograr generar en el fondo, cambios concretos, cambios reales, necesitamos pasar a la acción: un decir y hacer, un soñar y actuar. Voy a ponerle mucho foco a eso. Por otro lado, voy a centrarme en dos áreas en las que yo me manejo y trabajo, que es por un lado la crisis climática y la igualdad de género”, cuenta. Para ella, es muy importante mostrar el punto de convergencia entre esos dos temas, “hoy estamos viviendo y luchando contra una crisis global, sanitaria, económica y humana y que de alguna forma nos saca de la pantalla y nos está haciendo protagonistas de nuestra propia serie de Netflix”.

“La educación de las niñas como solución climática”

Otro punto importante que abarcará en su presentación responde a la pregunta ¿cuál es el rol de las niñas en particular? Ya que, sobre todo pensando el contexto que estamos viendo, la juventud debe tener un rol, no como espectador, sino que como protagonista. Poder trabajar el diálogo intergeneracional, la interseccionalidad, entendiendo que “la colaboración es el camino a la esperanza”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día