martes, 15 de octubre de 2019 Actualizado a las 14:28

Crítica literaria

Cultura - El Mostrador

"Historia secreta de Chile", la dimensión del anecdotario

por 31 mayo, 2016

“Historia secreta de Chile”, la dimensión del anecdotario
El libro cumple con el propósito de acercar a la gente un tipo de historia más digerible, más recreativa y más popular, pero que desaprovecha la oportunidad de trabajar sobre acontecimientos concretos y no sobre supuestos. Por lo que, “Historia Secreta de Chile”, ingresa a los anaqueles de la Historia, para hacer valer otra dimensión, la del anecdotario.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los libros más resonantes y de mayor recepción por parte del público nacional durante el 2015, fue Historia Secreta de Chile. Libro instalado por la editorial en los medios de comunicación, mediante un discurso donde su autor evidencia un manto de misterio sobre los emblemas y el devenir del país. Es así, que con este nuevo libro, Jorge Baradit toma distancia de sus trabajos anteriores, para convertirse en cronista que hurga en los procesos históricos, devela un Chile conspirativo, realza héroes olvidados, revela asuntos esotéricos en los símbolos patrios, y manifiesta que el control político se ejerce desde la penumbra. Así, encontramos a un héroe nacional que participaba de sesiones de espiritismo cuestión de práctica común en determinados círculos, pero su ejercicio era prohibido por la Iglesia. También hay referencia a los estudiantes nazistas asesinados en democracia, hecho que aparece en los libros escolares de manera puntual, y que pocas veces se resalta su importancia. Se cuenta incluso, la importancia de distraer a la población mediante la manipulación de los programas de tv y el montaje del vidente de Virgen de Peñablanca. Aparecen temas olvidados y exóticos, como el reino de Orièle Antoine I al sur del Bío Bío, la noticia del cadáver perdido de Manuel Rodríguez que cada cierto tiempo se descubre que sigue extraviado, el programa SYNCO que iba a salvar al gobierno de Allende del desabastecimiento generado por la DC y controlado por EE.UU., junto a otras historias que parecen ocultas pero que aquí aparecen renovadas.

De lo anterior, los temas suponen un potente atractivo para el lector, sin embargo, el narrador utiliza la exageración como recurso transversal, método que sirve para impresionar al lector, como si nos estuvieran contando los misterios sin resolver del país en la esquina del barrio. La capacidad de explotar la fascinación por los supuestos, es la base de estos doce capítulos junto a concepciones que son sospechosas, contradictorias y que en su mayoría, terminan por ser graciosas. Es así que, durante los capítulos, aparecen juicios y sobre todo ideas redundantes en los acontecimientos que se deducen como propios: hecatombe telúrica/sin previo aviso/horroroso terremoto. Debido a lo anterior, el narrador parece más creíble cuando corrige el discurso oficial a diferencia de sus recreaciones situadas en la atemporalidad de su crónica: “su cabeza llegó a valer de diez a quince millones de pesos de hoy. Se organizaron batidas profundas en la zona de Colchagua, donde centraba sus operaciones clandestinas.” (44) o “afuera, un temporal de esos que solo los porteños conocen, sacudía la ciudad y su viento desordenaba el océano poniendo en riesgo los barcos estacionados en la bahía” (126).

Más allá de la mala edición se hace patente en el relato de lo oculto, los problemas de redacción reiterados, y cuando se superan, hay ideas grandilocuentes que terminan por confundir al lector, como el capítulo II, donde se expone que en el siglo XVII, quienes no vivían en las ciudades recién fundadas, pertenecían a un inmenso océano de territorio deshabitado (27). Será necesario explicar, que el proceso de la población que migra del campo a la ciudad se dio recién a mediados del siglo XX.

Si las antologías son un mero trámite de reunir historias escritas por otros, desde ya está señalado para lectores iniciados. He ahí su éxito. Baradit viene a enrostrar a su público la falta de revisión histórica de Chile desde las posibilidades que permite la ficción histórica, una ficción basada en documentos investigados y analizados desde la toma de posición de algo tan peculiar como es el chisme. Esto y no otra cosa, porque los contenidos extraídos de los sitios web pueden variar instantáneamente, mientras que en el formato de papel libro, sus contenidos se discuten, por lo que la fuente bibliográfica de este texto está mal elaborada.

Finalmente, el libro cumple con el propósito de acercar a la gente un tipo de historia más digerible, más recreativa y más popular, pero que desaprovecha la oportunidad de trabajar sobre acontecimientos concretos y no sobre supuestos. Por lo que, “Historia Secreta de Chile”, ingresa a los anaqueles de la Historia, para hacer valer otra dimensión, la del anecdotario.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

La bala

Envíada por Claudio Jiménez Rojas | 14 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV