domingo, 17 de enero de 2021 Actualizado a las 00:09

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Libro “En pocas líneas”: Divagaciones en el sur

por 19 agosto, 2018

Libro “En pocas líneas”: Divagaciones en el sur
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un frágil libro nos entrega David Corvera (Santiago, 1982). En cien páginas, la obra “En pocas líneas” (2018) instala al personaje homónimo en la ciudad de Valdivia. Allí conocerá a Paula, una investigadora académica que llega a la ciudad en busca de tranquilidad tras finalizar una relación lésbica con María. Ambos se conocen en una fiesta e iniciarán una relación en la que no tendrán futuro.

La estrategia de la historia del relato parece ser simple: colocar ambas voces protagónicas en las que desarrollan una narración distinta, no siempre lograda y por momentos, atosigante. Sumando al narrador omnipresente para situarse encima de los personajes pero sin aprovechamiento para el total del volumen. Así también, la perspectiva de la historia evidencia la trasnochada creencia del autor, que por un lado, viene a cambiar la tradición literaria escribiendo un proyecto insulso: “acabo de confesarte que escribiré una novela sobre nosotros (…) a partir de nuestra historia podré contar otras cosas, nuestra historia será la excusa para describir cómo vemos el mundo, tú y yo, o bien cómo una parte de nuestra generación lo ve.” (53) En cierto modo, se pueden identificar algunas influencias culturales no mencionadas, pero hay valor en secciones que afirma sobre el privilegio de escribir y el trabajo de la creación literaria representado en espacios solitarios donde la construcción, la revisión y la corrección, va más allá que la autodenominación de la voz de la década.

Por otro lado, los pocos personajes que deambulan no están desarrollados en su complejidad y tampoco tienen relevancia hacia el final. Aquí aparece Artemisa, artista visual que guarda relación con Paula, para luego caer en depresión sin ningún ápice de apoyo de otros personajes. Asimismo, Edgardo, músico de profesión e incapaz de hablar de otros temas, que en su calidad de personaje secundario impactará escuálidamente en las vidas de David y Paula.

Cabe mencionar que, en esta novela presenta la imagen de la ciudad de Valdivia situada en el cliché del turismo mediático debido a que transita en los mismos sitios que un turista de manual. Por tanto, si el consumo es corriente, las conductas del sujeto serán correspondidas tanto por el contexto así por el modo de observar la ciudad, clima y su producción. Es decir, este ejemplar pudo haber sido escrita en cualquier otro lugar ya que no existe distinción de los materiales que distinga a la ciudad de otras, el proceso de modernización y poco faltó para leer a gente caminando bajo la lluvia tomados de la mano por la costanera.

La novela carece de profundidad por lo que se diluye rápidamente, pero quedará en la retina los manuales de cocina, las instrucciones del amante moderno y las discusiones con otro/a persona para encontrarse la razón. Finalmente, “en pocas líneas” coloca la mirada en el ensimismamiento de relaciones diluidas y desarraigadas de los entornos, lo que da cuenta que el escritor calza más como guionista de programas de viajes etnoculturales de televisión.

“En pocas líneas” (2018). Diego Corvera Mallea, Ediciones Alarido, 2018, 102 páginas.

Gonzalo Schwenke. Profesor y Crítico Literario.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV