jueves, 19 de mayo de 2022 Actualizado a las 04:19

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Ben Saunders, el hombre de los polos, en Congreso Futuro: "Soy un explorador de los límites: geográfica, física y mentalmente"

por 17 diciembre, 2018

Ben Saunders, el hombre de los polos, en Congreso Futuro: «Soy un explorador de los límites: geográfica, física y mentalmente»
El inglés Ben Saunders (Plymouth, 1977) se ha hecho mundialmente famoso por sus expediciones a los polos, conocidos por sus condiciones climáticas extremas. "Siempre debo recordarme a mí mismo lo afortunado que soy por haber esquiado a través de un paisaje que nadie más ha visto antes jamás", dice uno de los invitados del próximo Congreso del Futuro, evento apoyado por El Mostrador, que se realizará desde el 15 al 20 de enero en Santiago y regiones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Cuál es el límite de la resistencia humana? Esta es una de las preguntas que se ha hecho por mucho tiempo el inglés Ben Saunders (Plymouth, 1977),  mundialmente famoso por sus expediciones a los polos, conocidos por sus condiciones climáticas extremas.

Saunders es uno de los invitados estrella del próximo Congreso Futuro, que se realizará en Santiago desde el 15 al 20 de enero. Se trata de la principal reunión de intelectuales y científicos de Chile.

El explorador inglés, que además es uno de los embajadores contra el cambio climático, es conocido por liderar el primer viaje de regreso al Polo Sur a pie, a través de la ruta del irlandés Ernest Shackleton (1874-1922). Es el tercero en la historia y el más joven por diez años en llegar al Polo Norte solo y caminando. También ha viajado en dupla con su compatriota Tarka L'Herpiniere.

Saunders ha esquiado más de 3.700 millas (6.000 km) en expediciones polares desde 2001. Tiene el récord del viaje polar más largo impulsado por el hombre en la historia (2.888 km) y del viaje ártico en solitario más largo de un británico (1.032 km).

"Soy un explorador de los límites: geográfica, física y mentalmente. Se trata de un esfuerzo humano puro, y de la manera en que puedo inspirar a otros a explorar su propio potencial personal", dice.

Imagen: Enciclopedia visual de la Antártica - Un viaje por el tiempo, la vida y el entorno en el continente más extremo del mundo. Instituto Antártico de Chile (INACH)

Interés desde niño

Saunders comenzó a interesarse en el tema de los polos cuando era niño.

"Primero, siendo un escolar, leí sobre los grandes exploradores polares de la era eduardiana, Scott y Shackleton", cuenta. "También leí los libros escritos por montañistas y otros grandes exploradores, como Ranulph Fiennes. Todos ellos me inspiraron".

Como el mayor de dos hermanos, Saunders se crió en Devon y Kent. Cursó estudios en la Royal Military Academy Sandhurst y trabajó como instructor en la John Ridgway School of Adventure.

Consultado sobre su interés en esta parte del mundo, el explorador responde:

"El Ártico y la Antártica son lugares mágicos, dos de los últimos grandes lugares desiertos en esta planeta. Para sobrevivir en estos ambientes se requiere de una fortaleza de cuerpo y alma, y a mí me interesaba probar mis límites", responde.

Por otro parte, agrega, estas regiones son de extrema importancia para la ciencia y el futuro del planeta.

Imagen: Enciclopedia visual de la Antártica - Un viaje por el tiempo, la vida y el entorno en el continente más extremo del mundo. Instituto Antártico de Chile (INACH).

Un lugar de extremos

La Antártica es un lugar de extremos. No solo por su enorme tamaño: también es el lugar más seco y el más helado del globo. Asimismo, posee la mayor altitud que cualquier continente en la Tierra, destaca Saunders.

Hay que tomar en cuenta que Saunders transita por sitios donde nunca han estado otras personas. En el Ártico, ocasionalmente ha divisado un oso polar.

Tampoco ha visto basura porque camina en medio del continente. Solo en la costa ha advertido la presencia de basura plástica.

Imagen: Enciclopedia visual de la Antártica - Un viaje por el tiempo, la vida y el entorno en el continente más extremo del mundo. Instituto Antártico de Chile (INACH).

Nunca dos paisajes iguales

¿Pero qué se siente caminar allí? ¿Es cierto que es como otro planeta? ¿Cuáles son las condiciones de viento y temperatura? ¿Qué se come y cómo se duerme?

"Siempre debo recordarme a mí mismo lo afortunado que soy por haber esquiado a través de un paisaje que nadie más ha visto antes jamás", responde. "El Ártico cambia todos los días, nunca dos paisajes son iguales por el desplazamiento del hielo, y la Antártica es tan enorme que aún hay lugares donde nadie ha estado nunca".



La mínima temperatura que experimentó Saunders en la Antáctica fue de -46 grados Celsius, y que con viento alcanzaba los -60 grados. "Como solo puedo viajar en el verano, tengo 24 horas de luz. En el invierno son 24 horas de oscuridad, lo que haría mis expediciones mucho más duras".

Imagen: Enciclopedia visual de la Antártica - Un viaje por el tiempo, la vida y el entorno en el continente más extremo del mundo. Instituto Antártico de Chile (INACH).

Soñar con comida

En los trayectos, Saunders debe comer cada 90 minutos una ingesta de calorías para que su cuerpo pueda seguir funcionando para condiciones tan extremas.

"Una vez que termino de esquiar por el día –usualmente después de 10 horas– armo mi carpa y obtengo un poco de agua para cocinar mi cena. El sueño viene fácil en la Antártica, siempre estás cansado, pero en el Ártico siempre estás alerta por el sonido de los osos polares".

En sus viajes, nunca tuvo alucinaciones. Sí "sueños muy vivos sobre comida en las últimas semanas" de las rutas.

Bajo esas condiciones, es fácil preguntarse si alguna vez Saunders sintió miedo, como ocurrió en su última expedición en solitario por la Antártica, entre noviembre y diciembre de 2017.

"Cuando estás en equipo, siempre habrá alguien para ayudar, pero ser totalmente autodependiente en un ambiente inmisericorde puede ser atemorizante si piensas demasiado en ello", admite.

Imagen: Enciclopedia visual de la Antártica - Un viaje por el tiempo, la vida y el entorno en el continente más extremo del mundo. Instituto Antártico de Chile (INACH).

Un año de recuperación

¿Qué descubrió sobre sí mismo en estos viajes?

"La expedición Scott siempre fue sobre la prueba de los límites de la resistencia humana y realmente presionamos esos límites", contesta en referencia al trayecto de 105 días inpirado en Walter Scott.

"Física y mentalmente me tomó un año recuperarme de ese viaje. Sin embargo, descubrí lo resiliente que puede ser el cuerpo humano", comenta.

Sobre su próximo desafío, no puede decir mucho en este momento.

"Sin embargo, espero volver a la Antártica en un tiempo no tan lejano", concluye.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV