sábado, 17 de agosto de 2019 Actualizado a las 23:32

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

Klaus von Storch, el chileno candidato a astronauta en Rusia: "Me gustaría ir al espacio"

por 23 julio, 2019

Klaus von Storch, el chileno candidato a astronauta en Rusia: “Me gustaría ir al espacio”
Dos veces su posibilidad de viajar fuera de la órbita terrestre se esfumó. Hoy, a sus 57 años, el expiloto de la FACH está convencido de que si aún no ha volado al espacio, se debe a la ausencia de una agencia espacial correspondiente en Chile. Pero no por eso ha renunciado a dicho sueño y evalúa hacerlo con una compañía espacial privada. "Al final, John Glenn hizo su último vuelo a los 78 años. Así que todavía tengo tiempo", declara riendo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Justo en el mes en que se cumplieron los 50 años desde la llegada del primer hombre a la Luna, el empresario y piloto chileno, Klaus von Storch, visitó Rusia y fue entrevistado por un medio de ese país en relación con su trayectoria como candidato a astronauta.

En la entrevista concedida al sitio de la Fundación Skolkovo, se recuerda que Von Storch estuvo dos veces  cerca de tomar un vuelo a la estación espacial internacional ISS: una vez como parte de una misión de la NASA y otra, como ingeniero de vuelo de la tripulación rusa.

En Chile, Von Storch -nacido en Osorno en 1962- es considerado uno de los principales expertos en espacio y él mismo afirma que, a sus 57 años, no ha abandonado la esperanza de volar hasta allá.

Von Storch en un monumento de Yuri Gagarin, el primer hombre en volar al espacio exterior.

En Rusia, Von Storch visitó la Fundación Skolkovo, específicamente los Centros de Uso Colectivo, el laboratorio de la compañía de Skolkovo Sputniks y el centro educativo y de investigación de la compañía Boeing en Innograd.

"En la infancia, como muchos en mi generación, soñaba con los vuelos espaciales", comentó en la entrevista. Por ello, ingresó a la FACH y se convirtió en piloto militar. Además, estudió ingeniería aeroespacial en la Universidad del Sur de California y actualmente se desempeña como piloto de una aerolínea privada. Durante el reciente eclipse de sol tomó algunas fotos del tablero del avión que estaba piloteando.

Desde que regresó a Chile desde Estados Unidos, el interés por el tema espacial se enfrió, en parte, debido a la mala experiencia del primer satélite, el Fasat Alfa, lanzado en 1995. Este fracasó al no poder separarse del cohete ucraniano que lo trasladaba. "Sin embargo, comencé a trabajar en el grupo para administrar y usar el primer satélite chileno real, FASat-Bravo, que se lanzó en 1998 desde Baikonur", señaló.

Mientras tanto, Von Storch se reunió con uno de los líderes de la NASA y se ofreció para tomar parte en un vuelo en el transbordador espacial. “Como parte de esta misión, tuve que realizar un experimento biomédico relacionado con el sistema vestibular. El experimento fue preparado por un grupo de médicos chilenos. Para formalizar el proyecto, el Presidente de Chile tuvo que enviar una carta al presidente Clinton. Como Chile aún no tenía su propia agencia aeroespacial, la carta se atascó en algunos corredores burocráticos y, cuando se envió, ya había otro presidente en Estados Unidos, Bush. Así que este vuelo no tuvo lugar, digamos, por razones administrativas", se lamentó.

El contacto ruso

La siguiente etapa de su carrera espacial estuvo relacionada con la feria aeroespacial FIDAE, que se celebra cada año en Chile. La embajada rusa lo contactó y le mencionó que sería posible plantear la cuestión de su participación en el programa espacial ruso. "La delegación parlamentaria chilena fue a Moscú, yo estaba en su comitiva y desde ese momento, comencé a trabajar en la posibilidad de mi vuelo en una nave rusa. Visité Rusia en repetidas ocasiones e incluso hubo una fecha específica de mi vuelo: abril de 2003. El Presidente de Chile voló a Rusia, pero en el último momento, debido a la ausencia de un representante de la Fuerza Aérea en la delegación, no se firmaron los documentos pertinentes. Como resultado, mi vuelo no tuvo lugar ", relató.

Ante estos hechos, en 2004 Von Storch dejó la Fuerza Aérea de Chile. Una de las lecciones que aprendió de su odisea espacial es que Chile necesita tener su propia agencia aeroespacial, la cual podría coordinar tales proyectos, según afirmó en la entrevista.

En ese mismo año, el presidente ruso Vladimir Putin estaba de visita en Chile. En una recepción en el palacio de La Moneda, el mandatario ruso dijo que apoyaba la posibilidad de la huida del cosmonauta chileno. "Pero esta vez por varias razones, incluso debido al cambio de gobierno en Chile, la oportunidad nunca se aprovechó", señaló.

"El punto no es solo enviar a un astronauta al espacio. Es importante poder llevar a cabo una serie de experimentos que, a su vez, deberían contribuir al crecimiento de la 'conciencia cósmica' en el país, como yo lo llamo; creando una masa crítica de conocimiento e investigación para hacer su propia contribución a la ciencia espacial ", agregó Von Storch al medio ruso.

Hoy está convencido de que si aún no ha volado al espacio, se debe a la ausencia de una agencia espacial correspondiente en Chile. Pero no por eso ha renunciado a dicho sueño y evalúa hacerlo con una compañía espacial privada. "Al final, John Glenn hizo su último vuelo a los 78 años. Así que todavía tengo tiempo", se rió.

Confía en que Chile pueda aprovechar la cooperación con Rusia en el tema espacial. "En particular, me interesó el énfasis que se está poniendo aquí en el modelo educativo para el desarrollo de la tecnología espacial, en relación con el aprendizaje de los estudiantes. Esta es una herramienta relativamente barata y efectiva que es especialmente interesante para los países que no tienen su propio programa espacial", concluyó.

"Por otro lado, me parece que su enfoque hacia el desarrollo de satélites ultra pequeños CubeSat es muy productivo: hoy en día, esta es la tendencia global hacia la miniaturización. Chile sigue el mismo camino. No hace mucho tiempo se lanzó el ultrapequeño satélite chileno. Ahora en Chile hay un proyecto para crear un nuevo satélite. Lo que nos lleva a la realización de la necesidad de crear nuestro propio programa espacial y, en eso, la experiencia de Rusia será muy importante para nosotros", concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV