viernes, 3 de julio de 2020 Actualizado a las 12:35

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

Neurociencias: Cannabis, fertilidad y gestación

por 28 mayo, 2020

Neurociencias: Cannabis, fertilidad y gestación
Son muy pocas las investigaciones que estudian los efectos derivados de consumir Cannabis desde la etapa previa a la concepción y hasta los momentos posteriores al parto en mujeres, hombres y la descendencia. Son aún más escasos los estudios de esta droga en la sociedad chilena, donde el efecto del Cannabis sobre los parámetros reproductivos sigue sin estar claro.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En las últimas décadas, para bien o para mal, el Cannabis medicinal y recreativo ha revolucionado a América Latina. Esta revolución nace desde una sociedad empoderada que exige regulaciones políticas buscando reformular las leyes de cada país en diferentes contextos sociales en favor del uso de esta planta. No sólo se ha buscado la regulación del consumo recreativo, sino que también la regulación en el consumo medicinal. No obstante, los estudios clínicos que hablan sobre el riesgo del consumidor son dispersos y poco concluyentes en algunos aspectos. Por otro lado, el consumo medicinal, recreativo y sobre todo industrial, no es ajeno a la historia de Chile, ya que desde los tiempos de la conquista española se utilizaba la tierra para cultivar esta planta que funcionaba como un sustento económico. Tengamos presente que el cáñamo es una fibra muy versátil que provino desde Asia con la llegada de los españoles, siendo Diego de Almagro el primer responsable de traerla en conjunto con otras semillas y plantas para su cultivo en Valdivia aproximadamente en el año 1541, creciendo en abundancia durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Más tarde, su producción se vio disminuida a raíz de una crisis económica, pero pudo ser reactivada por Bernardo O´Higgins alrededor de 1822. Posteriormente en el siglo XX, Estados Unidos comenzó a vincular al Cannabis con ciertos crímenes y estados alterados de la conciencia, lo cual llevó a Chile a prohibirla, inicialmente con la ley 17.934 en el último año del gobierno de Allende, y luego a través de la ley 18.403 de 1985 durante la dictadura. 

A nivel global, se han realizado tres grandes estudios que evaluaron el efecto de consumir marihuana sobre la fertilidad de hombres y mujeres. Dos de ellos no muestran evidencia de que el consumo de la droga por algún integrante de la pareja afecte la probabilidad de gestar. Pero el tercer estudio mostró que fumar marihuana se asociaba a una tasa de fertilización más baja debido a un menor rendimiento de los óvulos, aunque no se relacionaba con la tasa de embarazo y de nacimiento vivo. [cita tipo="destaque"]

Los extractos de marihuana se encuentran actualmente dentro del marco legal de Chile. La ley N° 20.000 trata sobre el uso de drogas y estupefacientes y permite el autocultivo de Cannabis para el uso medicinal próximo en el tiempo. El problema se produce por los vacíos legales que deja a la subjetividad del poder judicial la justificación del “uso medicinal”, pudiendo no tener en consideración la existencia de una prescripción médica en formato de receta retenida. Todo esto deja en situación de vulnerabilidad a las personas que pudiesen verse beneficiadas en algún aspecto por el uso de esta planta. El problema es más profundo, ya que las investigaciones también se ven limitadas, lo cual dificulta los procesos legislativos al discutir sin tener una base científica clara y orientada a la realidad chilena. 

Por ejemplo, cuando se busca información sobre los efectos del consumo de Cannabis durante la gestación en la guía perinatal de Chile, publicada y revisada por el Ministerio de Salud, la misma que norma el actuar de los profesionales relacionados con la obstetricia, se indica en el capítulo de drogas ilícitas y embarazo que los efectos de esta droga están poco definidos. Entonces, ¿serán estos efectos negativos o positivos?

Cannabis y gestación, ¿qué se sabe del tema?

Son muy pocas las investigaciones que estudian los efectos derivados de consumir Cannabis desde la etapa previa a la concepción y hasta los momentos posteriores al parto en mujeres, hombres y la descendencia. Son aún más escasos los estudios de esta droga en la sociedad chilena, donde el efecto del Cannabis sobre los parámetros reproductivos sigue sin estar claro. A nivel global, se han realizado tres grandes estudios que evaluaron el efecto de consumir marihuana sobre la fertilidad de hombres y mujeres. Dos de ellos no muestran evidencia de que el consumo de la droga por algún integrante de la pareja afecte la probabilidad de gestar. Pero el tercer estudio mostró que fumar marihuana se asociaba a una tasa de fertilización más baja debido a un menor rendimiento de los óvulos, aunque no se relacionaba con la tasa de embarazo y de nacimiento vivo. 

En septiembre del 2019 se publicó un estudio que trató de evaluar el desarrollo y la viabilidad de embriones de pollo expuestos a cuatro sustancias relacionadas con los receptores de endocannabinoides, los cuales están presentes en todo el cuerpo y se encuentran involucrados en una variedad de procesos fisiológicos, incluyendo el apetito, la sensación al dolor, humor, memoria, entre otros. A su vez, estos receptores pueden ser activados de forma endógena, es decir, por el mismo organismo, a través del consumo de la planta de Cannabis y por la fabricación de sustancias que se adhieren a estos mismos receptores (cannabinoide). Los investigadores examinaron los efectos de HU 210, uno de los cannabinoides sintéticos más potentes descubiertos hasta ahora; HU 211, otro cannabinoide sintético que exhibe propiedades neuro protectoras y antioxidantes; el cannabidiol (CBD) de origen vegetal obtenido directamente de las plantas; y anandamida, el primer endocannabinoide que se reconoció dentro de la fisiología humana y que posee funciones aun no completamente esclarecidas sobre nuestro organismo. 

No obstante, si se sabe que tienen un papel crucial en la ovulación, así como en la implantación del óvulo y espermatozoide una vez que están juntos. Específicamente, se ha demostrado que son necesarios altos niveles de anandamida para una ovulación exitosa y que los niveles más bajos son ventajosos durante la implantación en el revestimiento del útero. Estas cuatro moléculas fueron utilizadas para evaluar la viabilidad y el desarrollo de embriones de pollo. Los huevos de gallina fertilizados se inyectaron con los compuestos de prueba a través de un pequeño orificio perforado en el huevo, directamente en la yema. Después de nueve días de exposición, se midieron la viabilidad embrionaria, la longitud y el peso húmedo de los embriones y el peso húmedo de los cerebros, en donde se evaluaron las etapas de desarrollo de acuerdo con la escala de Hamburger y Hamilton (HH), la cual es una tabla establecida en investigación científica para hacer una analogía entre las etapas de desarrollo embrionario de pollos en relación a otras especies, incluyendo a los mamíferos. Se sabe además que el mecanismo de acción de los receptores de endocannabinoides de los pollos es similar al del ser humano.

Se descubrió que el potente agonista sintético del receptor cannabinoide HU 210 y el CBD fueron tóxicos para el desarrollo del embrión a las concentraciones más altas, resultando en la mayoría los embriones muertos después de la inyección de HU 210 y de un 20% de muertes después de las inyecciones de cannabidiol. No se encontraron resultados negativos al inyectar anandamida ni HU211. Además, descubrieron que la vitamina E bloqueó ambos efectos negativos y a futuro podría ser útil como terapia en mujeres consumidoras de Cannabis que no sabían que estaban embarazadas. La extrapolación de datos entre especies es, por supuesto, difícil, pero los datos argumentarían en contra del uso de cannabinoides, ya sea recreativa o terapéutica durante el embarazo.

Para finalizar, Chile, desde el inicio de su independencia, ligó su historia y desarrollo económico a la planta de Cannabis, la misma que se encuentra actualmente prohibida para la población. Paradójicamente no ha demostrado ser la solución adecuada, siendo actualmente Chile el tercer país donde se consume más marihuana a nivel global, según el informe mundial sobre drogas que la Organización de Naciones Unidas contra la droga y el delito (ONUDD) realizó el año 2018. Debemos hacer hincapié en el hecho de que no se conocen bien los efectos de esta droga y la decisión de usarla, sobre todo en el embarazo, debiese ser consciente y fundamentada, lo cual a su vez requiere de una mejora en los sistemas educativos y de salud, a través de la investigación. Debemos poner más atención en nuestras futuras generaciones, teniendo en cuenta que para cambiar la forma en que vivimos, primero debemos proteger la forma en que nacemos.

Plantaciones de cáñamo. Cáñamo: apuntes para historiar una agroindustria chilena. Juan Caldichour.

Vínculo a los artículos originales: 
  • Effects of cannabinoids on the development of chick embryos in ovo.
Sofia B. Gustaffsson & Stig O. P. Jacobsson. Scientific Reports 2019.
https://www.nature.com/articles/s41598-019-50004-7
  • Marijuana smoking and outcomes of infertility treatment with assisted reproductive technologies.
Feiby L. Nassan and EARTH Study Team. Human Reproduction 2019.
https://academic.oup.com/humrep/article-abstract/34/9/1818/5549505

*Este artículo surge del convenio con el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV