martes, 13 de abril de 2021 Actualizado a las 02:51

CULTURA

Cultura - El Mostrador

El dibujante chileno de DC Comics Amancay Nahuelpan publica la novela gráfica "Clandestino"

por 6 marzo, 2021

El dibujante chileno de DC Comics Amancay Nahuelpan publica la novela gráfica “Clandestino”
La novela gráfica vio la luz por primera vez en 2017 en Estados Unidos. Hoy, Planeta Cómic edita y traduce al español esta publicación en un tomo único y a todo color. El dibujante y guionista chileno, que lleva tres años trabajando para DC Comics, ha sido parte del equipo creativo de historietas como Batman, Justice Legue Dark, Nightwing, Wonder Woman, entre otros. Publicada por primera vez en 2017 en seis entregas, hoy Clandestino es editada en un tomo único y a todo color. "Para mí siempre fue un deseo poder publicar este cómic en Chile porque la historia está directamente inspirada pop hechos ocurridos aquí y Latinoamérica en los 70's", comenta el autor.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Puede un hombre escapar de su destino? ¿Puede un país no enfrentarse a su historia? Estas son algunas de las preguntas que plantea Clandestino, novela gráfica del ilustrador nacional y dibujante de DC Cómic, Amancay Nahuelpan, quien por primera vez publica su obra en Chile.

Niko era apenas un niño cuando su madre fue asesinada por el Grupo Nacionalista Paramilitar (GNP). Luego de eso estuvo vagando solitario. Entonces, conoció a Linco, quien lo llevaría a engrosar las filas de Koyam, el grupo rebelde armado, que tras el golpe de 1973 se enfrentaría al GNP. Veinte años más tarde el GNP se ha consolidado en el poder y en Tairona, país donde sucede esta historia, han proliferado los grupos rebeldes. Ahora Niko es conocido como Clandestino.

"La idea, o concepto de Clandestino, surgió cerca del 2008. Fue el personaje lo primero que empezó a gestarse en mi mente, inspirado en otro personaje que antes había creado, y en un par de fotos de mi papá cuando era joven, con un look similar", comenta el autor.

"Cada personaje está en busca de venganza. Ninguno ha tenido una vida fácil, han tenido que pasar por situaciones extremas, han perdido seres queridos, han sido torturados y de una forma u otra la dictadura en la que viven –ya sean de un bando o de otro– los ha moldeado", explica Amancay.

Tomo único

Publicada por primera vez en 2017 en seis entregas, hoy Clandestino es editada en un tomo único y a todo color.

"Para mí siempre fue un deseo poder publicar este cómic en Chile porque la historia está directamente inspirada pop hechos ocurridos aquí y Latinoamérica en los 70's. El cómic publicado originalmente en Estados Unidos tuvo una muy buena acogida, lo que me sorprendió un poco al principio por el carácter político de la historia", afirma el autor.

El creador de historia cautivadora y llena de acción, comenta que se encargó personalmente de supervisar la traducción "de absolutamente todo, no solo de los diálogos, sino que también de cada texto o palabra que aparece en el fondo: pancartas, gráficas". El artista destaca, además, que para la edición chilena trabajó "una portada completamente nueva".

Crecido en Temuco

Nahuelpan B. es dibujante y escritor de comics, originalmente diseñador de interiores, nacido en Vancouver, Canadá, aunque creció en Temuco luego de que sus padres retornaran al país a principios de los noventa.

En el 2006 hizo su debut y publicó su primera historia, Hijos De P. Un par de años más tarde, tras terminar sus estudios, retornó a Canadá para perseguir su sueño de ser dibujante profesional de comics. Comenzó en editoriales pequeñas, pero luego desarrolló proyectos con editoriales como BOOM! Studios (Robocop), IDW (Boy-1) y Blackmask Studios, donde colaboró como cocreador de las series Young Terrorists y Calexit. Y desarrolló, escribiendo y dibujando su miniserie Clandestino, hoy traducida por primera vez al español por editorial Planeta.

Actualmente se encuentra dibujando para DC Comics, donde ha trabajado en títulos como Nightwing, Batman, Wonder Woman, Gotham City Monsters, Justice League Dark, y otros.

Inspirado en papá

- ¿Cuando surgió "Clandestino" y por qué crees importante que se publique en Chile?

- La idea, o concepto de Clandestino, surgió cerca del 2008. Fue el personaje lo primero que empezó a gestarse en mi mente, inspirado en otro personaje que antes había creado, y en un par de fotos de mi papá cuando era joven, con un look similar. Una vez que ya tenía la idea gráfica de lo que sería Clandestino, empecé a desarrollar una historia.

Para mí siempre fue un deseo poder publicar este cómic en Chile porque la historia está directamente inspirada pop hechos ocurridos aquí y Latinoamérica en los 70's. El cómic publicado originalmente en Estados Unidos tuvo una muy buena acogida, lo que me sorprendió un poco al principio por el carácter político de la historia. El público supo valorar eso.

- ¿Qué particularidades tiene esa edición?

- Para esta edición me encargué personalmente de supervisar la traducción de absolutamente todo, no solo de los diálogos, sino que también de cada texto o palabra que aparece en el fondo: pancartas, gráficas. Además, realicé una portada completamente nueva para la edición de
Planeta Chile.

- ¿De qué lugar de ti surge este guión?

- Fueron un montón de factores los que fueron uniéndose para ir desarrollando esta idea. Como decía antes, el personaje surgió el 2008, pero en el 2009 fue cuando empezó a tomar más forma la idea de la historia. Por esos años comenzaba a gestarse la Primavera Árabe, y ver cómo estos países iban derrocando a los dictadores de turno, empezó a germinar en mí la idea de hacer algo en esa línea, pero tomando algunos hechos de los que yo tuviera más conocimiento. Y, bueno, caía de cajón usar de punto de partida el golpe de Estado de 1973.

El papel de la venganza

- ¿Qué rol tiene la venganza en esta historia?

- La venganza, sin duda juega, un rol fundamental en la historia. Cada personaje está en busca de venganza. Ninguno ha tenido una vida fácil, han tenido que pasar por situaciones extremas, han perdido seres queridos, han sido torturados y de una forma u otra la dictadura en la que viven –ya sea de un bando o de otro– los ha moldeado. La venganza es uno de los objetivos que tienen enfrente. Desde Clandestino y los rebeldes, hasta el dictador y su grupo paramilitar, todos están seducidos por la venganza.

- ¿Cómo se vincula el guión con la ilustración? ¿Qué trabajaste primero? ¿Cómo van "conversando" estos dos formatos?

- Primero siempre vienen las ideas visuales a la cabeza. Tenía una serie de imágenes "clave" que quería dibujar, y un hilo más o menos claro de lo que sería la historia. Entonces, luego vino la tarea de armar ese puzzle. Tenía una agenda donde iba anotando las distintas ideas y ahí mismo iba boceteando las páginas.

La historia se divide en seis partes. Originalmente, en Estados Unidos se publicó un número al mes. Para cada uno de estos capítulos tenía los bocetos y lineamiento de la historia. Después de tener los bocetos de las páginas listos, comencé a escribir los diálogos para ir conectando cada viñeta y darle forma a la historia.

Siempre tuve en mente que quería una paleta de colores plana, con colores básicos y a veces no tan convencionales para darle un look más "vintage" al cómic.

- Trabajas con DC Comics, ¿cuál fue el camino que recorriste para llegar a eso y cómo ha repercutido en tu trabajo?

- Uff, fue un largo recorrido, jaja. Básicamente, trabajé en todas las editoriales más pequeñas antes para poder entrar a DC. Hice trabajos para IDW, BOOM!, Blackmask Studios, y otras editoriales independientes. Hasta que después de tanto tocar la puerta de DC, me abrieron una ventanita y puede entrar.

Tuve que ir a convenciones, mostrar portafolio, trabajar, trabajar, trabajar, poner atención en los detalles que me corregían los editores y seguir trabajando y trabajando, y publicando material. Porque solo cuando ven que eres capaz de publicar de manera constante y llegar a los deadline, comienzan a prestarle más atención a tu trabajo. Sin duda que llevar tres años trabajando para DC, ha tenido un impacto positivo en mi trabajo. De cierta forma, he adquirido una reputación. Se respeta y se toma más en cuenta lo que hago.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV