sábado, 6 de junio de 2020 Actualizado a las 17:50

PAÍS

"Teleserie" comunicacional de La Moneda obliga a cambio de equipo para salvar estrategia de refuerzo de imagen presidencial

por 30 marzo, 2020

Las comunicaciones han sido siempre un dolor de cabeza para cualquier Gobierno, pero en particular lo han sido en esta segunda administración de Piñera, más aún cuando tanto en palacio como en Chile Vamos todos reconocieron que no es fácil trabajar con el Mandatario, que son pocos los que pueden seguir su ritmo y que rara vez hace caso de las sugerencias, lo que queda plasmado en las poco afortunadas y habituales salidas de libreto en sus intervenciones. Así, en palacio dijeron que la dupla de Alfonso Peró y Waldo Díaz "nunca lograron encajar" ni tampoco entendieron "la lógica interna" de cómo funciona el trabajo en La Moneda, lo que quedó plasmado en una serie de errores comunicacionales y falta de coordinación durante estas semanas de marzo, desde que se confirmó el primer caso de Coronavirus.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

79 días, eso fue lo que duró el experimento que se puso en marcha en La Moneda a principios de año para tratar de mejorar y fortalecer la alicaída imagen del Presidente, Sebastián Piñera, golpeada por el fracaso de los tiempos mejores, los problemas económicos y sobretodo, por los efectos del estallido social del 18 de octubre. Si bien en enero se trajo a palacio al ex editor de Reportajes de El Mercurio, Alfonso Peró, para asumir la tarea a sugerencia del poderoso jefe del segundo piso, Cristián Larroulet, hoy fue removido de su cargo.

En palacio no hay dos voces al asegurar que la decisión la tomó el Presidente, quién no estaba conforme con el trabajo de Peró, ni tampoco con el del periodista Waldo Díaz, quien también dejó El Mercurio para hacer la dupla a cargo de la tarea de reforzamiento de la imagen de Piñera. Ambos trabajaban directamente con Larroulet y el propio Piñera, quien está encima de cada paso de la estrategia establecida para fortalecer su imagen.

Las  comunicaciones han sido siempre un dolor de cabeza para cualquier Gobierno, pero en particular lo han sido en esta segunda administración de Piñera, más aún cuando tanto en palacio como en Chile Vamos todos reconocieron que no es fácil trabajar con el Mandatario, que son pocos los que pueden seguir su ritmo y que rara vez hace caso de las sugerencias, lo que queda plasmado en las poco afortunadas y habituales salidas de libreto en sus intervenciones.

No solo eso, en el piñerismo reiteraron hoy que una de las principales debilidades del Mandatario es "su eterna ansiedad por salir siempre" y el "afán de protagonismo", que le juegan malas pasadas y lo exponen demasiado. Al respecto, pusieron como ejemplo la cuestionada entrevista que anoche dio el Mandatario a Chilevisión y CNN, que tenía como objetivo remarcar su "estatura republicana" como líder en medio de la crisis sanitaria y que terminó generando un flanco con el Congreso, después que afirmó que el costo de Espacio Riesco al mes sale menos que "un parlamentario" en el mismo período de tiempo.

En el Gobierno agregaron que a pesar del alza que ha registrado Piñera en algunas encuestas, internamente en La Moneda se considera que el objetivo de mantener al Presidente a flote “no estaba dando resultados efectivos”, debido principalmente a “las peleas, desaciertos comunicacionales y falta de coordinación" de los cuales se responsabiliza a la "fórmula de trabajo" que impuso este nuevo equipo. No solo eso, la extrema “centralización y hermetismo” del equipo de Peró habría generado molestia en los partidos de Chile Vamos, quienes habrían solicitado al Presidente hacer “un ajuste” al equipo de comunicaciones, con el fin de mantener una conexión más fluida con los timoneles, parlamentarios y alcaldes del oficialismo.

Dicho eso, diversas fuentes de Gobierno consultadas afirmaron que el tema de las comunicaciones ya se había transformado en una verdadera "teleserie", que hay bastante desorden tras las murallas de La Moneda y que la dupla de Peró y Díaz "nunca lograron encajar" ni tampoco entendieron "la lógica interna" de cómo funciona el trabajo en palacio. Algo que quedó plasmado en una serie de errores comunicacionales y falta de coordinación durante estas semanas de marzo, desde que se confirmó el primer caso de Coronavirus.

"Piñera se cansó", sentenció una fuente gubernamental, mientras que otros en palacio remarcaron que Peró no logró sumarse al "ritmo" del Presidente, que no era muy proactivo a ojos del Mandatario, que quiere que se vea públicamente -agregaron- que él está en todo. "Por eso sale tanto, habla a cada rato", precisó un piñerista histórico, quien advirtió que no es una buena línea a seguir.

En el Gobierno agregaron que a pesar del alza que ha registrado Piñera en algunas encuestas, internamente en La Moneda se considera que el objetivo de mantener al Presidente a flote “no estaba dando resultados efectivos”, debido principalmente a “las peleas, desaciertos comunicacionales y falta de coordinación" de los cuales se responsabiliza a la "fórmula de trabajo" que impuso este nuevo equipo. No solo eso, la extrema “centralización y hermetismo” del equipo de Peró habría generado molestia en los partidos de Chile Vamos, quienes habrían solicitado al Presidente hacer “un ajuste” al equipo de comunicaciones, con el fin de mantener una conexión más fluida con los timoneles, parlamentarios y alcaldes del oficialismo.

Esta decisión no implica que en La Moneda se deseche la estrategia de fortalecer la imagen presidencial, por el contrario. Se mandó a llamar a Carla Munizaga, quien tiene una larga historia de trabajo con Piñera y también con RN.

La profesional es hija de un histórico militante de Renovación Nacional, hace veinte años se hizo cargo de la prensa de RN, trabajó por años con Piñera, estuvo a cargo de su campaña del 2009, fue su jefa de prensa durante toda la primera administración y el último tiempo, estaba abocada a la asesoría de dirigentes y personeros del partido.

"Le da confianza, la conoce, Carla Munizaga le conoce las mañas al Presdiente, lo mira y sabe lo que quiere", explicó un piñerista histórico sobre la decisión de traerla de regreso. No solo eso, en palacio se espera que como ella ya conoce las lógicas y criterios del trabajo en La Moneda con los equipos, ministros, asesores, la SECOM, el segundo piso y el propio Mandatario, logre poner orden interno.

Otro aspecto que en Chile Vamos destacaron es que Munizaga es parte del ADN de Renovación Nacional, tiene redes y llegada con distintos niveles del partido y eso, recalcaron, va a ayudar a canalizar la tensión que hay con la colectividad como la comunicación con el Presidente y La Moneda. Al interior de los partidos oficialistas añadieron que la profesional  “no es foránea” en la coalición y que sabe cómo manejar los equilibrios entre Piñera y el resto de los actores políticos.

Peró fue trasladado a trabajar directamente con Larroulet, debido a la conocida cercanía que ambos tienen y Díaz fue trasladado a la SECOM, que encabeza el periodista, Cristián Rendic “Así todos quedan felices”, aseguró un asesor de gobierno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV