sábado, 20 de abril de 2019 Actualizado a las 01:13

MUNDO

Odebrecht, el megaescándalo de corrupción que acorraló a Alan García

por 17 abril, 2019

Odebrecht, el megaescándalo de corrupción que acorraló a Alan García
Alan García es investigado por la Fiscalía peruana, por los dineros entregados por Odebrecht para adjudicarse la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las redes del megaescándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht detonaron un capítulo totalmente imprevisto este miércoles con el intento de suicidio del dos veces presidente peruano Alan García Pérez.

El exmandatario (1985-1990 y 2006-2011) se disparó un tiro en su casa, cuando iba a ser detenido por orden de la Fiscalía peruana en el marco de la causa de presuntos sobornos.

García es investigado por la Fiscalía peruana, por los dineros entregados por Odebrecht para adjudicarse la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Pero Alan García siempre ha negado los cargos. En sus últimas declaraciones, antes del episodio del disparo, García fue enfático en defender su inocencia señalando que “para robar no nací” y había catalogado como una “gran injusticia” la detención ordenada por el Poder Judicial.

Las platas brasileñas

Sin embargo, los últimos hallazgos de la Fiscalía pusieron contra la espada y la pared al ex mandatario, al encontrar que Odebrecht consignó más de cuatro millones de dólares en cuentas de Luis Nava, quien fue secretario de Presidencia en el segundo mandato de García (2006-2011), y de su hijo José Antonio Nava.

De acuerdo a la indagatoria, las transacciones proceden de la Caja 2 de Odebrecht, la cuenta oculta con la que la empresa brasileña pagó millonarios sobornos en una docena de países de Latinoamérica, según relevó el domingo IDL-Reporteros.

Los beneficiarios de estas operaciones tenían como seudónimos "Chalán" para Nava y "Bandido" para su hijo, identificación confirmada por la constructora.

Además, Nava también recibió en sus cuentas más de un millón de dólares que Odebrecht transfirió inicialmente al ex vicepresidente de la estatal Petroperú Miguel Atala en 2007, en una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA).

El ex presidente, sobre el que pesaba una orden de impedimento de salida del país, intentó recientemente eludir la investigación al solicitar asilo diplomático en la embajada de Uruguay, pero se lo denegaron.

García también ha estado en la mira de la justicia por utilizar una fundación creada por su esposa durante su primer gobierno (1985) como una fachada para manejar dinero obtenido ilegalmente.

Pero en los años 90, consiguió refugiarse en Colombia y luego en París para evitar un juicio por presunto enriquecimiento ilícito.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV