sábado, 19 de septiembre de 2020 Actualizado a las 05:15

Gastronomía

Dueño del Kilómetro 0: “Es fundamental que los bancos nos ayuden, es la única manera para hacer funcionar de vuelta la industria gastronómica”

por 27 mayo, 2020

Dueño del Kilómetro 0: “Es fundamental que los bancos nos ayuden, es la única manera para hacer funcionar de vuelta la industria gastronómica”
Antonio Fernández alerta sobre la urgente ayuda crediticia para los restaurantes y el sector gastronómico en este contexto de pandemia. “Los bancos debieran confiar que con seis meses de garantía debiéramos nosotros tener para empezar a pagarles sin problema las cuotas de los créditos. Contamos con eso, sin los créditos Fogape yo creo que esta industria se va a ver tremendamente damnificada. Es fundamental que nos apoyen en estos créditos”, señala.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La pandemia ha cerrado puertas y los restaurantes lo saben bien. Es el caso de Kilómetro 0, el bistró ubicado en Isidora Goyenechea, en Las Condes. Si en los días peak habían hasta 250 comensales, ahora el silencio se sienta en las mesas: el restaurante, al igual que muchos, siguió la senda del delivery. El lugar emplazado en el subsuelo del Hotel W se había transformado por años en uno de los favoritos de empresarios y políticos. Pero hoy la realidad es otra.

“La verdad es que no es fácil reinventarse de un delivery con una carta como la tenía Kilómetro 0. Hay productos que no se pueden entregar y que no van a llegar bien en un delivery, por lo tanto nosotros nos reinventamos con una carta chica, que tuvimos que hacer experimentos que hoy día están funcionando, como por ejemplo, las pizzas”, relata el cofundador del bistró, Antonio Fernández, quien además agrega que hacen delivery de ensaladas y de “productos más simples”.

“(Los envíos) lo hacemos sin las empresas de reparto como Uber o Rappi, nosotros optamos por darle trabajo a alguno de los empleados que tenemos y que tienen auto. Esto nos ha funcionado principalmente los fines de semana porque no tenemos la organización hoy día para hacerlo el resto de los días”, añade.

Dificultades en pandemia

Fernández explica que Kilómetro 0 llegó a un acuerdo con los 40 trabajadores del local para acogerse a la Ley de Protección al Empleo. “Tampoco ha sido fácil, porque dentro de todo, en algún minuto, hay algunas imposiciones impagas, entonces no ha sido fácil que se los vayan pagando todos. Hemos estado regularizando todo para que se pague todo eso, y todo eso se va a pagar”.

A esto se le suma el arriendo. Hasta el momento, “no hemos tenido hoy día ninguna condonación de nada”, indica el cofundador del restaurante. Pero matiza que “no significa que no lo vayan hacer. Yo creo que todos están esperando a que esto se termine en algún minuto, y podamos ver cuál va a ser la negociación. De hecho, nosotros no hemos pagado los arriendos, yo creo que gran parte de los arrendatarios de aquí no lo han pagado. Son arriendos que no son baratos”.

Aquí no finalizan los problemas de Kilómetro 0, ni de la industria gastronómica en general. Y es que los créditos Fogape han resultado ser un dolor de cabeza para el sector.

“La verdad que los créditos Fogape, por lo menos con nosotros, ha sido súper complicado”, asegura Antonio Fernández. El empresario gastronómico también apunta a una lentitud en la entrega de créditos. “El primer día que salió lo del Banco del Estado, antes de lo del Fogape, llené los formularios, escribí, mandé, y hasta el día de hoy nunca he tenido una respuesta, que se suponía que eran 15 días hábiles. Deben de haber pasado dos meses o más”.

“Creo que es fundamental que los bancos nos ayuden porque es la única manera que tenemos de hacer funcionar de vuelta esta industria, que si bien hoy día no se ve fácil, yo creo que una vez que se regularice, y que se vuela a la normalidad, quizás no hoy ni en tres ni en seis meses, estos locales van a volver a estar llenos como estaban antes y quizás más”, dice Fernández.

“Los bancos debieran confiar que con seis meses de garantía debiéramos nosotros tener para empezar a pagarles sin problema las cuotas de los créditos. Contamos con eso, sin los créditos Fogape yo creo que esta industria se va a ver tremendamente damnificada. Es fundamental que nos apoyen en estos créditos”, agrega.

Reapertura compacta

Fernández prevé una reapertura del sector gastronómico de un modo más compacto. “Va a costar mucho manejar estos locales tan grandes, con tanta gente trabajando”, cree. “Hoy día si yo tuviera la opción de trasladarme, cambiarme, hacer una carta quizás un poco más chica, trabajar con ocho o 10 personas, la verdad que sería feliz de hacerlo”.

Antonio concluye que, una vez salido del confinamiento, “estos locales gigantescos van a terminar por morir en algún minuto y vamos a buscar locales más chicos”.

Más información sobre El Mostrador