domingo, 8 de diciembre de 2019 Actualizado a las 08:01

Controladores de Victoria’s Secret convencen a compradores de bonos basura de gastar dinero

por 29 octubre, 2015

La recepción de la deuda ilustra la divergencia en el mercado de alto rendimiento, en el cual los inversores rehúyen los bonos basura de menor calificación al tiempo que siguen dando muestras de interés en emisores de mayor calidad como L Brands, cuya nota es de apenas un nivel por debajo del grado de inversión. Eso queda subrayado por el rendimiento adicional que los inversores exigen por tener créditos de calificación CCC en relación con los de nota BB, que ha trepado al nivel más alto en seis años.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Luego de un mes de tibia demanda por parte de los compradores de bonos basura, la firma propietaria de Victoria’s Secret demuestra que el mercado sigue abierto para los tomadores de crédito adecuados.

Una oferta de bonos a 20 años de L Brands Inc. es algo extraordinario para el mercado de grado especulativo, en el cual lo habitual son períodos de entre cinco y 10 años. Pero los compradores se mostraron imperturbables ante el vencimiento en 2035 en tanto la compañía aumentaba su oferta a US$1.000 millones luego de una propuesta inicial de venta de US$400 millones.

La recepción de la deuda ilustra la divergencia en el mercado de alto rendimiento, en el cual los inversores rehúyen los bonos basura de menor calificación al tiempo que siguen dando muestras de interés en emisores de mayor calidad como L Brands, cuya nota es de apenas un nivel por debajo del grado de inversión. Eso queda subrayado por el rendimiento adicional que los inversores exigen por tener créditos de calificación CCC en relación con los de nota BB, que ha trepado al nivel más alto en seis años.

“Hay una evidente bifurcación en el mercado. Si no se tiene un nombre de gran calidad, el acceso al capital está cerrado o cuesta mucho más”, dijo Ken Monaghan, un administrador de dinero de Amundi Smith Breeden. L Brands “hace esto porque puede, y tiene un acceso al mercado con el que no cuenta la mayor parte de los demás en este momento”.

‘Máquina de flujo de dinero’

La portavoz de L Brands, Tammy Roberts Myers, no contestó de inmediato un correo electrónico ni llamados telefónicos en los cuales se le solicitaban declaraciones. La compañía, a la que antes se conocía como Limited Brands, opera otras cadenas, tales como Bath Body Works, PINK y La Senza. Vendió los bonos a su valor nominal con un rendimiento de 6,875 por ciento, según datos que recopiló Bloomberg.

“El vencimiento de los bonos ilustra su fuerza”, dijo Julianne Bass, una administradora de dinero en San Antonio de USAA Investment Management Inc., que gestiona unos US$68.000 millones. “Ha sido una excelente máquina de flujo de dinero, y sigue siéndolo. Los buenos nombres siguen pudiendo vender en este momento”.

Los inversores en bonos de alto rendimiento por lo general se muestran renuentes a conservar la deuda durante 20 años.

La preocupación ante la desaceleración económica de China obstaculiza el crecimiento global y ha contribuido a llevar la emisión de alto rendimiento a su octubre más débil desde la crisis financiera de 2008. La cautela se ha visto reforzada por las noticias negativas que emanan desde Valeant Pharmaceuticals International Inc. hasta Sprint Corp., que se cuentan entre los mayores emisores de deuda basura.

La brecha entre los bonos de calificación BB y CCC ha crecido a 8,6 puntos porcentuales, mientras que era de 5,3 por ciento hace apenas un año.

El título en inglés: ‘Victoria’s Secret Owner Gets Junk-Bond Buyers to Part With Cash’

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV