domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 19:00

Inversión de roles histórica

El mundo al revés: Trump destruye acuerdos y ataca globalización, mientras líder del Partido Comunista de China se convierte en ‘hombre de Davos’ y defensor del sistema

por 19 enero, 2018

El mundo al revés: Trump destruye acuerdos y ataca globalización, mientras líder del  Partido Comunista de China se convierte en ‘hombre de Davos’ y defensor del sistema
Donald Trump y Xi Jinping, cuyos países representan aproximadamente el 40 por ciento de la economía global, ofrecen visiones opuestas para el futuro del comercio mundial, los flujos de capital y la integración económica en esta era de creciente desigualdad de ingresos y temor populista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si necesita un recordatorio de cuán surrealista se ha vuelto el debate sobre la globalización en los últimos años, solo mire los salones de Davos.

Donald Trump y Xi Jinping, cuyos países representan aproximadamente el 40 por ciento de la economía global, ofrecen visiones opuestas para el futuro del comercio mundial, los flujos de capital y la integración económica en esta era de creciente desigualdad de ingresos y temor populista.

En una inversión de roles histórica, el líder del Partido Comunista de China es quien se ha convertido en un defensor del consenso de Davos y el año pasado utilizó su discurso en el centro de esquí suizo para defender la globalización. Y es un presidente estadounidense -el evento principal de este año- quien insiste en que los intereses económicos de su país prevalecen sobre visiones vagas de un mundo más interconectado.

Trump llega al Foro Económico Mundial, que comenzará el 23 de enero, con una hoja de antecedentes penales a los ojos de los verdaderos creyentes de Davos. En su primer año en el cargo, retiró a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TPP) y del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Ha amenazado con abandonar el acuerdo nuclear de Irán, un pacto de libre comercio con Corea del Sur y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Quiere construir muros (literalmente a lo largo de la frontera entre EE.UU. y México), no derribarlos, y según informes, ha cuestionado por qué EE.UU. debería aceptar inmigrantes de "países de mierda" como Haití, El Salvador y naciones africanas.

"Las amenazas a la integración del comercio mundial no deben subestimarse", dijo Eswar Prasad, ex jefe de la división China del Fondo Monetario Internacional y ahora profesor de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York. "La administración Trump ha fomentado la incertidumbre en las reglas del juego que sustentan el comercio internacional".

A medida que EE.EE. se retira, la influencia global de China está creciendo. Xi ha enviado a sus negociadores comerciales para ayudar a formular un nuevo pacto comercial asiático como consecuencia del TPP. La ambiciosa “Iniciativa Cinturón y Ruta” de China, que contempla una inversión masiva en infraestructura y el desarrollo de nuevas rutas comerciales, está remodelando el terreno en la región más dinámica del mundo en términos económicos.

Xi no asistirá a Davos este año, pero su principal asesor en materia económica representará los intereses de China. El discurso del presidente chino el año pasado fue visto como una refutación contra las amenazas proteccionistas de Trump, quien estaba a pocos días de asumir el cargo tras una campaña plagada de amenazas contra China por cuestiones comerciales.

China, por supuesto, para nadie es la idea de una economía de libre mercado. Subsidia a las industrias del llamado “cinturón de óxido” que están inundando los mercados globales con acero, suprimió a los vendedores en corto durante una caída del mercado bursátil en 2015 y las empresas y los bancos estatales aún dominan el panorama económico. Sin embargo, Xi no ha criticado a sus socios comerciales tan descaradamente como Trump, ni ha amenazado tan rápidamente con guerras comerciales para seguir su agenda económica.

El estilo violento de Trump y el retiro de compromisos globales le han dado a Xi la oportunidad de reformularse a sí mismo como un defensor del orden existente, incluso si es claramente en los términos de China.

Teniendo en cuenta todo eso, probablemente no sea sorprendente que el gran tema de este año en Davos sea: "Crear un futuro compartido en un mundo fracturado". Otros líderes mundiales que se espera influyan en ese debate incluyen al primer ministro de la India, Narendra Modi, y al presidente francés, Emmanuel Macron.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV