viernes, 13 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:12

Opinión

Autor Imagen

Desocupación en La Araucanía: no solo la tasa importa

por 6 noviembre, 2018

Desocupación en La Araucanía: no solo la tasa importa
Para analizar más en detalle los resultados de empleo, se debe observar no solo la tasa de desocupación, sino también otras variables como la fuerza de trabajo, los ocupados, los inactivos, la informalidad en el empleo, entre otros aspectos. Entonces, ¿qué tan positivos son estos resultados si analizamos otras variables?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El INE publicó recientemente los indicadores de empleo a nivel país y regional para el trimestre móvil julio-septiembre 2018, donde la Región de La Araucanía anotó una tasa de desocupación de 6,4%, lo que implicó una disminución de 0,5 puntos porcentuales (pp.) en relación con igual trimestre de 2017, y además resultó 0,7 pp. menor que la tasa de desocupación país. Un análisis preliminar muestra una evolución positiva de la desocupación regional, considerando que la tasa es menor que el año anterior y menor a la del país. Sin embargo, para analizar más en detalle los resultados de empleo, se debe observar no solo la tasa de desocupación, sino también otras variables como la fuerza de trabajo, los ocupados, los inactivos, la informalidad en el empleo, entre otros aspectos. Entonces, ¿qué tan positivos son estos resultados si analizamos otras variables?

Al analizar la evolución de los ocupados en la región, vemos que estos disminuyeron en aproximadamente 4.710 personas en un año, es decir, hoy existen 4.710 personas menos ocupadas en comparación con igual trimestre de 2017. Este último muestra una variación negativa en la creación de empleo. Y aquí se evidencia una señal de advertencia, ya que si bien este año ha sido en general positivo en cuanto a creación de empleo (15.770 personas promedio hasta septiembre), vemos una desaceleración en la creación de puestos de trabajo, esto significa un debilitamiento en la capacidad de generar nuevos puestos de trabajo, lo que este último trimestre pasó incluso a una variación negativa (-4.710 personas), situación que no se veía desde comienzos de 2017.

¿Entonces por qué baja la desocupación cuando la región tiene menos ocupados que hace un año? Esto sucede porque se registró una disminución anual en la fuerza de trabajo regional (-7.360 personas) y un elevado aumento interanual de los inactivos (27.270 personas).

Un aspecto quizás “positivo” es que la disminución anual de los ocupados fue principalmente en la categoría “cuenta propia” (-8.430 personas), que en general son empleos de menor calidad. Mientras que los ocupados en la categoría “asalariados” tuvieron un sano crecimiento de 5.620 personas interanual. A nivel de actividad económica, la mayor caída anual estuvo en Industria Manufacturera (-11.800 personas), y el mayor aumento en Administración pública (6.460 personas).

Si bien como señal siempre es positivo reducir la tasa de desocupación, también importan las causas de dicha reducción, y lo ideal sería que el menor desempleo sea causado por un aumento en los ocupados, es decir, por creación de empleos y no por una disminución de la fuerza de trabajo y/o por un aumento de inactivos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV