sábado, 16 de febrero de 2019 Actualizado a las 16:50

MERCADOS

El que explica se complica: ministro Fontaine enciende la polémica al plantear ceder los derechos de agua a perpetuidad

por 28 enero, 2019

El que explica se complica: ministro Fontaine enciende la polémica al plantear ceder los derechos de agua a perpetuidad
En una entrevista, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, confirmó que la indicación sustitutiva al proyecto de ley que modifica el Código de Aguas cede derechos a perpetuidad. Si bien el secretario de Estado afirmó hoy que hubo un error de “interpretación” y aseguró que los derechos de agua serán “indefinidos”, sus declaraciones generaron la indignación de parlamentarios. El senador PPD Guido Girardi reaccionó señalando que “en vez de devolverles el agua a todos los chilenos, se quiere expropiar el derecho que queremos recuperar”, mientras su colega PPD Adriana Muñoz planteó que “favorece la impunidad de especuladores en tiempos de escasez”. Por su parte, el diputado PS Fidel Espinoza aseguró que “una vez más el Gobierno apuesta por el mercado”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Gobierno espera ingresar, antes de que termine este mes, la anunciada indicación sustitutiva al proyecto de ley que modifica el Código de Aguas, la que actualmente se encuentra en segundo trámite legislativo en el Senado.

A la hora de adelantar detalles sobre el proyecto, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, dio una entrevista a Pulso donde reveló parte del plan estratégico de cuencas y el panel de expertos. Pero también habló de la perpetuidad de los derechos como parte de los cambios que se harán a la reforma que, de acuerdo a la propuesta del Gobierno anterior, fijaba un límite de 30 años. Este punto generó indignación en la oposición.

En su argumentación, Fontaine explicó que “nosotros creemos que es un error quitarles certeza jurídica a los derechos de agua (...). La certeza jurídica es lo que permite que los agentes económicos, personas o empresas, puedan beneficiarse si ahorran agua”.

“Precisamente, para dar los incentivos adecuados para el buen uso del agua, es que tiene que haber plena confianza en que el dueño de los derechos del agua va a seguir siendo dueño”, comentó al medio antes consignado.

El ministro fue enfático en señalar que se mantiene lo que existe hoy respecto de la reforma a los derechos del agua, incluyendo “la duración indefinida de los derechos de agua y la transferibilidad de ellos”. Sin embargo, “hacemos una modificación en cuanto a que los nuevos derechos en el momento de otorgarse sean por licitación o remate, a diferencia de lo que ocurre hoy, que se otorgan gratuitamente”, concluyó.

Polémica por dichos de Fontaine

Las declaraciones de Fontaine causaron polémica en el Senado, al dar a entender que los derechos del agua se entregarían de forma perpetua a privados, incluyendo a quienes no utilizan dicho recurso y que especulan con el precio de este.

Frente a esto, el senador Guido Girardi (PPD) manifestó su indignación por los dichos del titular de la cartera. “Nos parece inaudito e inaceptable que el Ministerio de Obras Públicas esté planteando avanzar más en la privatización de los derechos de agua”, declaró.

“En vez de devolverles el agua a todos los chilenos, se quiere expropiar el derecho que queremos recuperar”, comentó el legislador, argumentando que, junto con la senadora Adriana Muñoz (PPD), “presentamos un proyecto para modificar un daño que Pinochet le hizo a la soberanía nacional cuando modificó la Constitución en el 80”.

“Hasta el 80 todos éramos dueños del agua”, sentenció.

A juicio de Girardi, la entrevista del ministro “nos alarma a todos, porque está hablando de derechos a perpetuidad, y los derechos tienen que ser así para todos los chilenos, no para un grupo o determinados grupos económicos”.

“Es una legislación para los especuladores, para garantizar el mal uso del agua, para favorecer a grandes grupos económicos en materia de agua”, remató.

“La indicación del Gobierno al proyecto que modifica el Código de Aguas echa por tierra 6 años de trabajo. Favorece la impunidad de especuladores en tiempos de escasez y es una mala noticia para pequeños agricultores, familias que se abastecen con camiones aljibes y para la protección de ecosistemas”, concluyó Adriana Muñoz.

Fontaine se corrige

Tras la polémica por sus dichos, el propio ministro de Obras Públicas salió a defenderse, señalando que hubo un “error de interpretación” de sus dichos en la mencionada entrevista.

Según él, aseguró los derechos de agua seguirán siendo indefinidos, pero no “perpetuos”, como había trascendido en la entrevista.

“No estamos cambiando nada de los derechos de agua tal como rigen hoy día. Los derechos de agua hoy día son de duración indefinida, cosa que mantenemos, y que también mantenía para los derechos ya otorgados la propuesta que hacía el Gobierno de la [ex] Presidenta Bachelet y que está hoy día en el Senado”, afirmó el secretario de Estado a Cooperativa.

En ese sentido, explicó que no habría una indicación que entregue los derechos a perpetuidad a privados.

De acuerdo a Fontaine, la opinión pública se ha concentrado “en un punto menor de la reforma, [pero] mucho más importante que eso son todos los incentivos que estamos dando para un uso responsable del agua, para priorizar el consumo humano y para darle al Estado instrumentos que permitan planificar el uso del agua y en consecuencia regularlo mejor”.

“Una vez más el Gobierno apuesta por el mercado”

El diputado PS y miembro de la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara, Fidel Espinoza, también criticó los dichos del titular de Obras Públicas.

“El ministro ha tratado de cambiar su versión, pero no sé si la corrección que hizo soluciona el problema. Yo creo que lo agrava, por cuanto las aguas, que son un derecho humano, van a ser parte del mercado de las licitaciones, ya que se cobrará a través de un sistema a quien solicite un derecho, es decir, va a ganar el que ponga más plata sobre la mesa”, afirmó el parlamentario.

Espinoza consideró lamentable y vergonzoso que el Gobierno apueste una vez más por el mercado, sobre todo en una materia que hoy es uno de los principales problemas de nuestro país: la escasez hídrica.

“Pretender entregar en forma indefinida o a perpetuidad los derechos de agua, como lo dijo el ministro Fontaine durante el fin de semana, constituye algo ilógico que atenta, por ejemplo, contra miles de familias que dependen de camiones aljibes para contar con el vital elemento en sus hogares”, señaló.

“¿Qué pasaría en una licitación de un derecho de agua entre un gran empresario, que tiene millones de dólares en su cuenta, con un pequeño agricultor o un APR? ¿Cómo podría competir ese campesino? En definitiva, este Gobierno una vez más apuesta por el mercado, lo que me parece una brutalidad. El agua debe ser para la ciudadanía y para los agricultores que la necesitan”, finalizó Espinoza.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV