lunes, 27 de mayo de 2019 Actualizado a las 01:31

Análisis: ¿Marzo repetirá el fuerte aumento de las materias primas de febrero?

por 7 marzo, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Febrero fue un mes fuerte para las materias primas, con un retorno del más del 5% del índice de materias primas DJ-UBS; incluso, este indicador de commodities ha sido mayor al Índice S&P 500, que llegó a un nuevo máximo, moviéndose en dirección opuesta a los rendimientos de los bonos y la información macroeconómica. Algunos de los temas y factores más importantes detrás de este rendimiento fueron:


• El tiempo adverso en Brasil y en los Estados Unidos ha sostenido a varias materias primas, pasando por el café y el azúcar, hasta llegar a la soja y el crudo WTI.

• Las preocupaciones sobre que el crecimiento en los dos países con mayor consumo de materias primas, EE.UU. y China, están perdiendo impulso.

• La aversión al riesgo relacionada a las turbulencias en los mercados emergentes, como así también la delicada situación que se vive en Ucrania.

• El hecho de que los traders tengan que lidiar con las consecuencias de la mayor caída semanal del yuan, la divisa de China.


Varios de estos temas continuarán afectando a las materias primas en el mes de marzo, pero a medida en que el invierno estadounidense da paso a la primavera, algunos de los factores relacionados con el clima pueden ceder. Los datos económicos de los EE.UU y China continúan siendo variables importantes, junto con las preocupaciones sobre las mayores consecuencias por la situación en Ucrania.


El sector de la agricultura creció más de un 10 %, también conducido por una recuperación espectacular del café Arabica. El azúcar tuvo un retorno de doble dígito, dado que la sequía extrema en Brasil amenazaba los rendimientos de los cultivos del productor y exportador más importante del mundo de ambas materias primas. En los Estados Unidos, el frío invierno hizo subir el precio del trigo ante las preocupaciones acerca de que los cultivos de invierno podrían dañarse, mientras que, en el gigante sudamericano, un retraso en la cosecha causó una abrupta demanda de la soja.

Los metales preciosos continuaron con el rendimiento positivo de enero, y muchos traders tuvieron que modificar sus pronósticos negativos, también cuando se rompió la resistencia en la media móvil de 200 días. El metal dorado se ha sostenido a raíz de la caída en los rendimientos de los bonos tras la decepción por los datos económicos de los Estados Unidos y el primer –aunque pequeño– aumento mensual en la posesión de ETP desde diciembre de 2012. Las señales de una demanda física que se ralentiza en niveles actuales más altos puede limitar los potenciales alcistas.


El sector energético arrojó comportamientos mixtos, y el gas natural recibió gran parte de la atención, considerando la extrema volatilidad observada en febrero. Finalmente, el precio se mantuvo casi sin cambios durante todo el mes pasado, pero no antes de dar un salto de más de un cuarto y después colapsar lo máximo que alguna vez ha ocurrido en una semana desde 1996. En tanto, el crudo WTI se mantuvo por el tiempo invernal fuera de estación, lo que aumentó la demanda por parte de las refinerías a más de la norma de la estación. La mejorada estructura del oleoducto del medio oeste estadounidense al Golfo de México llevó a una reducción del 14 % en los inventarios en Cushing, el punto de entrega de los futuros del petróleo WTI en Nueva York, y ahora se sostiene por el mejor rendimiento relativo frente al Brent, con un spread de menos de 2 dólares.

 El cobre, luchó y terminó cerca del mínimo desde hace más de dos meses tras las preocupaciones sobre la ralentización del crecimiento de China. La debilidad reciente del yuan puede reducir la demanda del metal rojizo, tanto de compradores comerciales como de aquellos que utilizan este commodity para obtener financiamiento de otras fuentes además de los bancos comunes, de los cuales se ha hecho mucho más difícil obtener préstamos.

Los hedge funds aumentaron las apuestas alcistas sobre las materias primas

Los altos rendimientos y las múltiples rupturas técnicas durante febrero desencadenaron una demanda de materias primas por los hedge funds. Desde la primera semana de enero, las apuestas alcistas en 24 materias primas que operaron en los EE.UU. aumentaron en 59%, finalizando en la semana del 18 de febrero, cuando la posición larga neta total llegó al máximo desde abril de 2011 y se compraron 23 de los 24 commodities, una cifra sin precedentes. Las fuertes compras podrían dejar algunas materias primas expuestas a una liquidación larga por cualquier signo de pérdida de impulso o cambio en los principios, además del WTI, cuya posición larga neta equivale a miles de contratos cortos del récord del verano pasado. Como un porcentaje del total de interés abierto, la posición se convierte en aún más extrema, ya que se llegó a los niveles que se habían visto sólo en períodos de riesgo geopolítico, como en la guerra de Libia (2011), las sanciones nucleares de Irán y la crisis de la guerra química de Siria y las dificultades de suministro de Libia del año pasado.

El oro se consolida mientras que cede la demanda física

El metal amarillo llegó al máximo de cuatro meses la semana pasada antes de tomarse un descanso para consolidarse después de la segunda ganancia mensual. Este año, el oro se mantuvo por la fuerte demanda física por parte de Asia, y por las inversiones de la comunidad, como los hedge funds que infraponderaron al metal dorado frente a los pronósticos de mayores caídas previstas para este año. La fluctuación reciente por encima de la media móvil de 200 días, actualmente en 1.300 dólares la onza, desencadenó una subida mensual de un tercio en las posiciones largas netas de futuros que tienen los hedge funds. A pesar de que están viendo signos de ralentización del impulso, sigue siendo positivo y podría surgir más apoyo por parte de la crisis actual en Ucrania.


Por otro lado, la demanda física de China y Japón comienza a disminuir, después del aumento reciente por encima de los 1.300 dólares la onza, y esto confirma la continua sensibilidad del precio cuando se trata de la demanda física. La semana pasada, el yuan tuvo la caída más importante en siete días y esto también puede disminuir lo que hasta ahora fueron fuertes importaciones de oro por parte de China. En este momento, las especuladores están contentos en aferrarse a posiciones largas, y probablemente se requerirá cierta debilidad renovada por debajo de los 1.300 dólares para cambiar este sentimiento.

La demanda del crudo se ralentiza

Los precios del petróleo cedieron en ambos lados del Atlántico. La demanda elevada de calefacción durante los últimos meses debería comenzar a ceder ante la llegada de las temperaturas más moderadas, y esto debería ayudar a que la presión en las refinerías ceda, en el comienzo de la temporada de mantenimiento. Por lo general, la demanda de crudo en este período es menor y, en consecuencia, el potencial alcista parece limitado a los 110,5 dólares el barril y 104,0 dólares el barril del crudo Brent y el crudo WTI, respectivamente, al acercarnos a marzo. La posición especulativa del WTI llegó a niveles sólo vistos durante septiembre pasado, cuando el mundo estaba sumamente preocupado por los ataques aéreos contra Siria y la importante caída en los suministros por parte de Libia cuando los ataques comenzaron. Sobre esa base, aumentó el riesgo de una corrección más profunda, en especial cuando el invierno en los Estados Unidos comience a disiparse.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV