viernes, 22 de marzo de 2019 Actualizado a las 18:03

MUNDO

Revelan el plan del gobierno de Trump para evitar que Bachelet asumiera como Alta Comisionada de la ONU

por 28 enero, 2019

Revelan el plan del gobierno de Trump para evitar que Bachelet asumiera como Alta Comisionada de la ONU

Crédito: Agencia UNO

De acuerdo a la prestigiosa revista Foreign Policy, la administración de Trump planificó una estrategia para sabotear el nombramiento de la ex presidenta como alta comisionada de las Naciones Unidas. Las razones en contra de la exmandataria, apuntaban a sus opiniones políticas sobre la relación de EE.UU con Israel, además de su postura a favor del aborto y fotografías donde aparecería junto a "dictadores latinoamericanos".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Fue durante la primera semana de septiembre del 2018, cuando la ex Presidenta Michelle Bachelet, asumió oficialmente como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Si bien fue ratificada por aclamación por los 193 estados pertenecientes a la organización, desde la Casa Blanca hubo movimientos para evitar el ejercicio de su nuevo cargo, reveló este lunes la revista Foreign Policy.

De acuerdo a la publicación, tras el discurso inaugural de Bachelet, la entonces embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikky Haley, emitió una primera declaración contra la ex mandataria. "Bachelet continuó los fracasos del pasado cuando criticó a Israel y a Estados Unidos en su discurso, mientras ignoraba a algunos de los peores violadores de derechos humanos en el mundo", dijo.

A juicio de Haley, con sus palabras, la expresidenta chilena "validó aún más nuestra decisión de retirarnos del Consejo", aludiendo así a la marginación de Washington del Consejo de Derechos Humanos en junio del 2018.No obstante, durante el discurso, Bachelet también se refirió a los abusos contra los derechos humanos en muchos otros países, incluidos China, Irán, Nicaragua, Arabia Saudita y Venezuela.

El memorándum confidencial

Más tarde, la administración de Donald Trump presentó un memorándum confidencial el 6 de septiembre, dirigido al secretario general de la ONU, Antonio Guterres. En dicho documento, se detallaban las objeciones de Estados Unidos sobre el nombramiento de la expresidenta de Chile como Alta Comisionada.

Según un vocero de la delegación estadounidense, quien no quiso ahondar en el contenido del documento, las preocupaciones de Washington sobre la nominación de Bachelet "no eran nuevas", por lo que expresaron su postura "como lo haría cualquier alto delegado en las Naciones Unidas; comunicándonos privada y directamente con la oficina del Secretario General", indicó a Foreign Policy.

En este sentido, el vocero del Departamento de Estado afirmó a la revista que "todos los estados miembros de la ONU hacen lo mismo de acuerdo a sus intereses y nadie debe disculparse por eso".

Aborto y fotos con "dictadores"

En la misma línea, el subsecretario de Estado para asuntos internacionales de Estados Unidos, Kevin Moley, junto a su asesora Mari Stull, también expresaron su preocupación sobre el papel de Bachelet en la legalización del aborto, indicando que Chile es "una nación católica conservadora".

Este hecho se sumó a los tópicos del memorándum, donde se detalló que "Bachelet podría haber sido una figura global creíble, si no hubiera decidido convertirse en la principal defensora del aborto en el mundo", dijo un vocero de la delegación estadounidense a Foreign Policy.

Otro antecedente en contra de Bachelet fue el pronunciamiento de Morgan Vina, la jefa de personal de la entonces embajadora, Nikki Haley, quien comunicó que la expresidenta era débil con los dictadores latinoamericanos", debido a unas fotos donde aparecería la ex mandataria con un dictador, a quien no se identifica expresamente en el documento.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV