viernes, 30 de septiembre de 2022 Actualizado a las 04:31

Autor Imagen

Manipulación de la Casen desprestigia a Chile entero

por 12 octubre, 2012

El desprestigio de las autoridades fue sancionado a través del The Economist, uno de los más importantes medios económicos del mundo, ya que al difundir la confusa situación que originó dos cifras sobre pobreza, puso en tela de juicio la seriedad de las políticas económicas y la imparcialidad de las estadísticas chilenas durante el gobierno de la coalición de derecha.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El anuncio hecho por la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, de no seguir participando en la medición oficial de la pobreza en el país y oficializado esta semana por esa institución, es el resultado de una seguidilla de manipulaciones mediáticas que desde el gobierno ha venido desprestigiando a las autoridades actuales y de paso, al país entero.

La habitual letra chica que restringe los anuncios rimbombantes; las listas de espera en salud resueltas “por secretaría”; premios “arreglados” e inexistentes entregados en la Moneda por el Presidente a un alcalde en problemas; apresuradas licitaciones que no respetan la menor prolijidad como en el caso del litio; y ahora, una desembozada manipulación de los datos de la pobreza que tenían por objetivo una mezquina ganancia política.

La manipulación de los datos para lograr una reducción irrisoria en los resultados de pobreza ya quedó clara. Para subir los ingresos se incluyó una nueva pregunta que no estaba respaldada con los criterios técnicos habituales (conocido como pretest). Por fuentes bien informadas, Chile 21 verificó que, pese a que el ministro Lavín y la subsecretaria Soledad Arellano insistieron en que este pretest existía, es inaudito que aún no se le entrega ni a la Cepal ni a la opinión pública, como quedó claro incluso en la comisión del Parlamento que investiga sobre este tema.

El desprestigio de las autoridades fue sancionado a través del The Economist, uno de los más importantes medios económicos del mundo, ya que al difundir la confusa situación que originó dos cifras sobre pobreza, puso en tela de juicio la seriedad de las políticas económicas y la imparcialidad de las estadísticas chilenas durante el gobierno de la coalición de derecha.

Lo más grave es que con esta maniobra se pone en riesgo la credibilidad de un instrumento que ha permitido hacer un seguimiento  a la situación social del país. Como podrán dar confianza los resultados de las futuras Casen 2012 y 2013 si las mismas autoridades se encuentran detrás de ello. Algunos analistas —incluso vinculados a la academia— consideran que el ministro y la subsecretaria de Desarrollo Social tendrán problemas para recuperar la credibilidad en la opinión pública. Desde ya, se reclama que debe asegurarse imparcialidad en el diseño, levantamiento y cálculo de resultados de esta encuesta a través de una nueva institucionalidad para la Casen.

El desprestigio de las autoridades fue sancionado a través del The Economist, uno de los más importantes medios económicos del mundo, ya que al difundir la confusa situación que originó dos cifras sobre pobreza, puso en tela de juicio la seriedad de las políticas económicas y la imparcialidad de las estadísticas chilenas durante el gobierno de la coalición de derecha.

El Ministro Lavín, dándose cuenta del embrollo, aunque sin reconocer su participación en la operación, lamentó el retiro de la Cepal. Ahora no le será fácil buscar instituciones, mecanismos e instrumentos que le permitan seguir difundiendo resultados con alguna credibilidad. El reportaje de Ciper, publicado el 31 de agosto pasado, dio cuenta de la existencia de una minuta –hasta entonces desconocida y publicada recién el viernes 14 de septiembre– que el MDS envió a la comisión regional de la ONU el 14 de julio (dos días después de haber recibido los resultados de la encuesta). Esos resultados indicaban que la pobreza en Chile se había mantenido: la tasa era de 15 %, muy similar a la de 2009. En el documento, el Ministerio le pedía a la Cepal que reconsiderara la inclusión de una variable que había sido desestimada por la Cepal…”.



Este tipo de presiones desprestigia al país de manera brutal. La pregunta central es si ¿Podrán las actuales autoridades recomenzar un período de recuperación de la credibilidad de ese Ministerio y de la encuesta?

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV