martes, 1 de diciembre de 2020 Actualizado a las 21:23

Isapres responden a cuestionamientos

por Gonzalo Simón, Asociación de Isapres 2 enero, 2013

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

En reciente columna de los Sres. Eduardo Bitrán, Fabián Duarte y Guillermo Paraje se señalan ciertos conceptos que estimamos se deben aclarar:

En primer término se indica que existe una segmentación de la población: Fonasa, un poco menos del 80% de la población y las Isapres alrededor del 17%, lo cual es efectivo, pero que tiene su origen en el mecanismo de distribución de los subsidios fiscales para salud (app. US$ 6.000 millones anuales), los cuales sólo son aprovechables por la población si se adscriben al sector público y lo pierden si se afilian a una Isapre. Un cálculo elemental deja claro que para una parte importante de la población, perder sobre $15.000 por persona cada mes, de subsidio fiscal, no es posible.

En segundo término, la columna pareciera señalar que las Isapres suben los precios a ciertos planes con el propósito de expulsar a sus beneficiarios, por ejemplo se dice que “dentro de ciertos límites las Isapres van subiendo las primas, lo cual permite indirectamente desvincular a afiliados”. Basta revisar la página de la Superintendencia de Salud para comprobar que desde el fallo del tribunal constitucional las Isapres vienen aplicando un alza pareja para todos los cotizantes, por lo cual, lo indicado en la columna no ocurre.

Luego se indica que se restringe por preexistencias, lo cual es efectivo, porque en caso contrario, habría personas con un comportamiento oportunista en cuanto a sus planes de salud, esto es, manteniendo la cobertura de menor precio posible y al momento de enfermar subir a la mayor, lo cual evidentemente termina con el sistema. Se advierte que las Isapres registran “un escalamiento de costos mayor que el sistema público”, lo que no es efectivo dado que el crecimiento promedio per cápita del sector público los últimos 10 años ha sido mayor que el registrado por las Isapres.

También se afirma que la rentabilidad sobre el capital supera el 50%. Cabe tener presente que en este tipo de instituciones el mayor y más costoso activo no está considerado en la contabilidad: los clientes, por lo cual la medición de dicha rentabilidad en este caso no es un buen indicador.

Otro punto a aclarar es que se señala que la “proporción de las primas invertidas en salud (los ratio) es inferior al 83% en promedio”. La realidad de acuerdo a la Superintendencia es de aproximadamente un 85%. Además para dar un buen servicio se debe disponer de locales apropiados y sistemas computacionales modernos, lo cual demanda alrededor de un 12% adicional de gasto.

Y en último lugar se plantean dudas respecto “del grado de aseguramiento efectivo que tienen los afiliados de este sistema”. Cabe indicar que el 100% de los afiliados a Isapre cuentan con cobertura catastrófica, lo que se comprueba por el número de trasplantes que se realizan en el sector privado. Además el 85% de la población adscrita manifiesta satisfacción con el sistema ¿Cómo puede ser esto si la cobertura es mala?

 Gonzalo Simón
Asociación de Isapres

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV