sábado, 16 de octubre de 2021 Actualizado a las 18:43

Opinión

Autor Imagen

Bravo: Presente y futuro, a 20 minutos

por 4 octubre, 2014

20 minutos pasan volando, pero las nubes de dudas que provocaron en su momento los fichajes de los arqueros y defensas han vuelto a aparecer en el horizonte. Lo que mostró el Barcelona en París son las hilachas que en Liga habían pasado desapercibidas, en parte, porque ningún rival se atrevió a buscárselas, como sí el París Saint-Germain.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Ninguna posición en el fútbol es tan exigente como la de portero del Barcelona”, dijo alguna vez el alemán Robert Enke, y lo comprobó en carne propia Ter Stegen a mitad de semana. Con 22 años y al que el Barcelona sigue desde los 18, el hasta hace poco desconocido germano ha sido elegido para defender los futuros intereses de su equipo, y eso Luis Enrique lo tiene claro. Los del presente tienen otro guardián.

Y en esas está Claudio Bravo, a 20 minutos de batir un récord rimbombante: pasarse los primeros 560 minutos de un campeonato de Liga sin recibir goles. Un registro del cual el propio arquero apenas se ha referido y del que Luis Enrique, su técnico, reniega cada vez que puede, pero del que se favorecerá si se sigue extendiendo. Así, al menos, se asegurará empates.

Es cierto que a Bravo apenas le han llegado, y que los partidos que ha jugado el Barcelona en Liga se han desarrollado, como de costumbre, de la mitad de la cancha hacia arriba. De todas formas, ha recibido tres remates en los palos y han sido siete las atajadas que ha tenido que hacer en sus seis primeros partidos de Liga. Un pelo más de una por partido, en promedio, contra equipos que propusieron soltar la pelota y aguantar como sea, y con una defensa que nadie puede recitarse de memoria, aunque haya algunos que huelan más a titulares y otros más a suplentes.

20 minutos pasan volando, pero las nubes de dudas que provocaron en su momento los fichajes de los arqueros y defensas han vuelto a aparecer en el horizonte. Lo que mostró el Barcelona en París son las hilachas que en Liga habían pasado desapercibidas, en parte, porque ningún rival se atrevió a buscárselas, como sí el París Saint-Germain.

20 minutos pasan volando, pero las nubes de dudas que provocaron en su momento los fichajes de los arqueros y defensas han vuelto a aparecer en el horizonte. Lo que mostró el Barcelona en París son las hilachas que en Liga habían pasado desapercibidas, en parte, porque ningún rival se atrevió a buscárselas, como sí el París Saint-Germain. Este sábado, el Rayo Vallecano intentará encontrárselas con una propuesta que ningún rival del Barsa en Liga hasta el momento ha intentado: la de manejar la pelota. De ser así, y en caso de que la defensa se muestre tan errática como en París, Bravo también podría vivir en persona las palabras de Enke, aunque él no necesite tiempo de adaptación como sí el alemán.

El tiempo Bravo se lo ha ahorrado gracias a pasarse ocho temporadas en España, tres de ellas curtiéndose en Segunda División, siendo en una el arquero menos goleado y en dos el mejor del campeonato. Después, gracias al haber debutado en Champions con la Real Sociedad, a pesar de no haber ganado ningún partido. Y gracias al haber disputado dos mundiales con Chile, todas cosas que ter Stegen no tiene, y que ahora tienen a Bravo de titular y a 20 minutos de quedar en los registros del Barcelona como el portero menos batido de un inicio de Liga en, según el desaparecido Enke, la posición más exigente del fútbol.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV