viernes, 19 de julio de 2019 Actualizado a las 20:00

Opinión

Autor Imagen

AMLO: la visión progresista de México y América Latina

por 1 febrero, 2019

AMLO: la visión progresista de México y América Latina
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Andrés Manuel López Obrador, nuevo presidente de México y primer líder de izquierda que logra llegar al poder luego de 70 años, comenzó su gobierno asumiendo acciones concretas de cambios y transparencia en favor de la gran mayoría de mexicanos. Recientemente se publicó la llamada ley federal de pensiones en diario oficial que pone fin a las pensiones vitalicias a los ex presidentes de la República. Si hacemos un paralelo con nuestro país, en Chile, se mantiene vigente las pensiones a ex presidentes  con remuneraciones que fluctúan sobre los 15.000 dólares (sobre los 10 millones de pesos chilenos), lo anterior es sólo remuneración por pensión no incluyéndose la devolución en gastos de oficina que le otorga el Congreso, donde la remuneración total aumentaría.

Considerando la desigualdad económica que vive América Latina, AMLO ha dicho que su salario como presidente en ejercicio será de 108 mil pesos mexicanos ($3.600.000 chilenos y en dólares US$ 5.200), liderando la propuesta de rebajarse el sueldo. Otro paralelo a nuestro país, el presidente Sebastián Piñera recibe mensualmente un sueldo aproximado de $9.600.000 (aprox. US$ 15.000).

En menos de 100 días de gobierno, el presidente López Obrador ha desplegado lineamientos en base a una planificación estratégica progresista y programática que aborda el crecimiento y desarrollo económico de México como eje, además de un plan nacional de paz y seguridad que permitirá en equivalencia avanzar hacia la social prosperidad en los Estados Unidos Mexicanos. Un hito importante que se ha confirmado a través del canciller de AMLO, Marcelo Ebrard, es el apoyo al acuerdo comercial trilateral que re-negocia el tratado de libre comercio de América del Norte (NAFTA o TLCAN) de 1994, adaptando una nueva política económica que fija horizontes propios al siglo XXI denominada Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC). Dentro de las principales proyecciones económicas está el 1 billón de dólares en operaciones comerciales que involucraría entre los 3 países, actuando como una señal certidumbre al mercado financiero mexicano.

En materia de paz y seguridad, parte de la estrategia del presidente López Obrador es buscar apoyo a la creación de la Guardia Nacional que uniría la fuerza naval, militar y policía federal. Hay coherencia en el trabajo de AMLO, por un lado busca legitimar su plan nacional de paz y seguridad, y por otro, está impulsando la ley de amnistía, como un camino de pacificación. Lo anterior considerando que el año 2017, mientras gobernaba el ex presidente Peña Nieto, México tuvo el año más violento en toda su historia como nación, con un promedio de 70 asesinatos por día. La propuesta del presidente López Obrador, además busca crear 265 coordinaciones regionales para gestionar y abordar la delincuencia en México (sobre todo por los altos índices que presenta el país), lo cual estará integrado por la guardia civil nacional, el ejército, la policía federal y la marina.

Conjuntamente realiza conferencias presidenciales matutinas donde cita a periodistas a las 07:00 am (su agenda comienza a las 06:00 am con su gabinete de seguridad), AMLO ha definido sostener reuniones trimestrales con el mundo empresarial a través de un consejo empresarial. Esta idea nace de los empresarios quienes se podrían transformarse en consejeros de la presidencia en materia de política económica, siendo una de los argumentos de fuerza que México alcance un 4% anual de crecimiento aun cuando la proyección del FMI es de 2,5% para el 2019. Si asumimos la idea analizar los cuestionamientos a la tranquilidad en México, proveniente de años anteriores, es porque tampoco existió una política fuerte para avanzar en crecimiento y desarrollo económico ni menos en creación de más y mejores empleos, lo que perjudica directamente al bienestar y paz social. Todo apunta a que el presidente López Obrador lo tiene muy claro y define acciones concretas, quien asume también el sello anticorrupción como garantía de que México quiere hacer las cosas bien. Nosotros, los países vecinos y como parte de toda una Latinoamérica debemos abrir las puertas a esta opción progresista, llena de cambio y futuro para la prosperidad social. Como diría el filósofo Heráclito, lo único permanente es el cambio.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

¿Y la música cuándo?

Envíada por Miembros de la Asociación de Directores de Educación Musical | 19 julio, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV