sábado, 15 de diciembre de 2018 Actualizado a las 21:11

Votación de candidatos por fue

Bloques quieren ahora recuperar a sus descolgados tras el ostracismo

por 3 noviembre, 2004

Si bien el factor de los descolgados fue claramente más importante en la Concertación, en la Alianza su efecto tampoco fue menor. Ahora el oficialismo trabaja para recuperar esos sufragios, al igual que la derecha, pues saben que, puntos más o puntos menos, definirán la elección presidencial del 2005.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pese a que durante toda la campaña municipal la Concertación tuvo que redoblar los esfuerzos en aquellas comunas donde los "descolgados" amenazaban la elección del candidato, hoy las cuentas no son tan "desastrosas", pues aspiran a que esa votación se quede con ellos con mira a las presidenciales.



Si bien obtuvieron casi el doble de la votación que el oficialismo esperaba, pues los pronósticos era que se llevarían cerca del cuatro por ciento, y lograron cerca de siete puntos, hoy la Concertación saca cuentas alegres y asegura que esos votos se unirán a la futura carta presidencial, pues esos sufragios no son de la Alianza.



No obstante, el factor "descolgados" jugó más de una mala pasada al oficialismo que vio cómo en trece comunas -de las casi 70 en que había candidatos de ese tipo- fueron electos los postulantes por fuera y no los titulares.



El caso más emblemático es el de Antofagasta, donde Daniel Adaro (ex DC) fue reelecto como alcalde con el 59,05 por ciento de los votos, en desmedro del candidato titular, Jaime Araya (DC), que sólo obtuvo el 24,31 por ciento.



En Tocopilla, el ex DC Luis Moyano obtuvo el 35,73 por ciento de los votos, desbancando al alcalde del PRSD Aleksander Kurtovic, quien obtuvo un 22,27 por ciento de los votos.



Lo mismo ocurrió en Caldera, donde la ex PPD Brunilda González obtuvo un holgado 63,15 por ciento en desmedro del candidato oficial Avelino Gallardo (PS), quien sólo logró un 16,34 por ciento de los votos.



En Ovalle, la ex socialista Marta Lobos, esposa del diputado Francisco Encina, salió electa con el 47,08 por ciento de los votos, terminando así con las aspiraciones del candidato de la DC Washington Altamirano, quien sólo obtuvo el 19,28 por ciento de la votación.



En Las Cabras el descolgado Jaime Fabia (ex DC) se impuso y se quedó con la alcaldía, con el 36,66 por ciento de los votos, terminando con las aspiraciones de la PPD Miriam Jerez, quien obtuvo el 28,90 por ciento de la votación.



En Rengo, el descolgado Rienzi Valencia (ex PPD) fue electo con el 40,27 por ciento de los votos, dejando atrás al candidato oficial de la Concertación, Esteban Leyton (PRSD), quien sólo alcanzó el 19,5 por ciento.



En Pelarco, la Concertación vio cómo Alfredo Pérez (ex DC) se quedó con la alcaldía al concentrar el 35,57 por ciento de los votos, en desmedro de la socialista Pilar Fontecilla, quien sólo logró el 21,61 por ciento de la votación.



En Angol, pese al llamado del gobierno a votar por los candidatos de la Concertación, fue Obdulio Valdebenito quien desbancó y se quedó con la alcaldía, con el 39,41 por ciento de los votos, a su ex correligionario del PPD, al alcalde en ejercicio Enrique Sanhueza, que obtuvo un 30,49 por ciento de los votos.



En la comuna de Río Negro, fue el ex demócrata cristiano Arturo Andrade quien se quedó con la alcaldía, con el 43,35 por ciento de los votos, impidiendo así -por un estrecho margen de 65 votos- la reelección del socialista Hugo Huaiquian, quien cosechó un 42,47 por ciento de los votos.



El ex DC José Miguel Fritis, quien fue "por fuera" a la reelección, desbancó con el 48,04 por ciento de los votos al socialista Armando Barría, quien sólo se quedó con el 29,39 por ciento de los sufragios.



En Chile Chico, Luperciano Muñoz (ex PPD) se quedó con la alcaldía, con el 38,44 por ciento de los votos, en desmedro del DC Miguel Gatica, que obtuvo un 28,94 por ciento.



Lo mismo sucedió en Natales, donde el ex DC Mario Margoni se quedó con la alcaldía, tras obtener el 65,70 por ciento de los votos, en desmedro del alcalde en ejercicio Tolentino Soto (DC), que sólo logró el 30,41 por ciento de la votación.



Los que afectaron la elección



Si bien en los trece casos anteriores se dio la paradoja de que ex militantes de la Concertación desbancaron al oficialismo, lo que sólo puede hablar de una mala elección de los postulantes, existieron nueve comunas que el oficialismo perdió al dividir la votación entre el candidato oficial y el por fuera.



En Arica, fue electo el alcalde de RN, Carlos Valcarce (quien obtuvo un 45,20 por ciento de los votos), mientras que el socialista Cristián Figueroa obtuvo el 30,36 y el descolgado Orlando Vargas un 20,36 por ciento. Es decir, el oficialismo logró el 50,72 por ciento de los votos, 5,5 puntos más que la derecha.



Lo mismo ocurrió en Hijuelas, donde salió electo el RN Carlos Puelma (con el 46,37 por ciento), mientras que el DC Rolando Pacheco obtuvo un 38,39 por ciento y el ex PRSD Juan Edmundo Robert un 10,88. En total, el oficialismo obtuvo 49,27 por ciento de los votos. Es decir 2,9 puntos más que la oposición.



En La Estrella fue electo el UDI Gastón González con el 45,68 por ciento de lo votos, mientras que el PPD Guillermo Albino logró un 38,43 por ciento y el ex DC Cristián Oyarzún un 12,38 por ciento. En total, ambos oficialistas alcanzaron un 50,81 por ciento de los votos, 5,13 puntos más que la Alianza.



En Marchihue fue electo el UDI Héctor Flores con un 39,43 por ciento de los votos, mientras que el PPD Abraham Curifuta acaparó un 29,50 por ciento de los sufragios y el descolgado Guillermo Sánchez (ex DC) obtuvo un 15,70 por ciento. Es decir, la Concertación obtuvo el 45,2 por ciento, 15,7 por ciento más que la derecha.



Lo mismo ocurrió en Puerto Varas, donde salió electo el UDI Ramón Bahamondes con el 44,10 por ciento de los votos, mientras que el DC Víctor Reyes alcanzó el 18,64 por ciento de la votación y el descolgado Manuel Rivera (ex PS) totalizó un 34,23 por ciento de la votación. En total, el oficialismo sumó un 52,87 de los votos, 8,77 puntos más que la Alianza.



El costo de la Alianza por los descuelgues



En la Alianza por Chile el escenario fue menos devastador que entre sus adversarios de la Concertación. Sin embargo, el daño se produjo de todas maneras. Si fue menos que para el oficialismo sólo responde a que sólo 35 comunas fueron las afectadas con el fenómeno de los descolgados, también conocido como efecto Paredes.



Si bien los descolgados provocaron una baja de casi un tres por ciento a la Alianza, lo que podría ser considerado como poco significativo, lo cierto es que ese mínimo porcentaje le habría servido al pacto opositor para mantener el 40,09 por ciento obtenido en las municipales del 2000. De allí que a pesar que en los partidos de oposición intentan bajarle el perfil al efecto producido por los rebeldes que decidieron correr por fuera, reconocen que eso les jugó en contra.



De las 35 comunas en que corrieron candidatos por fuera sólo en 19 de ellas el panorama habría cambiado radicalmente si los líderes de la Alianza hubieran logrado mantener el orden en sus filas. Aunque la más emblemática de todas es la comuna de Los Ángeles, en la Octava Región, por la molestia que allí existe entre los dirigentes locales de Renovación Nacional debido a la intervención del diputado UDI Víctor Pérez, a favor del postulante descolgado Joel Rosales.



Pero no sólo eso, ya que en la zona alegan que el parlamentario también apoyó a otro descolgado de la región en la comuna de Santa Barbara, Daniel Iraira. Por desgracia, para Renovación Nacional, el legislador hizo un buen trabajo, ya que ambos candidatos ganaron en sus respectivas comunas, ambos con una nada despreciable votación, tanto que sumada a las obtenidas por los candidatos ancla en esas comunas, habrían juntado un importante porcentaje de votación.



Mientras en Los Ángeles Rosales ganó con un 51,61 por ciento, Daniel Badilla (RN) el candidato del pacto logró reunir un 30,12 por ciento, que de haberse centrado en un solo candidato habría dado un 81,73 por ciento, ingresando con ello al selecto grupo de las votaciones más altas del país.



En Santa Bárbara, en tanto, el panorama es similar, aunque no tan devastador. Allí, el descolgado sacó un 44,41 por ciento, mientras que el candidato ancla René Correa -de RN al igual que Badilla- obtuvo un 18,80 por ciento. Ambos habrían reunido para el pacto el 63,21 por ciento.



Otros descolgados ganadores



Otros de estos rebeldes que probaron suerte y que perjudicaron con ello al pacto, pero a los que encima de todo les fue bien fueron el candidato de San Pedro, en la Región Metropolitana, Avelino Farías, que resultó electo con un 31,08 por ciento; Pelarco, Alfredo Pérez, con un 35,57 por ciento; Llanquihue y Walterio Vargas, con un 64,68 por ciento. Todos ellos afectaron a los candidatos ancla de Renovación Nacional, además de las comunas ya mencionadas Los Ángeles y Santa Bárbara.



Los que afectaron a los postulantes ancla que con su triunfo afectaron a la UDI son menos, pero también cuentan. Es el caso de Algarrobo donde Guillermo Urquiza, quien ganó con un 50,88 por ciento y Santa Cruz, donde Lidia Pizarro ganó con un 40,57 por ciento.



En tanto, hubo otras 11 comunas en las que de haberse respetado a rajatabla el acuerdo la Alianza por Chile tendría alcalde, como es el caso de Salamanca, Puchuncaví, Til Til, Pencahue, Chanco, Huara, Licantén, Cauquenes, Chol Chol, Gorbea y Osorno.



Por lo que, cuentas más cuentas menos, la Alianza perdió la posibilidad de aumentar su actual cómputo en 18 comunas si no hubiera sido porque no logró ordenar a sus huestes. Esto, sin duda, será un importante referente con miras a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV