lunes, 10 de diciembre de 2018 Actualizado a las 06:43

Directiva ahora se enfrenta a

Fernando Flores deja el camino libre a proclamación de Bachelet en el PPD

por 5 noviembre, 2004

Tras la ''bajada'' de la carrera presidencial del senador por la Primera Región, ahora la directiva del PPD deberá abocarse a explicar la baja electoral, pese al aumento de alcaldes electos, para llegar a un consejo general donde, con ''un acto unitario'', se proclame a Michelle Bachelet como candidata presidencial.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La bajada del senador Fernando Flores de la carrera presidencial sacó un peso de encima a la directiva del PPD, la que en los próximos días debía enfrentar dos situaciones complejas: primero, explicar el estancamiento electoral del partido, pese a la alta elección de alcaldes y, la segunda, buscar en pocos días una "salida digna" para Flores y poder proclamar en el consejo del próximo 13 de noviembre a Michelle Bachelet, como la carta presidencial de la colectividad.



Tras reunirse el miércoles en la mañana con el Presidente Lagos, el senador se reunió con el timonel del PPD, Víctor Barrueto, a quien le entregó una carta donde bajaba su candidatura presidencial, aunque no dudó ni un segundo en reprocharle al diputado la "poca vocación" de llevar un candidato propio.



Los roces entre el senador y el presidente del PPD habían comenzado hace un tiempo, cuando en el partido comenzaron los acercamientos con los presidenciables de otros partidos, como Soledad Alvear, Eduardo Frei y, especialmente, Michelle Bachelet.
De hecho, Barrueto se debió comprometer con el senador a que no habría una proclamación oficial de ningún candidato hasta que pasaran las municipales.



Pero la decisión en la directiva del partido ya estaba tomada. El PPD entregaría su apoyo, prácticamente incondicional, al PS y Michelle Bachelet y, contra eso, Flores poco podía hacer. No obstante, el senador por la Primera Región continuaba con su compromiso adquirido ante el consejo nacional del PPD, de ser precandidato, y la directiva buscaba una "salida digna" para Flores.



El senador había enviado varias señales de molestia a la directiva y en más de una ocasión lo había hecho personalmente. El problema para la dirigencia era que el plazo para "bajar" a Flores se acortaba. Por una parte se temía que en el congreso que se realizará mañana sábado en Santiago, del movimiento Atina Chile, el senador insistiera en su candidatura, cuestión que echaría por tierra cualquier intento por "bajarlo" dignamente. Segundo, aún existía un grupo al interior del partido que seguía a Flores en sus aspiraciones y que, por lo tanto, el acto "unitario" -el próximo 13 de noviembre- de proclamación a Bachelet podría verse empañado por una decisión no unánime del consejo general.



Sin embargo, todos las señales de la directiva fueron en vano, y según cercanos a Flores, fue el Presidente Lagos quien lo exhortó a declinar de su carrera a La Moneda. Aunque el senador sabía que aún no era su tiempo, la molestia con el partido -según se señaló- lo había llevado a pensar en dejar la colectividad y dedicarse de lleno a Atina.



Esto ponía en una difícil situación al PPD, que sólo posee dos senadores de la colectividad, y es por esto, según se dijo, fue el Presidente Lagos quien intervino para que no dejara el partido.



Un problema menos



Ahora, y tras haber solucionado el conflicto de la candidatura del senador Flores, la directiva del PPD tendrá que abocarse a crear una estrategia que logre explicar su estancamiento en la votación, pese al aumento en la elección de alcaldes, y de paso comenzar a armar una estrategia en la cual su "sociedad" con los socialistas rinda frutos.



Esto porque en las regiones Tercera, Octava, Novena y Décima fue tan baja la votación de la colectividad que incluso los radicales obtuvieron más electores. Con estos datos, fuentes del PPD señalan que si el PRSD llega a subpactar con la DC podrían superarlos en votación e incluso en elección de senadores.



Aunque en los días previos a las municipales mucho se habló de que "rodaría la cabeza de Barrueto", en caso de que Jorge Schaulsohn perdiera en Santiago, hoy las cosas son distintas. De hecho se dice que en el peor de los escenarios para el diputado por Talcahuano, el partido podría llamar a elecciones ordinarias (es decir, en abril o mayo) y no extenderle el plazo como se tenía pensado, hasta después de las elecciones de 2005.



Esto porque fundamentalmente a la directiva de Barrueto se le reconoce en el partido la capacidad de negociación que los ha llevado a, con la misma votación del PS en las parlamentarias y en las municipales, prácticamente doblarlos en personeros electos.


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV