miércoles, 21 de noviembre de 2018 Actualizado a las 03:42

En provincia de Corrientes

Argentina exigirá altos estándares ambientales a celulosas del grupo Matte

por 25 noviembre, 2005

Representante Especial para Asuntos Ambientales Internacionales de Argentina, Raúl Estrada Oyuela, admitió que en su país están muy preocupados con la construcción de celulosas en el límite con Uruguay. Pero también con las que proyecta el grupo Matte en la zona de Corrientes, donde coincidentemente Douglas Tompkins ha adquirido terrenos para la conservación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El jueves pasado el empresario ecologista estadounidense Douglas Tompkins se reunió con ejecutivos del grupo Matte, controlador de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), para intercambiar posiciones respecto de cómo proteger el medioambiente en la hacienda Rincón del Socorro, en la provincia de Corrientes, en el nordeste argentino.

El punto de encuentro no fue casual. La hacienda es parte de la serie de propiedades que el magnate norteamericano ha adquirido en dicha provincia trasandina, ubicada en la reserva natural Esteros del Iberá, mientras que los Matte proyectan la construcción de una o más plantas de celulosa en dicha región, para lo cual ya tienen forestadas miles de hectáreas.

Hasta el momento el grupo Matte, dueño de la CMPC, no ha tenido mayores conflictos ambientales, a diferencia de Celulosa Arauco, cuya planta en Valdivia fue el detonante para la tragedia ecológica en el río Cruces.

Las intenciones de los Matte, son seguidas muy de cerca por el gobierno nacional y provincial trasandino, ya que la sensibilidad ambiental en el vecino país aumentó tras el rechazo del pueblo de Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos, a la instalación de papeleras españolas en la zona límitrofe con Uruguay.

La instalación de las papeleras en Fray Bentos, Uruguay, implica una inversión total de 1.860 millones de dólares, de los cuales el Banco Mundial (BM) aportaría uno 400 millones. Por ello el gobierno argentino y ambientalistas han exigido al Ombudsman del organismo financiero internacional que asegure la sustentabilidad del proyecto antes de financiarlo.

Embajador del Medio Ambiente

La preocupación por la instalación de futuros proyectos la expresó a El Mostrador.cl el Representante Especial para Asuntos Ambientales Internacionales del Ministerio de RR.EE, embajador Raúl Estrada Oyuela, quien estuvo hace algunos días en Corrientes para evaluar la situación.

"Hable con el gobernador y le pregunté. Me dijo que efectivamente existía una inversión chilena, pero que todavía no tenían por el momento intención de avanzar en la construcción de una planta industrial. Le señalé que estamos con una preocupación grande respecto de las plantas de celulosas, por lo que está sucediendo en el río Uruguay, y que naturalmente los criterios que se acordaran para esas plantas eran válidos para lo que se quisiera construir en Corrientes", dice Estrada Oyuela.

El embajador sabe que los Matte han comprado una "cantidad importante de hectáreas" y que en Chile se ha desatado también una fuerte discusión en torno a la industria de la celulosa, tras el desastre ambiental provocado en el río Cruces por Celulosa Arauco y Constitución (Celco).

"Siempre hemos seguido lo que sucede en Chile, porque ahí hay un esfuerzo grande por mejorar las políticas después de lo sucedido en Valdivia. Hemos revisado hasta los documentos de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) sobre la crisis ambiental", indicó.

La voz del Ministerio de la Producción

Sobre el tema, el ingeniero Luis Mestres, jefe de la Dirección de Recursos Forestales del Ministerio de la Producción de la Provincia de Corrientes, dijo que están al tanto de los intereses del grupo Matte, pero que no han sido notificados de la intención concreta de construir alguna planta fabril en la zona.

"Desde el año 1991 el grupo CMPC está forestando en la provincia y han manifestado la intención en algún momento de construir una planta de celulosa, pero no han definido ni cuándo, ni dónde", comentó.

El profesional explicó que la forestación que realiza la papelera chilena está totalmente alejada de los terrenos adquiridos por Tompkins en la reserva Esteros del Iberá, la cual se ubica en el centro norte de la provincia, mientras que las tierras de los Matte se ubican al este de Corrientes.

"Conocemos lo que ha pasado con los cisnes. Ahora, nosotros estamos abiertos para con quien quiera hacer algo en la provincia, claro que con todos los recaudos que hay que tomar en ese sentido, así que por ahora no vemos razón para entrar a decir que sí o que no", señaló a este medio.

Sin embargo, los ambientalistas argentinos, al parecer, no tendrán la misma predisposición con los proyectos que huelan a celulosa.

De hecho un alto dirigente de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú cuestionó la falta de solidaridad de las autoridades de Corrientes frente al tema ambiental, criticando duramente a Mestres. "Quiere plantar y plantar, aunque perdamos los bosques naturales y la biodiversidad", señaló a un medio local.

____________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV