jueves, 13 de diciembre de 2018 Actualizado a las 06:53

Crisis cruza el Atlántico

Bolsas europeas viven un lunes negro por el desplome de títulos bancarios

por 29 septiembre, 2008

En el epicentro de la fuerte sacudida que este lunes recorrió las plazas del viejo continente estuvo la noticia de que cuatro grandes bancos europeos -el alemán Hypo Real Estate, el belga-holandés Fortis, el británico Bradford & Binggley y el islandés Glitnir- necesitan intervenciones de urgencia. Para colmo, las señales enviadas por el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense (FED) no contribuyeron a relajar los ánimos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar


Las bolsas europeas vivieron hoy un lunes negro ante los temores que despierta la salud del sector bancario en Europa, donde la lista de entidades financieras en dificultades va paulatinamente en aumento.



La Bolsa de Fráncfort perdió un 4,23 por ciento; Londres, un 4,97 por ciento; Amsterdam, un 8,75 por ciento; París, un 5,04 por ciento; Madrid, un 3,88 por ciento, y Zúrich, un 4,63 por ciento.



La situación en otras plazas europeas fue similar: Milán perdió el 4,98 por ciento; Oslo, el 7,79 por ciento; Viena, el 8,05 por ciento, y Dublín, 12,71 por ciento.



"Las buenas perspectivas que abrió este fin de semana la noticia de que las negociaciones del plan de rescate en Estados Unidos iban por buen camino, se han esfumado", declaró un analista.



La preocupación por la salud del sistema financiero en Europa es patente y los inversores optaron por la estrategia de recoger los pingües beneficios, lo que hizo que la jornada resultara por momentos dramática.



Mientras, el petróleo Brent volvía a bajar de 100 dólares -al cierre de la sesión bursátil caía siete dólares y se negociaba a cerca de 96 dólares por barril- y el euro pasaba de 1,47 a 1,43 dólares.



En el epicentro de la fuerte sacudida que este lunes recorrió las plazas europeas estuvieron los títulos bancarios, tras conocerse que cuatro grandes bancos europeos -el alemán Hypo Real Estate, el belga-holandés Fortis, el británico Bradford & Binggley y el islandés Glitnir- necesitan intervenciones de urgencia.



En el caso de Hypo Real Estate, el segundo gran consorcio hipotecario en Alemania con problemas, la depreciación fue del 72,85 por ciento, lo que dejó el valor de la acción en 3,79 euros.



El Hypo Real Estate, contaminado por las operaciones de crédito inmobiliario de una de sus filiales, será rescatado por un grupo de bancos no identificados aún y el Gobierno. La acción de rescate costará 35.000 millones de euros.



La caída de los títulos de este gigante del DAX arrastró los valores de Postbank, cuyas acciones se depreciaron un 22,53 por ciento, y las de Commerzbank, con pérdidas del 21,18 por ciento.



En España, todos los grandes valores bajaron: Repsol, el 5,2 por ciento; Iberdrola, el 4,42 por ciento; Banco Santander, el 4,21 por ciento; BBVA, el 4,06 por ciento, y Telefónica, el 2,15 por ciento.



Iberdrola Renovables lideró las pérdidas del Ibex, el 11,17 por ciento, mientras que sólo subió una empresa, Red Eléctrica, el 0,25 por ciento.



En el parqué parisino, la jornada la marcó Dexia, con un desplome del 28,50 por ciento. La entidad franco-belga convocó esta tarde con carácter extraordinario a su Consejo de Administración, sin aclarar si habría algún tipo de comunicación al término de esa cita.



Natixis descendió un 13,72 por ciento, aunque durante la jornada la depreciación llegó a ser superior al 25 por ciento, antes de que sus dos principales accionistas, Banque Populaire y Caisse d'Epargne, anunciaran que reforzarán su participación en el capital.



Los grandes bancos franceses tampoco escaparon del varapalo, y así Crédit Agricole cedió un 9,72 por ciento; Société Générale, un 6,40 por ciento, y BNP Paribas un 3,99 por ciento.



En Londres, los títulos de Antofagasta cayeron un 46,75 por ciento, y Royal Dutch Shell, un 42 por ciento.



"La Bolsa ha vivido hoy momentos de pánico", comentó un analista al cierre de Fráncfort y agregó que en las presentes circunstancias, el miedo de los inversores es razonable.



Las señales enviadas hoy por el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense (Fed) no contribuyeron a relajar los ánimos, pues ambas instituciones no sólo prosiguen con la estrategia de inyectar liquidez en dólares al mercado, sino que han aumentado el monto de la línea de divisas recíproca swap.



Según informó hoy el BCE, de los 120.000 millones de dólares que se estaban utilizando hasta ahora se pasará a 240.000 millones.



"En respuesta a las continuas tensiones en los mercados de depósitos a corto plazo, los bancos centrales anuncian hoy acciones coordinadas ulteriores para aumentar significativamente la capacidad de proveer liquidez en dólares", dijo el BCE.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV