domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 09:27

Ambos nombres aparecen en dos de las querellas del SII

El matrimonio Arenas-Jerman: los boleteros del caso SQM que nadie sabe para quién trabajan

por 4 mayo, 2016

El matrimonio Arenas-Jerman: los boleteros del caso SQM que nadie sabe para quién trabajan
Paulina Jerman no tiene afiliación política conocida, pero ha ocupado distintos cargos en organismos públicos en diversos períodos. Su marido, Julio Arenas, es funcionario público desde 1999 y postuló a la dirigencia nacional de la Anef en reiteradas ocasiones. Ambos aparecen en dos querellas del SII por delitos tributarios –en abril de 2015 y el mismo mes en 2016– y en conjunto suman alrededor de $100 millones en boletas emitidas a SQM. Arenas se desvinculó de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales tras conocerse la primera querella y desde dentro del organismo aseguran que fue cercano a la DC hasta 2013, año en que se produjo un quiebre.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La primera vez que los nombres de Ana Paulina Jerman Zúñiga y Julio Arenas Palma aparecieron en una querella del Servicio de Impuestos Internos (SII), por rectificaciones de boletas a Soquimich, fue el 2 de abril de 2015.

El 12 de abril recién pasado, un año después, el SII presentó una nueva querella por delitos tributarios enmarcada en el denominado caso SQM, esta vez contra 27 personas que aparecen como facilitadoras de "boletas ideológicamente falsas". Destacaban entre los nombrados Mariela Molina, ex asesora del senador socialista Fulvio Rossi; Roberto León Araya, hijo del diputado DC Roberto León; Patricio Contesse, ex gerente general de la minera no metálica; Patricio de Solminihac, su actual gerente general; y Ricardo Ramos, actual vicepresidente de administración y finanzas de SQM.

Pero entre los involucrados también aparecieron dos funcionarios públicos que no eran nuevos en la investigación por platas políticas: Ana Paulina Jerman y Julio Arenas. Ambos, nombres familiares en la indagatoria que lleva adelante el Ministerio Público. En la querella que presentó el SII en abril de 2015 –que abrió la arista del caso SQM– Jerman y Arenas ya estaban presentes.

Ana Paulina Jerman figura con 31 boletas a la minera no metálica entre marzo de 2010 y septiembre de 2012, por un monto de $56.448.000. Por su parte, Julio Palma Arenas aparece con una querella por 25 boletas no reconocidas por SQM, por un total de $49.951.560.

¿Quiénes son Jerman y Arenas?

Tanto Ana Paulina Jerman Zúñiga como Julio Arenas Palma son funcionarios públicos con carreras de larga data.

De las 31 boletas que presentó Jerman a SQM entre 2010 y 2012, 30 fueron por “honorarios” y una de ellas por una “asesoría”.

En el período comprendido entre esos dos años, Paulina Jerman ocupó distintos cargos públicos. Desde 2009 hasta junio de 2010 se desempeñó como secretaria de los asesores de la Subsecretaría del Trabajo. Luego, entre julio y septiembre de 2010 fue secretaria de prensa de gabinete de la entonces ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y entre octubre de 2010 y julio de 2011 fue secretaria de gabinete del subsecretario de la misma cartera, el RN Bruno Baranda, que estuvo en el cargo entre junio de 2010 y junio de 2013, cuando fue nombrado ministro de Desarrollo Social.

Julio Arenas desarrolló una vasta trayectoria como dirigente de la Asociación de Funcionarios del Parque Metropolitano, Afupar. Desde el organismo de empleados fiscales lo describen como cercano a la Democracia Cristiana y afirman que fue candidato a la directiva por ese partido entre 2009 y 2010. Pero los lazos con la falange se rompieron en el año 2013 aproximadamente, lo que implicó su separación del bloque al interior de la Anef y que se volviera crítico del sector. Las mismas fuentes aseguran que Arenas era “un buen dirigente, respetado y apoyado por las bases de la Afupar”.

Julio Arenas trabaja hace 17 años en el Parque Metropolitano de Santiago –desde 1999– y durante el período en el que emitió boletas a Soquimich fue miembro de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef). Además, en reiteradas ocasiones ha sido candidato a la dirigencia nacional de la organización sindical. Su último intento fue en el año 2014, aunque no resultó exitoso.

Pero las boletas a SQM no son el único nexo entre Jerman y Arenas.

El 3 de agosto de 2015, en los avisos económicos de El Mercurio aparecía un anuncio que decía: “Vendo casa aislada en condominio, 3 dormitorios, 2 baños”, por $98 millones. El informe de venta de la propiedad ubicada en la comuna de Cerrillos y cuya descripción incluía una “amplia cocina, piso flotante en primer y segundo piso, aire acondicionado, estacionamiento para dos autos, piscina, club house, cancha de tenis, cancha de patinaje, quincho y cámaras de seguridad las 24 horas”, indicaba que los interesados debían contactarse con Paulina Jerman o Julio Arenas, que según consta en el Registro Civil están casados desde el 6 de diciembre de 1994.

Tras varios intentos de este medio por contactar a los demandados, Julio Arenas contestó el teléfono en dos ocasiones. Ambas veces cortó luego de escuchar la explicación de las periodistas.

Paulina Jerman, educadora de enseñanza básica, de acuerdo a la información de Gobierno Transparente, actualmente trabaja en el “Club de Niños”, la guardería para hijos de funcionarios del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. El día siguiente a la publicación de la querella del 12 de abril, Jerman se encontraba con licencia médica. Cuando El Mostrador pudo contactarla en su lugar de trabajo, dijo que no se referiría al tema.

¿A dónde va la plata?

Paulina Jerman no tiene una afiliación política pública.

Algunos de los asesores del departamento de Estudios del Ministerio del Trabajo que ejercían esos cargos en la época en que Jerman era la secretaria de los consejeros de dicha cartera, aseguran que hace años que no saben nada de ella. Agregan que desconocen si tiene algún tipo de vinculación política y con quién se relaciona socialmente.

Encargados de prensa de Bruno Baranda mientras se desempeñó como subsecretario del Trabajo, período en el cual Paulina Jerman fue su secretaria, afirman que no tienen ningún recuerdo de ella.

Julio Arenas desarrolló una vasta trayectoria como dirigente de la Asociación de Funcionarios del Parque Metropolitano, Afupar. Desde el organismo de empleados fiscales lo describen como cercano a la Democracia Cristiana y afirman que fue candidato a la directiva por ese partido entre 2009 y 2010. Pero los lazos con la falange se rompieron en el año 2013 aproximadamente, lo que implicó su separación del bloque al interior de la Anef y que se volviera crítico del sector. Las mismas fuentes aseguran que Arenas era “un buen dirigente, respetado y apoyado por las bases de la Afupar”.

Pero tras la primera querella en la que apareció el nombre de Arenas las relaciones se enfriaron. Según fuentes al interior de la Anef, la información trascendida sobre el vínculo del dirigente histórico del organismo con el caso SQM provocó molestia en la dirigencia nacional, que le exigió explicaciones. “Él nunca admitió que no había prestado servicios, siempre dijo que efectivamente lo había hecho”, confidenció a El Mostrador una fuente cercana a la Anef. Además, señaló que en el encuentro con la dirigencia Julio Arenas explicó que las boletas entregadas a la minera correspondían a “asesorías a SQM” y que “un amigo” lo había recomendado, versión que los representantes de la agrupación no creyeron.

Debido a las presiones internas en la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, Julio Arenas dejó su cargo en Afupar poco tiempo después de la querella del 2 de abril de 2015.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV