domingo, 8 de diciembre de 2019 Actualizado a las 21:56

Navarrete asumirá la presidencia de partido en un complejo escenario

Las sospechas internas en el PPD sobre la fallida operación para debilitar a Girardi

por 19 mayo, 2016

Las sospechas internas en el PPD sobre la fallida operación para debilitar a Girardi
En la colectividad consideran que en el PS y la DC hay muchos que están contentos con el debilitamiento que experimentan, porque en el fondo la apuesta del “partido del orden” es desplazarlos y convertirse en la base de una candidatura de Lagos Escobar el 2017. ¿El propósito? influir directamente en su propuesta programática para que sea menos reformista que la que podría impulsar la retroexcavadora de la Nueva Mayoría. Internamente se habla de una operación cuyo objetivo siempre fue Girardi, pero que no resultó como se planeó.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La próxima semana debutará el nuevo timonel del PPD, Gonzalo Navarrete, y lo hará en uno de los peores momentos del partido: la tienda está públicamente cuestionada y fracturada a nivel interno tanto por desconfianzas como por recriminaciones mutuas. Es que hay un aire denso por estos días en el Partido por la Democracia, alimentado por las sospechas de que, tras la renuncia del diputado Pepe Auth, hubo una operación política de mayor envergadura. También genera temor que la actual crisis sea una inexorable señal de que la colectividad inició su camino hacia el fin.

Nadie discute que las últimas semanas han sido malas para el PPD y que fue su turno de atravesar la noche oscura. En un pestañeo pasaron de la sonada salida de Auth del partido –acusando el clientelismo que impone el senador Guido Girardi– al escándalo de tener a su alcaldesa estrella y ex presidenta de la tienda, Carolina Tohá, en el ojo del huracán, salpicada por las investigaciones al financiamiento irregular de la política.

La bomba que lanzó Auth no fue menor. “El partido que quiere ser hoy día es otro distinto al que yo concurrí a formar. Es completamente distinto a ese esfuerzo que encabezó Ricardo Lagos de constituir una socialdemocracia libertaria, moderna (…) es un partido que tiene un controlador principal y un par de accionistas minoritarios a los cuales este controlador sube a la micro. Prueba de eso es una elección interna sin elección, sin competencia. Esa política a mí ya me cansó definitivamente y no quiero participar de ella ni avalarla”, sentenció el 30 de abril en una entrevista a La Tercera, instancia en la que anunció su renuncia.

Desde ese día, abundan las sospechas en el partido sobre lo que hay de trasfondo en su renuncia: la intención de congraciarse con el laguismo y volver a sus orígenes en ese mundo, con miras a las presidenciales del 2017 y la chance de que el ex Mandatario sea la carta que se juegue el oficialismo, o parte de este, para intentar mantenerse en La Moneda.

En el PPD recuerdan que cuando se fundó la colectividad, Auth era parte de esa corriente interna. Luego comulgó un tiempo con la tendencia que lideraba en los años noventa Víctor Manuel Rebolledo y después fue parte –por años– del núcleo duro de Girardi, posición que le permitió llegar a la presidencia de la colectividad.

En el PPD se tomó nota no solo de las palabras de Auth sino también del gesto que tuvo Lagos Escobar con el diputado. Lo llamó ese mismo fin de semana y lanzó un incendiario Twitter comulgando con las críticas del parlamentario: “La renuncia de Pepe Auth obliga al PPD a volver a sus principios como un partido plural y transparente. Basta de clientelismo en la política”, sentenció en su cuenta pública.

Sus palabras no cayeron muy bien internamente y desataron las sospechas de una operación de alto nivel –explicaron– con miras a intentar golpear políticamente a Girardi, empujar una suerte de quiebre interno y tratar –en la medida de lo posible– de aislar al poderoso senador. La intención sería –agregaron– que una eventual candidatura del ex Mandatario no tenga como columna vertebral al PPD de Girardi –quien ejerce un férreo liderazgo interno y con quien Lagos Escobar ha tenido una gran distancia–, sino que dicho soporte sea el llamado eje histórico de la Concertación: el PS y la DC.

Desde el año pasado es sabido que en ambos partidos hay sectores internos decididos a apoyar la candidatura del ex Presidente, especialmente los que comulgan más con el partido del orden que con la actual Nueva Mayoría, aquellos que ven en Lagos la única chance real de no perder La Moneda e imprimir un sello de estabilidad, luego de los turbulentos últimos dos años, donde toda la clase política ha sido sacudida por la crisis de credibilidad debido la oscura relación entre la política y el dinero. Los mismos que no se sienten tan cómodos en las lógicas, discurso, estilos e integrantes de la Nueva Mayoría y que con nostalgia recuerdan los años de gloria de la Concertación.

Desde el PPD aseguran que muchos en el PS y la DC están contentos con el debilitamiento que experimenta la colectividad y que la apuesta de este partido del orden es ser la base de la opción Lagos 2017 desde un principio. Esto último, para influir directamente en su propuesta programática y que sea menos reformista que la que podría impulsar la retroexcavadora del PPD y el resto de la Nueva Mayoría.

En esa lógica, afirman que la intención en algunos sectores de la falange sería no repetir el error que tuvieron en las elecciones del 2013, cuando compitieron en las primarias contra Michelle Bachelet con Claudio Orrego, gallito en el que quedaron en tercer lugar y los hizo subirse tarde a la definición del programa de Gobierno.

Además de las palabras de Lagos, hubo otro hecho que alimentó internamente las sospechas acerca de una operación. Solo días después de su pública renuncia, Auth apareció el 6 de mayo como uno de los comentaristas en el lanzamiento del último libro del ex ministro concertacionista José Joaquín Brunner, que curiosamente se llama Nueva Mayoría. Fin de una ilusión, cita a la que llegaron conspicuos exponentes del partido del orden: el ex Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, los ex ministros Eduardo Aninat, Mariana Aylwin, Alejandro Foxley, Sergio Bitar, Edmundo Pérez-Yoma, José Pablo Arellano, Alejandro Jadresic y el ex presidente de la DC, Gutenberg Martínez.

Durante su exposición, el diputado Auth afirmó que en su libro “Brunner da forma a nuestros miedos. Cuando Brunner les da forma a esos temores, tiende a contribuir, ya no se convierten en temores, sino más bien en un desafío a superar. El capítulo de la confusión de los malestares es magistral (…) mis párrafos preferidos son aquellos en que hace un análisis de la inconsistencia del realismo sin renuncia. Nos muestra lo que hay y lo que no hay bajo la fórmula de realismo sin renuncia. Nos habla de la trampa de la gratuidad universal en la educación superior. El capítulo que más me remeció, fue donde hace una detallada comparación entre la Concertación y la Nueva Mayoría. Nos habla de la pérdida de la obsesión por que cada propuesta esté acompañada siempre por un respaldo mayoritario”.

Al filtrar los siete correos electrónicos enviados entre mayo del 2011 y febrero del 2012 que comprobaban los pagos de SQM al PPD, a través de la corporación Chile Ambiente y la fundación Innovación y Democracia, se terminó perjudicando, sin pensarlo, a la alcaldesa Tohá, una de las figuras del partido más cercanas al ex Mandatario. “Fue un búmeran, se les devolvió”, agregaron en la colectividad.

La guinda de la torta a ojos de muchos PPD fue la coincidencia de que a solo días de la renuncia de Auth del partido, se filtrara a La Tercera el informe que la PDI preparó sobre los recursos entregados por SQM al partido y son pocos los que dan crédito a que eso fuera producto de una casualidad. Es más, se sospecha que la declaración del ex jefe de administración y finanzas del PPD hasta 2012, Sergio Ortega, apuntaba directamente a golpear a Girardi. Esto, porque en la referida declaración ante Investigaciones aseguró que la relación del PPD con la ONG Chile Ambiente –investigada por facturas a Soquimich– se gestó como una orden partidaria para respaldar al senador por Santiago Oriente.

Consultado por El Mostrador sobre su participación o incidencia en alguna operación o estrategia para desestabilizar a Guido Girardi, el ahora ex diputado del PPD, Pepe Auth, señaló que no tiene “interés alguno de comentar delirantes teorías conspirativas y todo eso, que son típicas del asedio, de la sensación de acorralamiento y de desesperación".

Además, Auth dijo que tiene "un texto escrito a propósito del 28° aniversario del PPD, donde digo más o menos las mismas cosas que digo en mi carta de despedida a los militantes y las razones por las que me voy son suficientemente conocidas y no tienen nada que ver con los últimos acontecimientos que afectan al PPD. Por supuesto, uno de los elementos es un excesivo relajamiento de los umbrales éticos y que aquí también se está expresando. Pero pensar que la decisión de alguien que estuvo 28 años en un partido se puede orientar para focalizar un daño específico a otra persona, con la que por lo demás no tengo ningún problema personal, y tengo más bien una relación muy antigua, es completamente delirante. Es la típica ceguera cognitiva que lleva a algunos a equivocar el foco en vez de hacerse cargo de los problemas que los afectan... intentan dibujar escenarios de conspiraciones como si no hubiera un problema de sentido de la existencia del PPD, de la identidad del PPD y de la proyección del PPD. A eso debieran dedicar sus energías, en vez de andar inventando conspiraciones", recalcó. 

Error de cálculo

Nadie se atreve a acusar tal operación en público. Incluso desde el propio girardismo tratan de esquivar el tema. Sin embargo, con el correr de los días, sí hay convencimientos de que en la última parte del plan sus gestores cometieron un error de cálculo. Al filtrar los siete correos electrónicos enviados entre mayo del 2011 y febrero del 2012 –que comprobaban los pagos de SQM al PPD, a través de la corporación Chile Ambiente y la fundación Innovación y Democracia– se terminó perjudicando, sin pensarlo, a la alcaldesa Tohá, una de las figuras del partido más cercanas al ex Mandatario. “Fue un búmeran, se les devolvió”, agregaron en la colectividad.

Es que después que estalló públicamente la información, el ex director ejecutivo de Chile Ambiente, Patricio Rodrigo –quien renunció al PPD en 2012–, salió a defenderse en los medios de comunicación, corroboró el contenido del informe de la PDI y responsabilizó directamente a la mesa directiva que tenía el partido en esa época y que era encabezada por Tohá, quien ha atravesado tensos días desde entonces, a pesar del apoyo tanto público como privado de Girardi y su colectividad.

Después de varios días de silencio, mientras desde la Nueva Mayoría se le pedía públicamente explicaciones y se puso en tela de juicio su candidatura a la reelección, la alcaldesa Tohá salió ayer al paso de la situación. "Son hechos de los cuales yo no participé y lo han dicho todos los que han declarado en este caso. Sin embargo, yo era la presidenta del PPD y así como no participé directamente de esos hechos, si digo que soy responsable, como somos responsables todos los que estamos en política, es por no haber tenido una manera de evitar que estas cosas pasaran (…). Y esa responsabilidad la quiero asumir, no voy a pararme aquí a señalar con el dedo a unos y otros. Quiero ser parte de la solución, no le endosemos a la Fiscalía la tarea de transformar la política ", sentenció.

Sin embargo, a pesar de sus palabras, hasta ayer el clima en la bancada de diputados no era el mejor. Lo que más se repitió esta semana entre los parlamentarios es que el tema no pasa exclusivamente por lo estrictamente legal, sino que la vinculación del partido con SQM es un problema ético-político, porque representa “un golpe tremendo” para la colectividad, ya que quedar públicamente como “financiados por el yerno de Pinochet” – aludiendo al dueño de SQM, Julio Ponce Lerou– genera una situación interna compleja, muy dura para los militantes de base.

Por lo mismo, hay temor en el PPD a que eso se vea reflejado en las elecciones internas del domingo con una baja participación y, en consecuencia, que el proceso de refichaje –que se realizará en paralelo con los que voten– no sea exitoso, debilitando a la colectividad. Si se considera que Revolución Democrática se inscribió hace dos semanas como partido ante el Servel con 10 mil firmas, en el PPD reconocen que un umbral de votación menor que eso sería “una muy mala señal”.

En el PPD algunos ya hablan de que el partido tiene fecha de vencimiento en el mediano plazo, que es alto el riesgo de tener que enfrentar un proceso de desafiliación, renuncias y alejamientos a todo nivel o que, ante la debilidad, termine buscando algún tipo de fusión con otras fuerzas. Otros descartan tajantemente que esta crisis sea terminal y recalcan que el partido es fundamental para que una nueva aventura de Lagos Escobar hacia La Moneda tenga éxito y añaden que eso pasa, además, guste o no, por la venia de Girardi.

En el girardismo aseguran que la tarea inmediata de la nueva mesa que dirigirá Navarrete será dar señales de mayores filtros de probidad, establecer primarias para todos los cargos y poner el acento en que los parlamentarios del PPD no han apoyado iniciativas que beneficiaran a SQM.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV