domingo, 24 de octubre de 2021 Actualizado a las 12:16

Según documento al que tuvo acceso El Mostrador

Pese a debacle financiera Isapre Masvida aumentó traspaso de fondos a empresas relacionadas

por 26 octubre, 2016

Pese a debacle financiera Isapre Masvida aumentó traspaso de fondos a empresas relacionadas
En medio de la búsqueda de un socio estratégico –que se concretó el viernes pasado– y de informes que hablaban de serios problemas de solvencia, la aseguradora privada aumentó el traslado de fondos, superando el patrimonio de la isapre, al pasar del 121% en diciembre de 2015 al 132% en junio de 2016. El único freno que tuvo fue la, hasta ahora, desconocida instrucción de la Superintendencia de Salud, que la obligó a terminar con el trasvase de recursos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Corría marzo de este año e Isapre MasVida entregaba a la Superintendencia de Salud un importante anuncio: la aseguradora estaba en búsqueda de un socio estratégico, medida que iba de la mano con problemas económicos que enfrentaba la compañía que alcanza el 16% del mercado de afiliados.

Tres meses después, la superintendencia publicaba un informe que concluía que, junto a Consalud, MasVida cumplía al límite los estándares legales de solvencia que se exigen a las isapres y que garantizan que puedan proyectar su negocio en el tiempo, cumpliendo sus obligaciones financieras.

Para MasVida la situación tenía mayor complejidad que para Consalud, que cuenta con la poderosa Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en su propiedad, versus el grupo de cerca de 6.500 médicos dueños de la primera.

A pesar de este escenario, y contra toda lógica, en vez de paralizar o disminuir el traspaso de patrimonio por parte de MasVida a empresas relacionadas que forman parte del mismo holding –que, entre otras, cuenta con una red de 10 clínicas a lo largo del país– este traspaso fue aumentando.

Así lo consigna una circular emitida por el organismo público el 22 de agosto, en la que instruía a la isapre a que frenase estos traspasos.

Entre los argumentos para esta medida –que hasta ahora había permanecido en la más absoluta reserva y que fue acatada por la compañía– se encuentra que “el aumento sostenido de las cuentas por cobrar a empresas relacionadas ha significado que a junio de 2016 la isapre ha traspasado a dichas empresas un monto total de M$92.897.991, de los cuales M$13.690.841 fueron traspasados durante el primer semestre de este año”.

El documento agrega que “lo anterior se refleja en que el activo neto relacionado (cuentas por cobrar menos cuentas por pagar a empresas relacionadas) supera el patrimonio de la isapre, pasando del 121% en diciembre de 2015 al 132% en junio de 2016”.

Según explican fuentes conocedoras del tema, los movimientos de parte de MasVida, ascendentes a más de 92 mil millones de pesos, “son cuentas que van girando, porque sus traspasos funcionan mediante cuentas corrientes mercantiles –contrato celebrado en dos partes en que existe una relación continua de negocios–. Lo que empezó a ocurrir es que de cifras normales, estas empezaron poco a poco a crecer. Lo que en el fondo implicaba un traspaso equivalente a prácticamente todo el patrimonio de la isapre a empresas relacionadas”.

Las mismas fuentes detallan que, en la práctica, la deuda de MV Financial –que tiene como objeto “la gestión de servicios financieros, administración de Fondos de Inversión privados y arriendos de maquinarias y equipos”, según detalla la Memoria Anual de Empresas Masvida 2015– con la isapre creció a porcentajes insostenibles, lo que implica un “riesgo muy alto para la isapre. Se puede graficar con lo que pasó en su momento con Inverlink: habían traspasado prácticamente todo el patrimonio de su isapre Vida Plena a Inverlink. Cuando a Inverlink empieza a trancársele la rueda, ese activo que tiene la isapre en el fondo se licúa, porque no tiene capacidad de recuperarlo. Si ese activo es muy alto, o todo el patrimonio está comprometido ahí, si algo pasa con el holding y empieza a verse dificultado, el riesgo financiero es de la isapre”.

Riesgo que puede terminar perjudicando a sus usuarios.

Sin contratos, pagarés ni garantías

La instrucción a MasVida de la institución liderada por Sebastián Pavlovic, fue clara: “Con el objeto de salvaguardar el cumplimiento de las obligaciones legales y contractuales con los beneficiarios, se instruye a esa isapre que a contar de la notificación del presente oficio deberá abstenerse de traspasar bajo cualquier modalidad o condición nuevos fondos a sus empresas relacionadas, lo que se mantendrá mientras esta Superintendencia no indique lo contrario”.

La decisión del ente regulador se basó en diversos aspectos de su situación financiera, concluyendo que “la isapre ha traspasado una importante cantidad de fondos a sus empresas relacionadas, incluso en un monto mayor a su patrimonio, careciendo de contratos, pagarés, garantías, formalidades mínimas como montos, tasas de interés, fechas de pago, etc. Destinando dichos montos a cubrir necesidades de flujos de caja de las respectivas sociedades, afectando a la isapre su propia situación de liquidez y tener que pedir préstamos de corto plazo para financiarse”.

La decisión de la superintendencia se basó en diversos aspectos de su situación financiera, concluyendo que “la isapre ha traspasado una importante cantidad de fondos a sus empresas relacionadas, incluso en un monto mayor a su patrimonio, careciendo de contratos, pagarés, garantías, formalidades mínimas como montos, tasas de interés, fechas de pago, etc. Destinando dichos montos a cubrir necesidades de flujos de caja de las respectivas sociedades, afectando a la isapre su propia situación de liquidez y tener que pedir préstamos de corto plazo para financiarse”.

Es así como, según señala el documento, los resultados de MasVida “han disminuido significativamente durante el presente año, afectando la posición financiera de la institución, pasando de una utilidad de M$ 4.313.993 al primer semestre de 2015, a una M$1.429.865 al mismo período de 2016”. O sea, una reducción del 66,9%.

En el análisis razonado de estados financieros al 31 de mayo de 2016, la isapre afirma textualmente que “cuentas por cobrar y pagar a entidades relacionadas netos, entre cuentas por cobrar y pagar, aumentaron en un 9% neto respecto del año anterior, por efectos de aumento en prepagos entregados a clínicas relacionadas de Isapre Masvida como una forma de apoyar a sus relacionadas con flujos de cajas”.

El 29 de febrero pasado, un informe de la consultora Ernst & Young (EY), solicitado por la superintendencia del sector, respecto de las cuentas por cobrar y transacciones con empresas relacionadas, verificaba la inexistencia de contratos o documentos afines, como pagarés, “donde se puedan observar las condiciones de la deuda, monto, moneda, tasa de interés, cuotas, garantías, fechas de pago, etc”.

Además, detallaba que no se constataron evidencias de la existencia de “garantías otorgadas respecto de los préstamos, prepagos y otras cuentas por cobrar que mantiene Isapre Masvida S.A. al 31 de diciembre de 2015”.

Por otra parte, EY concluía que “menos del 40% de las cuentas por cobrar asociadas a préstamos corresponden a transacciones del ejercicio 2015. El saldo restante son deudas que provienen en su mayoría de los años 2014 y 2013. Sin perjuicio de lo anterior, se registra una cuenta por cobrar con Empresas MasVida S.A. por un préstamo otorgado el 2008 por 59.090,1 UF ('Cenmedia') equivalente al 5%”.

Por otra parte, los préstamos otorgados en su mayoría a MV Financial Service Group, “son pactados bajo la modalidad de ‘una cuota’, donde de forma mensual se reajustan por los intereses devengados, los cuales se van acumulando al valor del capital. Se evidenció que no existe abono parcial de los préstamos ni tampoco cancelación de cuotas de interés (pago de sólo interés)”.

En medio de todo el desbarajuste financiero, salió a la luz, tal como publicó El Mostrador, un millonario fraude al interior del holding, que le habría ocasionado un daño patrimonial por más de 2 mil millones de pesos y que habría sido protagonizado por el ex gerente general de Clínica Las Lilas,. junto a otros altos ejecutivos.

Este medio intentó obtener una versión de Isapre MasVida sobre el congelamiento de montos, pero no hubo respuesta.

En tanto, desde la superintendencia también declinaron referirse al tema.

Reflejo de integración vertical

El viernes pasado y luego de un proceso de negociación que fue extendido a mediados de septiembre, se definió la venta del 55% de MasVida al fondo de inversión de Raúl Sotomayor y Norberto Morita, Southern Cross. La operación, que se valoró en US$ 90 millones –US$ 10 millones menos que lo que se calculaba inicialmente– fue el salvataje que necesitaba la empresa.

De acuerdo a fuentes relacionadas con el sector, si bien esta maniobra aleja de la línea de una eventual quiebra a la compañía, lo sucedido enciende las alarmas y la necesidad “de revisar el marco regulatorio”.

Este masivo traspaso de fondos evidencia la existencia de integración vertical en el sector. Porque, aunque la ley es clara al señalar que el objeto exclusivo de las aseguradoras de salud privadas es financiar las prestaciones y beneficios de los afiliados, la amplia red del millonario negocio se extiende mucho más allá, abarcando a clínicas, centros de salud y laboratorios. La fórmula es que el arme y desarme de asociaciones de propiedades no se hace directamente, sino que a través de otras empresas, pero vinculadas a los mismos dueños.

Al respecto, las mismas fuentes señalan que “no es relevante solo que los equipos ejecutivos de la isapre y de prestadores no sean los mismos, que eso ya está vigente por ley, sino cómo se evita que esos mismos después se encuentren en el directorio o en el equipo ejecutivo del holding, donde hay un riesgo de que no se protejan adecuadamente los intereses de la isapre y, finalmente, implica la protección de los intereses de los usuarios de esa isapre”.

Para el miembro de la comisión asesora presidencial sobre isapres que entregó su informe final en 2014, Andras Uthoff, efectivamente el masivo traspaso de fondos de MasVida a sus empresas relacionadas “representa la existencia de integración vertical, rebeldía de parte del regulado y, en definitiva, ineficiencias en la asignación de recursos en un sector tan importante como el de la protección del consumidor en sus gastos de salud”.

El economista considera que la restricción de traspaso de fondos es una señal de “que la superintendencia está cumpliendo su rol de advertir comportamientos contra la norma, que no existe autorregulación, y que esta debe ser impuesta y supervisada permanentemente por el regulador. O sea que la mano invisible del mercado no es apropiada en este caso”. En su opinión “se confunden los equilibrios financieros propios de la función del aseguramiento con otros que pueden deberse e ineficiencias en proveedores relacionados, atribuyendo a la primera el desequilibrio y, por ende, el cobro de primas mayores, afectando al afiliado”.

Desde comienzos de este año existe un borrador de ley basado en las recomendaciones de la comisión que fue presidida por Camilo Cid, pero que aún no ha sido enviado al Congreso.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV