domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 20:11

PAÍS

Cubillos saca nota roja en primera cuenta pública ante parlamentarios

por 19 marzo, 2019

Cubillos saca nota roja en primera cuenta pública ante parlamentarios
La mandamás del Mineduc fue criticada por la oposición y diversos actores de la educación tras su primera cuenta pública ante las comisiones unidas de Educación de la Cámara y el Senado. La ministra solo habló del proceso de Nueva Educación Pública, que ha sido flanco de cuestionamientos debido a errores y falta de dirección en su implementación. Incómoda con las preguntas, al terminar la sesión la secretaria de Estado sacó el dardo favorito de la administración piñerista: explicar los problemas y errores... culpando al Gobierno anterior.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La semana arrancó agitada para la ministra de Educación, Marcela Cubillos, quien llegó hasta la sede del Congreso Nacional en Santiago para rendir su primera cuenta pública frente a una comisión conjunta entre senadores y diputados. Una invitación que fue acogida a “regañadientes”, destacaron desde el Congreso, ya que la titular del Mineduc se habría excusado en tres ocasiones anteriores, instancias en las que envió al subsecretario Raúl Figueroa.

Finalmente, ayer llegó a la cita, pero Cubillos se ciñó a lo expresado en la citación: solo se refirió al proceso de implementación del Sistema de Educación Pública (Ley 21.040) y dejó para “otra ocasión” las preguntas sobre el reingreso del proyecto “Admisión Justa”, como aquellas referidas a los costos de la gira promocional de dicha iniciativa que hizo durante el verano.

Una omisión que fue criticada por los parlamentarios de oposición y representantes gremiales que asistieron a la sesión. “Hoy hemos escuchado un pobre balance”, señaló la senadora DC y hasta ayer presidenta de la comisión, Yasna Provoste, mientras que desde el Colegio de Profesores aseguraron que quedaron “frustrados” con la cuenta pública de la ministra.

Durante 45 minutos, Cubillos expuso los compromisos y avances del nuevo sistema, rindió cuenta de la instalación de los nuevos Servicios Locales, que reemplazan a las municipalidades en la administración de los colegios públicos y respondió algunas preguntas de los parlamentarios presentes. Las críticas se las dejó a Figueroa, quien estuvo a su lado durante toda la sesión, junto a la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro.

Las preguntas eran diversas, desde por qué aún no se nombra a un nuevo jefe en la Dirección de Educación Pública, pasando por el error de asignación del bono de incentivo al retiro docente, que dejó a 600 profesores en lista de espera, hasta la duda de por qué no se ha saldado la deuda de $11 mil millones en imposiciones impagas a los docentes de la comuna de Cerro Navia, que dependen del servicio de Barrancas, situación que fue denunciada desde principios del 2018.

“Durante todo el año 2018 –al menos hasta el 30 de noviembre, que es prácticamente todo el año– la educación pública, tanto a nivel central como a nivel de servicios locales, estuvo dirigida por las mismas autoridades que fueron designadas por la Presidenta Bachelet, tres meses antes de dejar el cargo. Nosotros, como ministros de Estado, lo que hemos hecho es venir a dar cuenta de esa gestión y, al mismo tiempo, confirmar nuestro compromiso en la educación pública”, se defendió Cubillos al salir de la sesión.

Los cuestionamientos pusieron incómoda a la secretaria de Estado, quien trató de salir del paso destacando la importancia que la educación pública tiene para el Gobierno de Sebastián Piñera y afirmando que “la implementación de esta ley es un gran desafío”. Justificó las demoras con las altas exigencias administrativas y requisitos para los cargos que detalla la Ley 21.040 e hizo hincapié en que la “nueva estructura permite poner lo pedagógico en el centro del Servicio Local”.

Ese tono fue en la Sala, porque al salir de allí Cubillos lanzó el dardo preferido de la administración piñerista: culpar al Gobierno anterior de los problemas actuales, en este caso, arguyendo que la dirección del Sistema de Nueva Educación Pública estuvo a cargo de Rodrigo Egaña, quien fue nombrado por la expresidenta Michelle Bachelet. “Durante todo el año 2018 –al menos hasta el 30 de noviembre, que es prácticamente todo el año– la educación pública, tanto a nivel central como a nivel de servicios locales, estuvo dirigida por las mismas autoridades que fueron designadas por la Presidenta Bachelet, tres meses antes de dejar el cargo. Nosotros, como ministros de Estado, lo que hemos hecho es venir a dar cuenta de esa gestión y, al mismo tiempo, confirmar nuestro compromiso en la educación pública”, se defendió Cubillos al salir de la sesión.

Un “golpe bajo”, según los parlamentarios de oposición, ya que en su exposición Cubillos no se refirió a los cargos nombrados por Bachelet, sino que se centró en poner el acento en el objetivo de tener al menos un Liceo Bicentenario en cada uno de los 70 servicios locales, como muestra del compromiso con la educación pública por parte del actual Gobierno.

Las irregularidades

No han sido semanas tranquilas para la titular del Mineduc. La Contraloría investiga la “gira evangelizadora” que hizo para dar a conocer el proyecto de “Admisión Justa” y, de paso, los funcionarios del Mineduc se han declarado en pie de guerra, tanto así, que el viernes pasado desplegaron un lienzo desde el edificio del ministerio en el que pedían la renuncia de Cubillos.

Por eso, sortear el interrogatorio parlamentario por la implementación del nuevo Sistema de Educación Pública era una prueba para la titular de la cartera de Educación. Sin embargo, inevitablemente, en la instancia salieron a la luz una serie de irregularidades, compromisos impagos y problemas de implementación que causaron molestia en la ministra, quien tras hora y media de sesión comenzó a hacerles señas a los parlamentarios del oficialismo para que cortaran el debate.

El alcalde de Cerro Navia, Mauro Tamayo, pidió que se salden los más de $11 mil millones de deuda por imposiciones impagas a docentes que asumió el Servicio Local de Barrancas al absorber los colegios municipales de su sector. El subsecretario Figueroa explicó que, tras la primera auditoría, se realizó una nueva revisión, tras la cual no se obtuvo un cálculo final para la deuda, razón por la que se está intentando cuantificar, junto con las superintendencias de Pensiones y de Salud, el monto final. Sin este cálculo, el Servicio Local de Barrancas no puede pagar la deuda.

La diputada PPD Cristina Girardi –hasta ayer presidenta de la comisión de Educación de la Cámara– recalcó que “es el ministerio el que debe proveer los recursos para pagar esta deuda. Es todo el Servicio de Barrancas el que presenta una deuda que está principalmente radicada en Cerro Navia. El Mineduc dice que todavía, tras prácticamente dos años desde que aplicamos la ley, no saben cómo se conforma esta deuda. Ellos han hecho auditoría sobre auditoría, pero parece que son tan malos los auditores que todavía no logran determinar la deuda”.

Agregó que “los servicios locales han estado trabajando prácticamente solos, sin ningún apoyo por parte del Ejecutivo. Y cuando me refiero al Ejecutivo no me refiero a Rodrigo Egaña, me refiero al ministerio como responsable de la Educación Pública. Ya no hay alcaldes para echarles la culpa, si los servicios tienen problemas el responsable ahora es el ministerio. El ministerio ha abandonado”.

La diputada PC Camila Vallejo destacó el error de asignación del bono de incentivo al retiro, que se otorgó a 1.500 docentes a principios de febrero, pero tuvo que ser retirado a 600, luego que en la Dirección de Educación Pública (DEP) identificaran un yerro en dichas asignaciones. Según explicó el subsecretario Figueroa, el problema fue resuelto rápidamente y se debió a un error en el ingreso de las edades y sexo de los y las docentes.

La parlamentaria comunista pidió explicaciones ante la ausencia de directivos en los principales cargos que llevan a cabo el proceso de desmunicipalización, ya que hace cuatro meses que las direcciones locales y la dirección nacional son dirigidas por subrogantes, como por ejemplo el servicio de Barrancas, añadió Vallejo, que, además de la gran deuda, ha tenido que cambiar tres veces de director y todavía tiene un subrogante a su mando.

Cubillos recalcó que los servicios no están abandonados y Figueroa explicó que actualmente están en proceso los nuevos concursos públicos para nombrar a los directores o directoras de servicio; además, este domingo 17 de marzo en la noche se abrió el concurso público para el cargo de Director Nacional de Educación Pública.

Reprobada

Para la oposición y distintos actores de la educación pública, las razones esgrimidas por la ministra son más que insuficientes, tanto así que, tras la sesión, algunos funcionarios del propio ministerio salieron con rostros de preocupación. “Como Colegio de Profesores nos vamos profundamente frustrados de esta cuenta pública que hace la ministra”, expresó el presidente del gremio, Mario Aguilar.

El profesor señaló que “nos parece preocupante que la ministra normalice el sistema de nombramiento de subrogantes como una cuestión permanente, cuando se le pregunta dice que ha habido subrogantes, por lo tanto, está todo funcionando normalmente, pero no es normal que se funcione con subrogante. Llevamos cuatro meses desde que renunció el director antiguo y no han nombrado a nadie. Eso retarda la estrategia nacional de la Educación Pública”, enfatizó.

En “Huasco hay colegios en paro por las condiciones de trabajo y la Corte de Apelaciones de Atacama determinó el cierre de colegios porque había gases explosivos y la ministra no es capaz de responder ante eso”, puntualizó el dirigente.

El senador PS Carlos Montes sostuvo que “esperaba una mirada más transversal de la cuenta pública. Una reforma de esta envergadura necesitaba un acuerdo político mayor, más allá de un botín para un sector”. El presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD), recalcó que no ve “una estrategia clara para la educación pública y nos interesaba saber saber todas las proyecciones que se tienen”.

Finalmente, la senadora Provoste lamentó que “este haya sido un año perdido para la educación pública, por lo mismo, queremos hacer un llamado para que, junto a todos los actores en el territorio, podamos hacer un mayor esfuerzo para revitalizar esta educación que nos pertenece a todos. Una educación que habla de una mayor cohesión social y que este Gobierno tiene tan abandonada”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV