martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:59

PAÍS

Mañalich sigue sumando problemas: correos de actual jefa de Planificación Sanitaria revelan que asesores de La Moneda participaron en los informes modificados sobre el COVID-19

por 8 octubre, 2020

Mañalich sigue sumando problemas: correos de actual jefa de Planificación Sanitaria revelan que asesores de La Moneda participaron en los informes modificados sobre el COVID-19

Crédito: ATON

El medio Ciper reveló una serie de correos de la actual jefa de la División de Planificación Sanitaria del Minsal, Johanna Acevedo, que confirman la existencia de un conteo paralelo del gabinete del entonces ministro Jaime Mañalich de las cifras del COVID-19, donde se rebajaba la cifra diaria de contagiados, tal como había adelantado en su declaración a la Fiscalía. La versión cuadra con lo señalado ante los fiscales por la exjefa de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud (Minsal), Andrea Albagli Iruretagoyena, quien denunció que les pidieron derechamente “manipular la base de datos” de la pandemia. Pero además los mails de Acevedo dan cuenta de la intervención de asesores de confianza de la Presidencia en la elaboración de los reportes con las cifras intervenidas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La exjefa de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud (Minsal), Andrea Albagli Iruretagoyena, en su declaración del pasado 30 de septiembre al Ministerio Público, ya la había mencionado. Es que el papel que tenía dentro de la cartera de Salud la jefa de la División de Planificación Sanitaria, Johanna Acevedo, en el combate de la pandemia del COVID-19 en Chile, era clave porque ella manejaba las cifras de contagios diarios y fallecidos.

Por eso, no fue extraño que Acevedo haya declarado ante Fiscalía en el marco de la investigación por una presunta diseminación imprudente de gérmenes patógenos en medio de la pandemia del COVID-19 en Chile, en la que están querellados el Presidente Sebastián Piñera, el exministro de Salud Jaime Mañalich y otras autoridades.

Su testimonio, que fue revelado el pasado 21 de septiembre por T13, también incluía una versión similar a lo denunciado por Albagli Iruretagoyena, en el sentido que "el ministro (Jaime Mañalich) informaba con un sistema desconocido para nosotros, paralelo” y además solicitaba “borrar los últimos registros para hacerlo calzar”.

“Hasta el día 19 de mayo ella (la jefa de gabinete de Mañalich, Itziar Linazasoro) hacía el informe público y me lo mandaba a mí, y yo tenía que verificar que estuviera ok, y ajustar los datos de los informes epidemiológicos a lo que ella anunciaba”, declaró Acevedo ante la Fiscalía, asegurando que en los informes epidemiológicos preparados por especialistas del Minsal la cifra de contagiados debía “ajustarse” para calzar con las comunicadas a diario por el exministro Mañalich, cuyo gabinete llevaba un conteo paralelo.

Los correos de Acevedo

Ahora, el medio Ciper reveló la existencia de correos electrónicos en donde Acevedo alertaba diferencias en las cifras entregadas públicamente con los números que manejaba el Departamento de Epidemiología del ministerio, área bajo su responsabilidad.

En el correo electrónico, Acevedo le dice a la entonces jefa de gabinete de Mañalich, Itziar Linazasoro, quien es una de las autoridades investigadas: “Dejo en copia los casos total de Epivigila (software del Minsal donde se registran los contagios reportados por médicos y las seremi) de ayer, que sumaban 90 casos más que los reportados hoy am”. La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien también es investigada, estaba copiada entre los destinatarios del correo. Ese día, se habían confirmado 2.060 casos, mientras que Mañalich había informado al país durante esa mañana que la cifra llegaba a 8.869.

En su declaración ante Fiscalía, Acevedo afirmó que los informes "tenían que ser consistentes con lo reportado por la autoridad. Yo señalaba que siempre informé todo a la autoridad, en lo interno, pero los informes epidemiológicos publicados tenían que ser consistentes con la información que el ministro anunciaba en la cuenta pública”.

Los criterios de Mañalich

Esta diferencia de cifras fue resuelta el 19 de mayo. Sin embargo, eso no implicó que se transparentara la cifra real de contagiados que llevaba su departamento. “La reportería pública seguía ciertos criterios para poder informar un caso. Exigía que la persona estuviera notificada, que estuviera cambiado de estado desde sospechoso a confirmado (en el sistema Epivigila). Esos dos criterios para informar un caso. Además, pedía respaldo de PCR (examen que detecta el virus en el organismo)”, dijo Acevedo.

Debido a estos criterios, "la brecha se generó en sujetos con PCR positivo sin que hayan cambiado el estado (de 'sospechoso' a 'confirmado' en Epivigila), o PCR positivos no notificados (también en Epivigila)”, agregó Acevedo.

A pesar de que no todos los casos eran comunicados por Mañalich, Acevedo dijo que para ella "era importante dejar una constancia diariamente, incluyendo la información completa, de todos los nuevos contagiados por COVID-19. Entiendo que mi responsabilidad es levantar la información completa a la autoridad”. Por eso, envió una serie de correos a Mañalich, Paula Daza, Itziar Linazasoro y a Rafael Araos.

Por ejemplo, uno cifrado del 26 de mayo tenía adjunto un archivo donde se especifica el número de casos de contagiados por COVID que no se estaba dando a conocer públicamente, región por región.

Fuente: Ciper Chile.

La "mano" de Presidencia

El día que se terminó el conteo paralelo de Mañalich, llegaron al Minsal dos asesores de La Moneda. Entre ellos, Pablo Eguiguren, asesor de confianza de la Presidencia. Ellos llegaron a participar de la elaboración de los reportes. Así, el domingo 24 de mayo Acevedo mandó su informe diario con el total de nuevos contagiados, pero tres horas y veinte minutos después volvió a enviar el archivo, ahora con el siguiente mensaje: Se adjunta informe diario elaborado por presidencia con apoyo de EPI”.

Fuente: Ciper Chile

El 20 de mayo también se elaboró un informe en conjunto con asesores de la Presidencia. El asunto de ese día decía: “Adjunto informe diario parte 1, elaborado en conjunto con presidencia”.

Esta situación también se vivía en el conteo de fallecidos. Según Acevedo, esto ocurrió porque Mañalich utilizó un método que no se ajustaba al proceso habitual, aunque no detalló cómo se generaba esa información. “Hubo varias metodologías. La primera de Mañalich generó una brecha con respecto a la reportería que nosotros llevábamos, después se elaboró un sistema diferente de cruzar bases de Registro Civil con laboratorio, pero tampoco corresponde a la forma correcta, porque hay un proceso de recodificación de la causa de muerte que hace DEIS más allá del resultado de PCR, por si esa muerte no es atribuible al COVID”, explicó.

Esta versión de Acevedo incluso choca con lo dicho por el mismo Mañalich el pasado 5 de octubre en entrevista con T13. Ese día, el extitular del Minsal afirmó que no recordaba haber recibido un mail de Acevedo notificándole diferencias entre los contagiados contados por Epidemiología y los registrados por su gabinete. “Lo que sí recuerdo es que nosotros a ella (Johanna Acevedo) le dijimos ‘muchas gracias por sus servicios, vaya a este puesto ahora, pero ahora el señor Araos (Rafael Araos que reemplazó a Acevedo en el Departamento de Epidemiología) va a ofrecernos un programa de mejoría de lo que estamos haciendo y vamos a tomar lo que él nos sugiera’”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV