martes, 20 de abril de 2021 Actualizado a las 21:58

El “ninguneo” del presidente del Consejo Asesor de LyD hacia Boric y todos los parlamentarios

por 25 marzo, 2021

El “ninguneo” del presidente del Consejo Asesor de LyD hacia Boric y todos los parlamentarios

Crédito: Archivo

A raíz de la propuesta del candidato presidencial Gabriel Boric, respecto a que los trabajadores de las grandes empresas tengan presencia en sus directorios, Luis Larraín se despachó un tuit señalando que “mínimo para hacer una propuesta sobre el tema es haber trabajado alguna vez”. Lo curioso del argumento de Larraín es que desliza que la labor parlamentaria no es sinónimo de trabajo y, además, representa un ninguneo hacia un oficio político gracias al cual, precisamente, Libertad y Desarrollo nutre mes a mes sus arcas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El candidato presidencial de Convergencia Social y Revolución Democrática, Gabriel Boric, se estrenó en campaña con una propuesta de "igualdad de los espacios de trabajo”, que en resumen pide incorporar a trabajadores a los directorios, y que además estos tengan paridad de género en su composición.

La idea del diputado magallánico de inmediato generó rechazo en el seno de las empresas, como sucedió con las expresiones efectuadas por el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, quien tachó la propuesta como "buenista e inconducente".

Pero no solo desde el mundo empresarial emitieron críticas, sino también desde los centros de estudio e investigación proempresas, como Libertad y Desarrollo.

A través de Twitter, el presidente del Consejo Asesor de LyD, Luis Larraín, se lanzó en picada contra Boric, planteando que “lo mínimo para hacer una propuesta sobre el tema es haber trabajado alguna vez”.

Lo curioso del argumento de Larraín –al decir que el Boric diputado no trabaja– es que desliza que la labor parlamentaria, tanto de diputados como senadores en el Congreso, no es sinónimo de trabajo.

Además, representa un ninguneo hacia un oficio político gracias al cual, precisamente, Libertad y Desarrollo nutre mes a mes sus arcas. De hecho, LyD es famosa por sus asesorías a parlamentarios de la UDI e, incluso, hasta hace poco menos de un año el centro de estudios tenía oficinas propias en el Congreso, las que fueron cerradas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV